Vivir

Baños de color en la Matalascañas pintada por El Gabinete de las Maravillas

  • Cristina Vázquez inició en plena pandemia una serie de cuidadas y coloridas pinturas con el tema de la playa como protagonista que ya gozan, desde Sevilla, de éxito internacional 

Cristina Vázquez, El Gabinete de las Maravillas, junto a una de sus pinturas inspiradas en la playa de Matalascañas.

Cristina Vázquez, El Gabinete de las Maravillas, junto a una de sus pinturas inspiradas en la playa de Matalascañas. / M. G.

"Pinto playas porque todo el mundo es feliz en una playa". Así de claro lo tiene Cristina Vázquez, el talento, la sonrisa y la artista que hay detrás de El Gabinete de las Maravillas desde 2006. ¿Y qué playas pinta? Pues igual de concreta es la respuesta: "Matalascañas, que es lo que llevo viendo 48 años, pero, en general, cualquier playa del sur". No lo hace de forma bucólica, ni en días de niebla, la suya es en playa viva, llena de gente, con un mar tan azul que invita a adentrarse y saltar en sus pequeñas olas de acuarela. ¿Y si llega el invierno y el paisaje se torna nevado?, Vázquez tiene respuesta y creatividad para todo: pinta la nieve, gente en las pistas de esquí.

Desde lejos o desde arriba, Cristina Vázquez trabaja con una técnica cuidada de pintura rápida. "Me gusta la soltura y seguridad de una pincelada rápida. Mido muy bien los colores y juego con ellos y con la luz. O juegan ellos conmigo...", y añade: "Me gusta el agua. Me gusta fluir como el agua. Pinto personas desde arriba, desde lejos, porque esa visión creo que nos hace ser más humildes, menos importantes, y nos hace estar más presentes".  

Ese sol, esa felicidad, que irradian sus obras es el mismo que proyecta la artista cuando habla de ellas, porque, en este caso, creadora y obra son la misma cosa, y en el resultado de sus pinturas se plasma.

En su trayectoria como artista -o trabajadora de la pintura, como se define-, también ha pintado paisajes, animales, plantas..., pero si por algo Cristina Vázquez, desde El Gabinete de las Maravillas, logró miles de seguidores fue por sus colecciones y diseños de ropa. "Con la pandemia y el confinamiento, los talleres de costura pararon, la gente no quería ropa, no la necesitaba. Cambió el chip. Todos estaban en sus casas y empezaron a querer redecorar. Empecé a pintar y llegaron los encargos". 

Detalle del proceso de creación de Crsitina Vázquez. Detalle del proceso de creación de Crsitina Vázquez.

Detalle del proceso de creación de Crsitina Vázquez. / M. G.

Los encargos fueron a más y, hoy, es difícil que cualquiera de las obras que trabaja en su taller de la céntrica calle Albareda y que "sube" a Instagram no se venda en un corto plazo de tiempo.

El suyo fue otro de los casos de empresarios valientes que se han reinventado con éxito en plena pandemia. La clave, también dio con ella de manera inmediata: "Pensé que era una época triste y que tenía que alegrar las casas y empecé a pintar gente feliz, cuadros de color". Y felices han sido todos los que conocen a Vázquez desde hace años y conocían de su maestría en la pintura. La vuelta al pincel fino, a esos minuciosos detalles que tan bien ha ejecutado desde su época de estudiante de Bellas Artes, ha sido muy bien acogida. Una bienvenida que ha traspasado fronteras: "Hasta hoy, he recibido más encargos internacionales y del resto de España que de Sevilla".

Obra de El Gabinete de las Maravillas. Obra de El Gabinete de las Maravillas.

Obra de El Gabinete de las Maravillas. / M. G.

Moda y pintura en la obra de El Gabinete de las Maravillas

De aquel Gabinete de las Maravillas fundacional aún queda mucho. La originalidad, la técnica y el colorido de sus diseños de entonces se reflejan en su obra pictórica actual. Aunque moda y pintura no conviven por el momento, "he aprendido a no quemar los puentes por lo que pueda volver a pasar", detalla y abre su mente a futuribles salidas profesionales: "Si de la pintura tuviera que evolucionar a otra materia podría ser, precisamente, pintar en moda o la pintura decorativa a gran escala".

Para Vázquez, Dior o Balenciaga son a la moda lo que los artistas flamencos o los contemporáneos más destacados son a la pintura. Referentes para esta artista que sabe "valorar tanto como cualquier buena pincelada".

La pintora recurre a las perspectivas aéreas o cenitales en sus obras. La pintora recurre a las perspectivas aéreas o cenitales en sus obras.

La pintora recurre a las perspectivas aéreas o cenitales en sus obras. / M. G.

El talento de Cristina Vázquez siempre ha sido bien acogido en redes, desde donde vende sus cuadros. El perfil de sus clientes ha crecido respecto a cuando vendía ropa: "Ya no sólo son mujeres, y el margen de edad se ha ampliado aunque, fundamentalmente, son mujeres de unos 40-50 años". Unas obras bien acogidas, además de por su calidad, por su precio más que económico. Un ajustado margen que la artista justifica, de nuevo, con un gesto de empatía y una sonrisa parecida a la que asoma tras un buen día de playa: "Vendo mis cuadros muy económicos no porque no crea que valen más, sino porque quiero que todo el mundo pueda acceder al arte. Porque el arte es importante y hacer feliz a la gente con él, más".  

Cristina Vázquez, El Gabinete de las Maravillas, con una de sus obras. Cristina Vázquez, El Gabinete de las Maravillas, con una de sus obras.

Cristina Vázquez, El Gabinete de las Maravillas, con una de sus obras. / M. G.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios