Homenaje a los héroes de Taxdirt

  • El Ejército de Tierra conmemora la carga militar de 1909 en un acto en el que se criticó la situación de Cataluña.

"Hablar de España ahora mismo me causa dolor". El periodista José Antonio Naranjo comenzó su glosa de la conmemoración de la acción de Taxdirt en 1909 aludiendo a la situación política actual. Culpó, antes de comentar la carga del Regimiento de Cazadores de Caballería Alfonso XII, a los políticos de "pactar con el mismísimo diablo con tal de tocar pelo de la alfombra del poder" y a los periodistas de "mirar hacia otro lado por militar en la secta de lo políticamente correcto".

Una vez despachado el desafío secesionista catalán, Naranjo hizo una defensa férrea del ejército, del que recordó que "está principalmente para defender a España". Con ello aprovechó para criticar a Pedro Santisteve, alcalde de Zaragoza y defensor de "una Academia Militar desmilitarizada", declaraciones que hizo el pasado enero en la presentación de los actos conmemorativos del 90 aniversario de la apertura de la Academia General en la capital aragonesa. Fue el ejemplo elegido por el periodista moronero para mencionar a aquellos que "serían felices si el ejército no existiera" o "si este acto no se celebrara".

Un acto que, 108 años después en el Patio de Columnas del Edificio de Capitanía General, recuerda las heroicas cargas de la caballería española capitaneada por el cubano José de Cavalcanti en la localidad marroquí de Taxdirt. Los 65 jinetes protagonistas se enfrentaron a 1.500 hombres para que los batallones de Tarifa y Cataluña no quedaran aislados durante el combate. La hazaña se cobró 25 bajas, pero les hizo inmortales para la historia militar española. El Regimiento de Caballería y Cavalcanti fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando.

José Antonio Naranjo definió aquella guerra como "desconocida" y lamentó que la cultura española no le dedique más espacio a estos pasajes: "¿Por qué los españoles no hacemos cine de nuestras guerras?". Naranjo demandó un filme sobre la carga de Taxdirt, de la que destacó la "voluntad de vencer" del regimiento y explicó a través de una entrevista realizada en 1959 a un superviviente de la acción.

Juan Muñoz López, yegüerizo llamado a filas, se embarcó hacia África en 1909. Allí aprendió a leer y contó que el ejército le enseñó a vivir inculcándole valores como el honor, la lealtad o el compañerismo. Muñoz sobrevivió a una pelea en la que sintió vacío y a la que fue pensando que iba a morir por la desventaja numérica. Vomitó y lloró cuando finalizó la carga. Naranjo explicó que aquel hombre acostumbrado a trabajar con caballos peleó ese 20 de noviembre de 1909 por su capitán, al que atribuyó ser “el grado más bonito” de la tropa.

El acto, presidido por el Teniente General Juan Gómez de Salazar Mínguez, incluyó una solemne ofrenda en memoria de los militares fallecidos y contó con una nutrida presencia de militares y civiles que entonaron con fuerza el Himno de Taxdirt y el de Caballería, que puso el broche final con el tradicional grito de guerra: ¡Santiago y cierra, España!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios