Tras los atentados de Cataluña

Sevilla blinda su centro ante posibles ataques yihadistas

  • El Ayuntamiento coloca macetones en la calle San Fernando para preservar el tránsito peatonal en esta vía de acceso al Casco Antiguo. Los próximos días se tomarán medidas similares en otras zonas turísticas

Comentarios 2

Los macetones se multiplican por Sevilla. Si el miércoles se colocaron en el entorno del Alcázar, ayer se hizo lo propio en la calle San Fernando. En esta vía, de acceso al Casco Antiguo, se han instalado en los laterales con la intención de preservar los pasillos peatonales de posibles ataques yihadistas, como los ocurridos la semana pasada en las Ramblas de Barcelona y el paseo marítimo de Cambrils (Tarragona). Estas medidas de seguridad se tomarán en otras zonas del centro de la ciudad, especialmente en los puntos de mayor afluencia turística. Obedecen a las decisiones que la Delegación del Gobierno central y el Ayuntamiento de Sevilla están acordando junto a Bomberos y Emergencias con el fin de obstaculizar lo mínimo posible el correcto funcionamiento de estos servicios en la ciudad.

Ambas administraciones mantienen desde el miércoles reuniones para tomar medidas de seguridad urgentes ante el reforzamiento del nivel 4 de alerta decretado en todo el Estado tras los ataques terroristas en Cataluña. En algunas ciudades, especialmente las costeras, dichos acuerdos se han adoptado en las juntas locales de seguridad. Fuentes municipales aclararon al respecto que en el caso de Sevilla se ha optado por continuar el modelo de colaboración entre el Gobierno y el Ayuntamiento que ya se lleva a cabo para diseñar el plan de seguridad de la Semana Santa y la Feria de Abril. “Al tratarse de una colaboración con muchos años de experiencia, se ha decidido continuar con ella antes de convocar la junta local de seguridad, que con toda probabilidad se desarrollará a principios de septiembre”, explican desde la corporación local. La primera reunión se llevó a cabo el martes, en el encuentro mantenido entre el alcalde hispalense, Juan Espadas, y el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz. Desde entonces, se han celebrado dos reuniones más. A ellas han asistido representantes de ambas administraciones, además de la Policía Nacional y Local, técnicos de la Delegación municipal de Movilidad, Bomberos y Servicios de Emergencias.

Se ha dejado libre la zona central de la calle San Fernando por donde circula el tranvía

En la segunda, que se desarrolló el miércoles, se decidió instalar macetones en el entorno de la Puerta del León del Alcázar. Para ello, se ha desplazado la cola de entrada del palacio mudéjar. En lugar de ocupar la parte central de la Plaza del Triunfo, quienes esperan para visitar este monumento han de hacerlo junto a la muralla que lo rodea. Para ello, se ha acotado una zona con macetones, unos obstáculos que también impiden el paso del tráfico rodado por uno de los laterales del monumento a la Inmaculada Concepción, en concreto, el que llega hasta la puerta del Patio de Banderas. Se intenta, así, preservar a los turistas de un posible ataque terrorista con furgonetas, como los ocurridos la semana pasada en las Ramblas barcelonesas y el paseo marítimo de Cambrils.

En la segunda reunión mantenida ayer se decidió también blindar la calle San Fernando. Se trata de una vía de acceso al Casco Antiguo, que discurre desde el Prado de San Sebastián hasta la Puerta de Jerez, donde se encuentran, además, una parada del tranvía y otra del Metro. Además, en mitad de la calle la Universidad de Sevilla tiene el acceso a su sede principal, el Rectorado, por donde transitan a diario centenares de estudiantes cuando se inicia el curso. Frente a la antigua Fábrica de Tabacos varios establecimientos de hostelería ocupan parte de la calzada con sus veladores, a menudo atestados de turistas. Los efectivos del Ayuntamiento comenzaron ayer a colocar macetones en la entrada de esta calle, a la altura del Restaurante Oriza. Estos obstáculos son de hierro y de un tamaño menor a los usados en la Plaza del Triunfo.

Debido a que por el centro de la vía discurre el tranvía, se ha decidido dejar libre esta zona de macetones, que se instalarán en los latearles, esto es, creando pasillos peatonales en ambos extremos. En algunos tramos se usarán distintos tipos de obstáculos. Para fijar esta medida, ayer se desplazaron a San Fernando personal de Movilidad y técnicos de Bomberos y Emergencias. Sobre el terreno, midieron el espacio necesario para que estos servicios puedan intervenir en caso de urgencia y los macetones no supongan ningún impedimento. “Todo se está haciendo para perturbar lo mínimo posible su trabajo habitual”, subrayan fuentes municipales.

Es notable la presencia de coches policiales cruzados al inicio de varias calles

No será ésta la última calle que se blinde. Los próximos días se irán conociendo otras vías urbanas donde se colocarán obstáculos para evitar ataques yihadistas. De hecho, este periódico comprobó ayer cómo varios técnicos municipales tomaban medidas en la Avenida de la Constitución, en la zona comprendida entre la Catedral y el edificio de Correos.

Como adelantó el miércoles Antonio Sanz, ésta es la cara visible del plan de seguridad que se está desarrollando por el reforzamiento del nivel 4 de alerta. Sin embargo, hay otra –la llamada cara B– que las autoridades no van a detallar para evitar “dar pistas” a los terroristas. Entre estas medidas hay algunas que no pasan desapercibidas para los ciudadanos que acuden estos días al centro de Sevilla, como la presencia de coches policiales cruzados en las entradas y confluencias de diversas calles.

Todas estas medidas servirán de base para las que se tomen en la junta local de seguridad que se celebrará a finales de la semana próxima o principios de la siguiente. En ella se decidirá si se altera el plan de emergencias con el que cuenta la ciudad o sólo se establecen excepciones mientras se mantiene el reforzamiento del nivel 4 de alerta ante posibles ataques terroristas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios