Vivir

La política ficción de un bohemio jerezano

  • Perpetuo Fernández publica una novela, ambientada en una España con Felipe VI exiliado en Barcelona

La novela de Perpetuo Fernández comienza en el hotel Juan Carlos I de Barcelona, en la parte más alta de la Avenida Diagonal y a sólo 500 metros del palacio real de Pedralbes, que fue residencia de la Familia Real en la capital catalana entre 1924 y 1931. En el futuro que imagina Fernández, Felipe VI se ha instalado a medio kilómetro del palacio donde vivió su bisabuelo, Alfonso XIII, pero hay más coincidencias con la vida de ambos monarcas. En El destierro de los reyes, la segunda novela de este escritor y periodista jerezano, Felipe VI se ve obligado a dejar Madrid tras unas elecciones ganadas por una coalición republicana de izquierdas, pero su destino es la capital de una Cataluña independiente.

Tras varios años centrado en el guión y el reporterismo en distintos programas como Lo + Plus, Contraportada o Andalucía Directo, Fernández aborta un nuevo proyecto literario de la mano de la editorial sevillana Anantes, que se presenta el jueves 14 de mayo en la sede de Canal Sur Radio. En el antiguo Pabellón de Andalucía de la Expo (C/ José de Gálvez, 1), Inmaculada Casal y Juan y Medio presentarán este ejercicio de política ficción basado en una novela del francés Alphonse Daudet titulada Les rois en exil. "He utilizado el mismo esquema que el escritor bohemio y por eso creo que es una novela muy decimonónica. Me sirvo muchas descripciones, que es algo de lo que adolece la literatura actual", desgrana Fernández.

El destierro de los reyes sólo le llevó tres meses a su autor, los últimos de 2014, puesto que la intención del jerezano era publicar el libro lo antes posible. "No quería correr el riesgo de que se quedase obsoleta", explica Fernández, que considera que su obra es una tragicomedia donde hay lugar para abdicaciones y alguna muerte, pero también a un gran componente humorístico a cargo de uno de los hijos de Jordi Pujol. Con el conde de Godó como anfitrión y jefe de la Casa Real en el exilio, Felipe VI "saca los genes Borbón para descubrir la noche barcelonesa; mientras que Letizia se vuelve más seria", apunta el autor, que otorga un importante papel a las infantas Leonor y Sofía en este futuro distópico.

A pesar de lo llamativo del experimento, Fernández escribió la novela con el objetivo de saber "hacia dónde va España" y con la intención de reivindicar los valores del un país "que los políticos se empeñan en separar". Aunque no se considera especialmente monárquico -"soy más de la casa de Austria y creo que con los Borbones comienza la decadencia del país"-, sí se muestra orgulloso de la cultura y la historia españolas. "Me gustan hasta el himno y la bandera", ironiza el autor, que considera que su obra tiene una moraleja clara: "Tenemos mucho futuro unidos y los reyes son un ejemplo de esa unión, siempre que sean ejemplares". Para averiguar si el Felipe VI de Perpetuo Fernández es ejemplar o no habrá que leer la novela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios