Actualidad

Vestir de mantilla en Sevilla, una arraigada tradición popular que va del dolor a la alegría

Las 'influencers' Claudia Alfaro, Margarita de Guzmán, Araceli Vera y Macarena Silva junto a modelos de la agencia Doble Erre vestidas de mantilla. Las 'influencers' Claudia Alfaro, Margarita de Guzmán, Araceli Vera y Macarena Silva junto a modelos de la agencia Doble Erre vestidas de mantilla.

Las 'influencers' Claudia Alfaro, Margarita de Guzmán, Araceli Vera y Macarena Silva junto a modelos de la agencia Doble Erre vestidas de mantilla. / M. G.

Sevilla se vistió de mantilla. A pesar de que la pandemia ha vuelto a dejar sin Semana Santa a la ciudad, muchas mujeres sacaron sus peinas y mantillas, se vistieron de luto y visitaron los templos, como manda la tradición, el pasado Jueves y Viernes Santo y Sevilla se vistió de mantilla. Entre ellas, muchas jóvenes que, movidas por la tradición que se hereda de abuelas a nietas, apostaron por reivindicar sus raíces de una forma algo más actual y acorde a las nuevas tendencias que dicta la moda.

Acercar el uso de la mantilla al público más joven era uno de los objetivos de la iniciativa La mantilla, Sevilla del dolor a la alegría, impulsada por el Ayuntamiento de Sevilla y la agencia de comunicación Doble Erre, que este jueves ha vivido la segunda jornada del proyecto. Con cita en la Fundación Cajasol, la segunda jornada de La mantilla, Sevilla del dolor a la alegría ha contado con una mesa redonda en la que se ha hablado sobre el origen y el uso de la mantilla, una masterclass sobre cómo vestirse de mantilla y la inauguración de una exposición fotográfica con mujeres célebres ataviadas con esta indumentaria.

 "Vestir de mantilla es una maravillosa y singular tradición y con esta iniciativa, además de apoyar a uno de los sectores más castigados de la pandemia, queríamos despertar el gusanillo entre las más jóvenes y creo que esta Semana Santa lo hemos conseguido", ha asegurado Raquel Revuelta, directora de la agencia Doble Erre. En ese sentido, la celebración el pasado Viernes de Dolores de la tercera edición de Sí mantilla ha supuesto un revulsivo a la hora de acercar esta tan arraigada tradición a las mujeres más jóvenes de la ciudad.

Este evento, primera parte de la iniciativa La mantilla, Sevilla del dolor a la alegría, se presentaba como una reivindicación de las raíces, pero también de la vanguardia. A través de los ojos de varios diseñadores, la mantilla se presentaba como esa indumentaria que es pura tradición, pero que también puede adaptarse a las nuevas tendencias y necesidades femeninas "sin perder el sentido común y conforme a los protocolos".

Los participantes en la mesa redonda y en la 'masterclass' de la iniciativa 'La mantilla, Sevilla del dolor a la alegría'. Los participantes en la mesa redonda y en la 'masterclass' de la iniciativa 'La mantilla, Sevilla del dolor a la alegría'.

Los participantes en la mesa redonda y en la 'masterclass' de la iniciativa 'La mantilla, Sevilla del dolor a la alegría'. / Ernesto Castillo Estudio

El origen de la mantilla y su popularización 

Sobre tradición y vanguardia ha versado la mesa redonda Origen y evolución de la mantilla en sociedad, en la que han participado el diseñador Juan Foronda, el pintor Chema RodríguezMacarena García Otero, Licenciada Bellas Arte, y Pedro González, presidente de la asociación Qlamenco. A través de sus testimonios, el público ha podido acercarse a los orígenes de esta prenda que, si bien se remonta a los íberos, cobra especial relevancia entre las clases populares a partir del siglo XVIII. Aunque también es indumentaria de reinas y aristócratas.

Una imagen de Enrique Rodríguez Hidalgo colocando una mantilla durante la 'masterclass'. Una imagen de Enrique Rodríguez Hidalgo colocando una mantilla durante la 'masterclass'.

Una imagen de Enrique Rodríguez Hidalgo colocando una mantilla durante la 'masterclass'. / Ernesto Castillo Estudio

"Parece ser que el origen de la mantilla se remonta a los íberos, pero no es hasta el siglo XVIII cuando su uso no empieza a ser similar al que conocemos hoy. La mantilla antes tenía un uso diario, las mujeres se las ponían en forma de toquita para ir a misa y ahora sólo se usan para eventos concretos, Semana Santa, la Exhibición de Enganches, los toros, una boda... Me parece muy interesante que haya perdurado su uso en el tiempo", ha expuesto Juan Foronda. "En su origen, la mantilla tiene un uso cotidiano y pasa de eso a tener un uso intencionado. Antes las mujeres se las ponían y ni se lo planteaban, era algo habitual, ahora se llevan con una intención", ha añadido Pedro González.

Las 'influencers' Claudia Alfaro, Margarita de Guzmán, Araceli Vera y Macarena Silva junto a modelos de la agencia Doble Erre vestidas de mantilla. Las 'influencers' Claudia Alfaro, Margarita de Guzmán, Araceli Vera y Macarena Silva junto a modelos de la agencia Doble Erre vestidas de mantilla.

Las 'influencers' Claudia Alfaro, Margarita de Guzmán, Araceli Vera y Macarena Silva junto a modelos de la agencia Doble Erre vestidas de mantilla. / M. G.

Experto conocedor de la materia, González tiene claro que "la mantilla es española porque la hemos hecho nuestra". El romanticismo, la reivindicación de una prenda en desuso frente a la invasión francesa o la influencia de pintores como Goya han hecho de la mantilla una seña de identidad. "Los pintores costumbristas la incluían en sus escenas, Isabel II la luce, aunque con aires afrancesados, las mujeres españolas se las colocan cuando viene a España Amadeo de Saboya como acto reivindicativo... Las mujeres solían llevar un manto de paño o terciopelo para cubrir sus cabezas y se produce un embellecimiento de la prenda, que pasa a ser de encaje. Las majas de Malasaña, que eran las influencers de la época, vestían como querían y se las ponían y eso llamó la atención de Goya, que lo plasmó en sus cuadros y así pasó de ser algo popular a llegar a la aristocracia", ha explicado Pedro González. 

Mila Montero durante la 'masterclass' de la iniciativa 'La mantilla, Sevilla del dolor a la alegría'. Mila Montero durante la 'masterclass' de la iniciativa 'La mantilla, Sevilla del dolor a la alegría'.

Mila Montero durante la 'masterclass' de la iniciativa 'La mantilla, Sevilla del dolor a la alegría'. / Ernesto Castillo Estudio

El misterio de la mantilla como fuente de inspiración en el arte

Pero Goya no ha sido el único pintor que se ha inspirado en las mantillas. "Al principio, los pintores románticos defendían la mantilla como algo muy español y no dudaban en incorporarlas a su obras, a partir del siglo XX la mantilla pasa a ser protagonista de las obras. La mujer en el arte es causa de fascinación y misterio y la mantilla provoca ambas sensaciones, más incluso que los abanicos, por eso se convierte en protagonista", ha explicado el pintor Chema Rodríguez, autor del cartel de la Semana Santa de 2021.

Raquel Revuelta junto al delegado de Economía Francisco Páez. Raquel Revuelta junto al delegado de Economía Francisco Páez.

Raquel Revuelta junto al delegado de Economía Francisco Páez. / Ernesto Castillo Estudio

El artista, además, ha reconocido la importancia de la mantilla a la hora de unificar socialmente a las clases populares y a las más adineradas. En cuanto a su evolución, Chema Rodríguez lo tiene claro y ha asegurado que "la moda es libre y una cosa es el uso artístico de un objeto y otra el uso religioso". "En los cuadros somos libres de representar lo que queramos sin la necesidad de escandalizar", ha apostillado.

Una tradición que debe estar en constante evolución

Provocar, que no escandalizar, en el sentido de despertar sensaciones, es lo que ha logrado Raquel Revuelta con una imagen publicada en su cuenta de Instagram y que ha utilizado para generar debate en cuanto a la evolución y la modernización de la mantilla. Acompañada de María José Suárez y Eva González, Raquel Revuelta ha tenido que sufrir los comentarios de algunos a los que sus indumentarias no les parecían lo suficientemente protocolarias.

Las 'influencers' Claudia Alfaro, Margarita de Guzmán, Araceli Vera y Macarena Silva junto a modelos de la agencia Doble Erre vestidas de mantilla. Las 'influencers' Claudia Alfaro, Margarita de Guzmán, Araceli Vera y Macarena Silva junto a modelos de la agencia Doble Erre vestidas de mantilla.

Las 'influencers' Claudia Alfaro, Margarita de Guzmán, Araceli Vera y Macarena Silva junto a modelos de la agencia Doble Erre vestidas de mantilla. / Ernesto Castillo Estudio

"Hay que usar el sentido común, pero todo evoluciona. En Sevilla nunca hemos perdido esa tradición porque la hemos heredado de nuestros ancestros y tenemos la obligación de mantenerla, pero eso no implica que no esté en constante evolución", ha afirmado Juan Foronda. "La moda sigue las directrices que marca el hombre y todo lo que dicta el hombre es revisable y, por derecho, tiene que ser revisado", ha sentenciado Pedro González.

Jacqueline Kennedy vestida de mantilla en los toros, una de las imágenes que se puede ver en la exposición de 'La mantilla, Sevilla del dolor a la alegría". Jacqueline Kennedy vestida de mantilla en los toros, una de las imágenes que se puede ver en la exposición de 'La mantilla, Sevilla del dolor a la alegría".

Jacqueline Kennedy vestida de mantilla en los toros, una de las imágenes que se puede ver en la exposición de 'La mantilla, Sevilla del dolor a la alegría". / Ernesto Castillo Estudio

Tradición que se hereda de abuelas a nietas, para Macarena García, hija de Lola Reina y sobrina de Juana Reina, la mantilla es "nostalgia y recuerdos, olor a azahar, miel e incienso". Como la mayoría de las sevillanas, Macarena García se ha criado entre esos aromas y vivencias, por eso tiene muy arraigada la tradición de vestir de mantilla. "En mi casa nos vestíamos todas y ahora yo le inculco esa tradición a mi hija, que está deseando ser mayor para vestirse", ha afirmado. 

Una masterclass con grandes diseñadores y el paseo a caballo de las influencers sevillanas

Tradición y vanguardia que cada Semana Santa se dan la mano y que vive todo su esplendor en la Exhibición de Enganches. Para saber cómo adaptar esa vanguardia a la más arraiga de las tradiciones, al finalizar la mesa redonda los diseñadores Victorio&Lucchino, Mila Montero (directora creativa de Lina 1960) y Enrique Rodríguez Hidalgo, diseñador y miembro del jurado de la Exhibición de Enganches que se celebra cada año en la Real Maestranza de Sevilla, han dado una masterclass sobre cómo ponerse la mantilla.

Para finalizar, modelos de la agencia Doble Erre e influencers sevillanas realizaron un recorrido por las calles de Sevilla vestidas de ceremonia y ataviadas con la tradicional mantilla blanca o crema. El paseo en coche de caballos comenzó en la Plaza de San Francisco y finalizará en la Puerta del Príncipe de la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Sevilla. Las influencers que han participado en la iniciativa han sido Macarena Silva (@macarensilt), Margarita de Guzmán (@invitadaideal), Araceli Vera (@guapayconestilo) y Claudia Alfaro (@entreciriosyvolantes). Los diseños de los vestidos son de Iván Campaña, Alejandro Postigo, Francisco Tamaral, Gil Ortiz, Carmen de la Torre y Antonio Gutiérrez; las mantillas de Juan Foronda.

Espectaculares y cada una su personal sello, las cuatro han compartido a través de redes sociales su experiencia y sus looks vestidas de mantilla. Una estampa muy singular que seguro ha sorprendido a todo el que se ha cruzado con un coche de caballo y cuatro mujeres vestidas de mantilla.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Macarena (@macarenasilt)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios