Vivir en Sevilla

Qué significa la palabra Aljarafe y por qué esta comarca fue conocida como 'La huerta de Hércules'

Una vista de San Juan de Aznalfarache

Una vista de San Juan de Aznalfarache / D. S.

El Aljarafe es una comarca ubicada junto a Sevilla capital en la que se encuentran un total de 30 pueblos que se caracterizan por estar muy cerca, unos de otros, y funcionar como la zona de residencia para aquellos que trabajan en la capital.

El término que le da nombre a este lugar de Sevilla procede del árabe Al Jaraf que significaba “elevación” u “otero”, algo que no es de extrañar ya que se encuentra sobre un cerro situado más alto que la capital. La primera vez que se tiene constancia del uso de este término en relación a un lugar data del siglo XIII, cuando estas tierras fueron nombradas como Alxaraf. 

Origen prehistórico

El origen de la comarca del Aljarafe se remonta a la prehistoria, concretamente al paleolítico, tal y como demuestran los distintos hallazgos geológicos de la zona de Valencina de la Concepción, en la que hay dólmenes de esta época. También se encontrarían restos de esta época en los municipios de Coria del Río y de Camas. 

En el cerro del Carambolo, en el municipio de Camas, se encontró un yacimiento tartésico de entre los siglos IX y VI a. C. donde estaría el tesoro del Carambolo.

Etapa romana

Durante la etapa romana la comarca recibió el nombre de Huerta de Hércules debido a la belleza de sus tierras. De este período son la red de caminos, veredas cañas y barrancos de la zona, muchos de los cuales se conservan hoy día como carreteras de comunicación entre las diferentes villas. También en este periodo se fundó la ciudad de Itálica, que posteriormente pasaría a ser un pequeño pueblo.

Etapa musulmana

En el año 713 tanto Sevilla capital como muchas de sus poblaciones cayeron en poder de los musulmanes y el Ajarafe fue uno de los lugares que los linajes árabes emplearon para asentarse.

Ya los cronistas de la época describieron esta comarca como: “...poblada de numerosas alquerías, aldeas, cortijos, heredades y castillos”. Y los geógrafos árabes Al-Himyari y Al-Isidri, afirman que “ la región estaba cubierta por 8.000 núcleos rurales: aldeas, lugares, cortijos, muchares y alquerías”. .

Reconquista

En la Reconquista estas tierra fueron repartidas en pequeños lotes entre la nobleza y el clero y  algunas de estas alquerías evolucionaron dando paso a los pueblos actuales y otras se convirtieron en haciendas olivareras. A partir del siglo XVIII éstas alquerías funcionaban como unidades económicas independientes y poseían características arquitectónicas similares.

Desde ese momento las tierras pertenecientes a los pueblos que se conocen hoy día se fueron comprando y vendiendo por parte de diferentes nobles hasta que en el siglo XIX desapareció el sistema de señoríos y la desamortización dio lugar a que se crearan los municipios que existen en la actualidad.

Actualmente el Aljarafe vive un crecimiento demográfico de gran relevancia y repercusión debido a su cercanía con la capital, sus características climáticas y su entorno paisajístico. Sus pueblos se han convertido en verdaderas ciudades dormitorios cada vez más pobladas y con mayor número de servicios.

 

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios