Vivir

Abre Alfonsito Take Away, una cafetería que rinde homenaje al hijo bastardo de Alfonso XII

  • Este nuevo rincón gourmet ubicado en la calle Alfonso XII ofrece café de origen, zumos naturales y pan de masa madre, entre otros productos para llevar.

La cafetería 'realfood' Alfonsito Take Away, en Alfonso XII, cuenta con algunos veladores en la calle. La cafetería 'realfood' Alfonsito Take Away, en Alfonso XII, cuenta con algunos veladores en la calle.

La cafetería 'realfood' Alfonsito Take Away, en Alfonso XII, cuenta con algunos veladores en la calle. / M. G.

La calle Alfonso XII, en pleno centro de Sevilla, estrena un nuevo local en su número 34. Abre sus puertas Alfonsito Take Away, un pequeño pero coqueto rincón para los amantes del gourmet que esconde en su fachada los secretos del hijo bastardo del rey Alfonso XII. El local, aunque cuenta con terraza donde tomar algunos de sus productos, está pensado para el servicio take away, adaptándose a las nuevas demandas de la clientela que busca bocados saludables hechos con productos de la mejor calidad.

Una cafetería de carácter realfooder ha sido la apuesta de este nuevo concepto, con productos elaborados diariamente con ingredientes frescos y de calidad, evitando los ultraprocesados. En el nuevo local se puede adquirir la repostería y el pan de La Esencia, el auténtico pan de masa madre hecho con harina molida a la piedra. En su carta también ofrecen opciones veganas con los productos de la marca Fonte. A su vez hay espacio para los celiacos en Alfonsito, ofreciendo tanto repostería como pan sin gluten de la mano de Extranatural.

Otros de sus proveedores de referencia son: la marca de café Imperiale, por el momento cuenta con dos tipos de granos: Colombia Supremo Huila, que destaca por su fragancia a chocolate y frutas maduras con notas a caramelo, y Honduras Shg, con fragancia a chocolate, caramelo, fruta, y sabor a chocolate, cítrico y caramelo. No puede faltar la Kombucha, la bebida probiótica de moda. Por último, Fritz Kola y los tés de La cabeza de la sultana son las bebidas por descubrir en Alfonsito.

Alfonsito y su historia con la realeza española

No solo es un espacio donde degustar gastronomía natural y healthy, también es un lugar donde aprender historia, y de la que no sale en los libros. Puesto que los dueños de Alfonsito han querido rendir con su proyecto un homenaje a uno de los pasajes más desconocidos de la realeza española.

Se trata de la historia nunca contada de Alfonso Sanz y Martínez de Arizala, hijo ilegitimo del rey Alfonso XII, y por tanto hermano de Alfonso XIII. En el local de Alfonsito podemos encontrar un azulejo encargado a los artistas Abel García y Pepe Domínguez, unos jóvenes sevillanos que pertenecen a la nueva generación de pintores andaluces.

En Alfonsito se encuentra un azulejo encargado a los artistas Abel García y Pepe Domínguez, unos jóvenes sevillanos que pertenecen a la nueva generación de pintores andaluces. En Alfonsito se encuentra un azulejo encargado a los artistas Abel García y Pepe Domínguez, unos jóvenes sevillanos que pertenecen a la nueva generación de pintores andaluces.

En Alfonsito se encuentra un azulejo encargado a los artistas Abel García y Pepe Domínguez, unos jóvenes sevillanos que pertenecen a la nueva generación de pintores andaluces. / M. G.

El azulejo es realmente un homenaje a los secretos reales a voces; hoy tan de moda. La historia cuenta que Alfonso XII, recién estrenada la adolescencia fue empujado por su madre Isabel II a los brazos de Elena Sanz (trece años mayor que él) para evitar que se casase con su prima María de las Mercedes (hija del duque de Montpensier, un traidor a la corona). Tuvieron una pequeña aventura amorosa pero rápidamente la cantante tuvo que ir a las Américas de gira y Alfonso se terminó casando con su prima. A los seis meses, María de las Mercedes murió de tuberculosis y Alfonso XII volvió a quedar prendado de Elena tras asistir a la ópera en la que ella actuaba. A la vez que la corona presionaba a Alfonso para casarse con Cristina de Habsburgo, con la que finalmente se desposó. Alfonso continuó viendo a Elena, quedando ella embarazada de Alfonsito, el primer hijo varón del rey; sin embargo, excluido de la sucesión a la corona por ser ilegítimo y mantenido a base de pensiones.

El mural presenta un texto escrito por Muñoz y Diezma a partir de la idea de los artistas: trasladar el encuentro de gracia entre Elena y Alfonso XII a nuestra ciudad de Sevilla y precisamente al lugar en el que se encuentra la obra. En tono jocoso y divertido se narra la aventura nocturna del rey y Elena y sus consecuencias, haciendo guiños a la historia oficial.

Acompañando al texto hay un friso en vertical que ilustra la sucesión de los hechos; a su derecha y presidiendo, se encuentra Alfonsito de cuerpo entero. Al final del texto aparece un post escriptum que rinde tributo a otro gran azulejo conocido en Sevilla, el de la plaza de San Pedro y su autor Juan Oliver, quien firmaba con un pajarito escondido en la imagen. La habladuría popular cuenta que si lo encuentras te casarás pronto; en Alfonsito todo lo contrario, si encuentras el pajarito quedas libre de nupcias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios