JAZZ

Cuba en el jazz

  • La relación entre la música cubana y el jazz, fecunda y casi tan antigua como el propio género, ha ofrecido abundantes motivos de alegría a los aficionados a estos sonidos con identidad propia

Una imagen de la película de animación 'Chico y Rita', de Fernando Trueba, Javier Mariscal y Tono Errando. Una imagen de la película de animación 'Chico y Rita', de Fernando Trueba, Javier Mariscal y Tono Errando.

Una imagen de la película de animación 'Chico y Rita', de Fernando Trueba, Javier Mariscal y Tono Errando.

La Unesco designó la ciudad de La Habana como anfitriona y sede del Día Internacional del Jazz para este año, una celebración que tuvo como colofón un concierto de Herbie Hancock y Chucho Valdés. La elección de la capital cubana no fue arbitraria, claro. Significa, de hecho, un justo reconocimiento a la estrecha y fecunda relación entre Cuba y el jazz, que se remonta a principios del siglo XX, cuando el jazz primigenio empezaba a cristalizar en Nueva Orleans. Los músicos cubanos se acercaron al jazz y lo hicieron suyo, lo impregnaron de una musicalidad tan característica que hoy es posible decir que forma parte de las señas de identidad del país.

Fue en la década de 1980 cuando se gestó en La Habana una importante escena jazzística que ha ido transformándose hasta hoy, integrando a músicos de diferentes generaciones. El actual jazz cubano suena cargado de nuevas y diferentes connotaciones que ya no son las que referenciaba el latin-jazz de los años 50 y 60. Ha desarrollado un espacio conceptual y sonoro que se nutre de muchas y diversas fuentes, con identidad propia y una extensa memoria de referencias desde las que crear y pensar la música.

La Habana ha sido este año, de forma nada casual, la sede del Día Internacional del JazzMuchos músicos del país caribeño se han integrado de lleno en la escena española

La escena habanera

Uno de los agentes dinamizadores de la actual escena jazzística habanera ha sido el Festival Internacional Jazz Plaza que desde 1979 viene celebrándose en la capital cubana y hoy es un referente internacional. Desde su creación, la cita funciona como una importante plataforma para el encuentro de los músicos y el intercambio de ideas. En paralelo a los conciertos se llevan a cabo clases magistrales, conferencias y otras actividades vinculadas al jazz.

Otro elemento fundamental para esta efervescencia es el festival-concurso para músicos jóvenes, JoJazz, que se realiza en La Habana desde el año 1998. Los músicos participantes proceden en su mayoría de las escuelas nacionales de arte, conservatorios e institutos superiores de todo el país. Hervidero de nuevas ideas y cantera de la escena nacional, JoJazz sirve también como plataforma de presentación pública de los músicos más jóvenes. Desde 2004, los ganadores del concurso tienen la posibilidad de grabar un álbum para la discográfica Colobrí, integrada en el Instituto Cubano de la Música. Además, están los clubes donde se puede disfrutar de jazz durante todo el año: La Zorra y El Cuervo, Café Miramar, Jazz Café, Valdés Jazz Club, Fábrica de Arte Cubano...

En cuanto a los medios de comunicación, al entramado mediático, fundamental para la educación informal de músicos y aficionados, cabe destacar la revista digital D'CubaJazz, que desarrolla una importante labor desde hace un lustro al conectar, internet mediante, la actualidad del jazz cubano con el resto del mundo. También es importante la función que desempeña el programa de radio La Esquina del Jazz, que se emite de lunes a sábado en Radio Musical Nacional y lleva emitiéndose ininterrumpidamente desde 1969. En televisión, además, se emite el programa semanal A todo jazz, con entrevistas a músicos, conciertos, presentaciones de discos y otras actividades en torno al panorama jazzístico.

en España

El rostro del jazz cubano actual en España, o del jazz hecho por músicos cubanos ahora, es el pianista Chucho Valdés, quien junto a otro pianista, Gonzalo Rubalcaba, y al saxofonista Paquito D'Rivera, son los jazzistas cubanos más conocidos en nuestro país. Ambos ofrecen con frecuencia conciertos, o bien participan en festivales, y sus grabaciones circulan entre los aficionados españoles desde hace muchos años. Además, hay que destacar la numerosa presencia de jazzistas cubanos que viven en nuestro país y que han sabido integrarse en la escena española. Entre otros cabe señalar a Rafael Garcés (saxo y piano), Pepe Rivero (piano), Reiner Negrón Elizarde (contrabajo), Alain Pérez (bajo), Ariel Bringuez (saxo), Román Feliú (saxofón), Vistel Brothers (saxo y trombón), Julio Montalvo (trombón), Michel Oliver (batería), Javier Massó Caramelo (piano), Iván Melón Lewis (piano), Arturo Mena (piano), Jorge Reyes (contrabajo), Georvis Pico (batería), Carlos Sarduy (trompeta) o Lukmil Pérez (batería). Un amplio grupo, en fin, unido por su inconfundible perfume cubano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios