Vivir

Simulacro de emergencias en un atentado en Alcosa

  • Crisis Task Force 2018, de tres días de duración, reunió a más de 150 especialistas en emergencias de diferentes instituciones

Evacuación de una de las víctimas en el simulacro. Evacuación de una de las víctimas en el simulacro.

Evacuación de una de las víctimas en el simulacro. / m. g.

Más de 150 especialistas participaron en la última edición de Crisis Task Force 2018, un ejercicio único de entrenamiento para la asistencia y rescate de víctimas en una zona hostil, catástrofes, combate urbano y ataque terrorista, organizado por la Escuela de Emergencias SAMU en Sevilla.

Crisis Task Force es un entrenamiento de emergencia avanzado de tres días de duración que se ha convertido en referente en el ámbito nacional. Cada año, este ejercicio persigue unos objetivos específicos. En esta décima edición, el tema principal ha estado ligado a la coordinación y cooperación de las distintas instituciones intervinientes en una crisis compleja como es un ataque terrorista en una zona urbana.

Crisis Task Force está ideado para reforzar la resistencia individual del personal de emergencias, la gestión de la incertidumbre, la tolerancia al cansancio, el estrés y la capacidad de absorber la desorganización medioambiental. Fue una prueba de resistencia y autocontrol en un escenario austero, complejo y agresivo, y los alumnos aprendieron a convivir y a trabajar con otras instituciones de respuesta a emergencias.

En los talleres y simulacros desarrollados en el entorno del antiguo Hospital Militar (San Pablo) del Parque Alcosa participaron, además de los alumnos e instructores de Escuela SAMU, la Agrupación de Sanidad Número 1 (Agrusan) del Ejército de Tierra, Bomberos de Lebrija, la empresa de las Islas Baleares líder en asistencia sanitaria para eventos Tesma, el servicio asistencia médico urgente SAMU 061 de las Islas Baleares, el servicio urgente extrahospitalario Grupo Quirón-Rotger y Grupo Juaneda, Policía Local de Santa Eulalia del Río (Ibiza), y, como referente en agrupación de voluntariado de Baleares, Protección Civil del Municipio de Andratx (Mallorca), la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias de Andalucía (EPES-061), el Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias (DCCU) de Sevilla, Ambulancias Pajares, el Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Desastres (Giped) del Colegio de Psicología de Andalucía Occidental, el grupo de entrenamiento de Policías Nacionales y Guardia Civil Mctac, la Universidad de Sevilla y la Universidad de Osuna.

Durante los tres días que duró la acampada se desarrollaron una serie de talleres y dos simulacros nocturnos. El primero se llevó a cabo entre la medianoche y las seis de la mañana, mientras que el segundo arrancó a las diez de la noche y se prolongó hasta las cinco de la mañana.

Uno de los ejercicios programados, en el participaron 36 alumnos y 14 militares, consistía en la práctica, por parte de los sanitarios, de movimiento con escolta en una zona urbana, con acceso a una edificación, atención y evacuación de heridos.

En otro, en el que intervinieron 48 alumnos (entre víctimas y profesionales de emergencias) y 10 militares, la formación se centró en practicar la actuación sanitaria a pie en una zona caliente tras un ataque terrorista con escolta militar, evacuación de los heridos y atención sanitaria fuera de la zona de peligro.

También se simularon accidentes de tráfico, en los que los alumnos debían aprender técnicas de ex carcelación y atención a las víctimas de un accidente de tráfico. El programa incluyó también un ejercicio de acompañamiento militar de vehículos sanitarios de cuatro horas de duración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios