El sector urge a la UE a que limite la entrada de arroz

  • El presidente de Asaja-Sevilla reclama el Plan de modernización

  • La rebaja de módulos puede reducir la tributación fiscal en cinco millones

El sector arrocero se resiente por la competencia de terceros países y reclama a la UE que fije un contingente para limitar la entrada de producto sin arancel. Durante la celebración del XVII Día del Arroz, organizado por Asaja-Sevilla y la Federación de Arroceros de Sevilla y que tuvo lugar la semana pasada, el presidente de la Federación de Arroceros, Manuel Cano, informó a los presentes sobre algunos aspectos claves de los mercados internacionales, en los que la tendencia de precios está a la baja "porque la Unión Europea sigue favoreciendo a los países pobres, algo que puede ser comprensible, pero hasta un límite", criticó.

Se refería Cano al tratado EBA (Todo Menos Armas) por el que la Unión Europea permite la entrada en Europa de arroz procedente de países asiáticos sin arancel, "lo que supone una competencia desleal para nuestros arroceros". Agregó que a este acuerdo se suma la entrada de arroz fruto de acuerdos bilaterales con otros países, como Vietnam. De hecho "está a punto de revalidarse una nueva entrega del convenio comercial con Vietnam, que supondrá la entrada en la Unión Europea de 80.000 toneladas sin arancel, que se suman a las 400.000 que ya entran del resto de países EBA".

La Junta reafirma su compromiso con el sector, sobre todo en la lucha contra las plagas

Para dar cierta estabilidad al mercado y garantía a los productores, el responsable de los arroceros sevillanos instó a la UE a fijar un contingente para limitar la entrada y permitir que se regule el mercado.

Respecto al cierre de campaña en la provincia de Sevilla, Manuel Cano indicó que ha sido buena, con una producción en torno a 324 millones de kilos y con unos rendimientos medios por hectárea de unos 8.959 kilos, por encima de la media de los últimos quince años.

El arroz es el principal motor económico de varios pueblos de la marisma sevillana, aporta 150 millones de euros y genera 400.000 jornales al año.

Además de esta cuestión, en las jornadas de Asaja Sevilla se abordaron otros temas que también interesan al sector, como la falta de medidas eficaces para luchar contra la plaga de la pudenta, el reclamado plan de modernización para el sector, los elevados costes de producción o los complejos requisitos a cumplir para poder optar a ayudas al cultivo. Los arroceros recibieron la buena noticia de que Hacienda ha rebajado los módulos fiscales al sector, lo que puede suponer una menor tributación de hasta cinco millones de euros.

En este sentido, el presidente de Asaja-Sevilla, Ricardo Serra, explicó que, "según se acaba de publicar en el BOE, los módulos fiscales que se aplican en el arroz bajarán del 0,37 al 0,32, y además lo harán con carácter permanente, lo que nos llevará a pagar menos a Hacienda y aliviar en parte la economía del arrocero".

Aprovechó el dirigente agrario para reclamar la necesidad de que se ponga en marcha de una vez el plan de modernización del arroz para, en años como éste, con escasez de precipitaciones, "no tener que seguir dependiendo de la divina providencia, máxime cuando, según se puso de manifiesto en la última Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), la situación se presenta bastante complicada".

El alcalde de Isla Mayor, Juan Molero, que inauguró las jornadas, también pidió un al plan de modernización y señaló que "permanecerá en la lucha junto al sector arrocero en todos los temas que les afectan, como la oposición al dragado del Guadalquivir o que los arroceros puedan disponer de los productos fitosanitarios que le hacen falta para luchar contra las plagas que afectan al cultivo".

El alcalde Isla Mayor, Juan Molero, apoya a los arroceros en su oposición al dragado

La oportunidad que supone para el sector arrocero la convocatoria de ayudas para inversiones agrícolas, fue destacada por el gerente del Grupo de Desarrollo Rural Aljarafe-Doñana, Florencio Valero, quien detalló las ayudas destinadas a la creación y mejora de la competitividad y sostenibilidad del sector agrario y agroalimentario. Dichas ayudas subvencionan hasta el 50% de la inversión, con un máximo de 50.000 euros. Valero recordó que ya está operativa la ventanilla para solicitar estas ayudas y el plazo estará abierto hasta el próximo 29 de enero.

El delegado territorial de Agricultura de la Junta de Andalucía, Segundo Benítez, aprovechó su asistencia a la jornada para recalcar la apuesta de la Junta de Andalucía por los Grupos de Desarrollo Rural, que vertebran nuestros municipios. Benítez aseguró el firme compromiso de la Junta de Andalucía con los problemas del sector arrocero y especialmente en el trabajo para minimizar al máximo los daños de la pudenta y poderla controlar, y aseguró que "se pondrá sobre la mesa cualquier solución que nos asegure la eficacia para combatir estos efectos y que nos dé resultados".

Además, el delegado se mostró sensible con las dificultades de los arroceros para cumplir los requisitos agroambientales que se les exigen para cobrar las ayudas, especialmente con el compromiso de inundar las tierras hasta el 15 de enero, y aseguró que se trabajará para defender que se replanteen algunos de estos requisitos que no se ajustan a la realidad de nuestro sector.

La pudenta, principal plaga de este cultivo en la provincia de Sevilla, que daña especialmente el arroz redondo y medio, fue otro de los temas centrales de la jornada. Manuel Cano recalcó que "no existe un tratamiento eficaz hoy día para luchar contra esta plaga", pese a que el sector trabaja codo con codo con la Administración en la búsqueda de soluciones. y agregó que, a partir del próximo mes de enero, sector y Consejería han acordado comenzar a mantener reuniones periódicas "para abordar este problema y seguir trabajando juntos para luchar contra esta plaga".

La técnico del Laboratorio de Producción y Sanidad Vegetal de Sevilla Isabel González habló del ciclo biológico y el trampeo para el control de la pudenta en el cultivo del arroz.

Agregó que el Laboratorio de Producción y Sanidad Vegetal de Sevilla lleva nueve años trabajando y estudiando métodos alternativos para el control de la pudenta. En su intervención, González explicó las distintas técnicas que se han puesto en marcha para luchar contra ella, como el tratamiento con malation o el último ensayo que se ha realizado con saditrina. Pero, en general, estos tratamientos, afirmó, "no han resultado muy eficaces, por lo que se han estudiado alternativas".

En base a los estudios del Laboratorio, González recomendó, en producción integrada, el control de la primera generación de esta plaga con la limpieza de la planta de rabo de gato durante los meses de marzo y abril. También se ha ensayado, y ha sido eficaz, según explicó, implantar parcelas cebo con rabo de gato maduro, "para que todo el adulto de la zona acuda a ese rabo de gato y una vez allí concentrados, destruirlos, dejando limpia el resto de la zona". Para poder eliminar el rabo de gato totalmente, advirtió, "habrá que hacer un tratamiento eficaz, en uno o dos pases de grada".

Otras técnicas estudiadas que pueden tener eficacia, afirmó González son, según las fechas, el mangueo del arroz, las placas engomadas para detectar los movimientos de la plaga diurnos, y las trampas de luz, que permiten capturar el 90% de los individuos a 1,20 metros de la fuente de luz.

El investigador de herbicidas en la Estación Experimental Agrícola de BASF en Utrera Juan Manuel Contreras explicó a los asistentes la experiencia BASF 2.0 en el cultivo del arroz, creada ante el problema de las malas hierbas. También el representante de Hemav, Daniel Cano, explicó la aplicación de nuevas tecnologías al manejo de drones. Se trata de un software, llamado Layers, para tratamiento y aprovechamiento de datos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios