Vivir

¿Son las princesas Disney un modelo para los niños?

  • Desde 1937 la compañía cinematográfica ha ido adaptando el rol femenino de sus películas a la evolución de la mujer en la sociedad

Minnie Mouse, en una imagen de archivo. Minnie Mouse, en una imagen de archivo.

Minnie Mouse, en una imagen de archivo. / efe

Desde hace unos años no hay niña sobre la faz de la tierra a la que le pregunten quién es su personaje de dibujos preferido y no responda Elsa. Para los que no estén familiarizados con el personaje, Elsa no es otra que la protagonista de Frozen, una princesa Disney que rompe con el arquetipo al que la compañía tiene acostumbrado al espectador.

Elsa, la reina del hielo, no necesita que un príncipe la salve, es autosuficiente, disfruta de su soledad y tiene voz y voto durante la película, al igual que Mérida, la protagonista de Brave. Ambos personajes han supuesto un antes y un después en los roles femeninos a los que Disney tiene acostumbrados pero, a su vez, hace que muchos se replanteen el papel de la mujer en las películas de Disney desde que la compañía comenzó su andadura.

Por este motivo, la Universidad de Granada ha realizado un estudio sobre la capacidad de liderar de las princesas Disney, esos populares personajes de ficción que tantas horas se pasan en la pantalla de la televisión cuando en el hogar hay niños pequeños. El estudio ha analizado 621 papeles de ambos sexos en 163 series de dibujos animados y revela los estereotipos negativos con los que se relacionan a los personaje femeninos en las series, así como sus papeles secundarios.

Sólo 3 de cada 10 personajes son mujeres

Efectivamente, son muy pocas las veces en las que se puede ver a una mujer como protagonista principal de alguna serie o película animada. Además, el 66,4% de los personajes son chicos, es decir, hay una chica por cada dos chicos, y el papel de estas está desplazado, en la mayoría de ocasiones, al de novia, madre o acompañante del protagonista o del villano.

Las series, tal y como dicen los investigadores, destacan a las mujeres como personas histéricas y consumistas. Esto se puede demostrar en Monster High como ejemplo de la nefasta imagen que los dibujos animados transmiten de la mujer, "con unas protagonistas absolutamente superficiales que van al instituto en tacones y muy maquilladas, que siempre están hablando de su imagen y cuya mayor preocupación es conquistar a los chicos", afirman los expertos. Otro ejemplo de este tipo de protagonistas es la madre de Shin Chanuna mujer histérica, gritona y loca de las rebajas.

Imagen de 'Frozen II' Imagen de 'Frozen II'

Imagen de 'Frozen II' / Disney

Asimismo, por norma general, los personajes femeninos muestran un físico sano, a veces excesivamente delgadas, una característica que no está presente en los hombres. Solamente un porcentaje pequeño de mujeres, en su mayoría de avanzada edad, presentan sobrepeso, lo cual en los hombres es más raro verlo.

Concluyendo, los autores del estudio también extraen una importante conclusión y es que "es impactante que la inmensa mayoría son de raza blanca, y en contadísimas ocasiones aparece un protagonista negro, chino o sudamericano. Esto significa que existe aún una lejanía no sólo en el tratamiento igualitario entre sexos, sino también entre razas", advierten los autores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios