iniciativas ciudadanas

Un banco en memoria del 'padre' del tranvía

  • La asociación empresarial de ingenieros consultores lo sufraga junto al apeadero de San Bernardo

  • Sevilla se estrena en esta bella iniciativa que abunda en Reino Unido

Comentarios 2

El ingeniero de caminos Miguel Vidal Sanz, el padre del Metrocentro, de la avenida Torneo, del paso inferior de calle Arjona, de los primeros estudios del Metro y de la finalización de las setas de la Encarnación, tendrá un banco dedicado a su memoria en Sevilla junto al intercambiador de San Bernardo, un proyecto que también diseñó este ingeniero. La asociación empresarial de ingenieros consultores (Asica) ha logrado sacar adelante esta iniciativa de homenaje al que fue "artífice de la modernizacion del transporte de Sevilla" y Medalla de Honor de la ciudad 2016 a título póstumo, ya que falleció en 2015. Andalucía también le debe mucho en los trazados de sus carreteras, de sus ferrocarriles y en la buena ejecución de sus obras hidráulicas.

En las próximas semanas se colocará el banco que recuerda quién fue en un enclave de paso de miles de viajeros en el que hasta ahora no había ningún banco donde sentarse y reposar. Es el punto de convergencia de la estación con más pasajeros del núcleo de Cercanías de Sevilla y de otros cuatro medios de transporte: el Metro, el tranvía, los autobuses y el servicio público de bicicletas. Es la plaza que da a la calle Doctor Ordóñez de la Barrera, en la zona de Viapol.

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento aprobó su instalación el pasado mes de julio tras una tramitación de un año que no ha sido sencilla precisamente. "Estamos muy contentos con la aprobación de nuesta iniciativa porque es un homenaje a una persona sencilla y muy respetada. Miguel era uno de esos héroes anónimos que tiene la sociedad: extraordinariamente trabajador, volcado con su empresa y buscando siempre cómo mejorar esta ciudad. Un líder en toda regla", relata emocionado Ignacio Sánchez de Mora, presidente de la asociación Asica, entidad que también presidió Miguel Vidal, que dirigía la empresa de consultoría VS Ingeniería y Urbanismo.

Las dificultades de la tramitación se han debido a que es la primera vez que Sevilla aplica esta práctica tan frecuente en el Reino Unido. En Inglaterra, Irlanda y Escocia pueden verse bancos dedicados a ciudadanos tan comunes como ejemplares, especialmente en los parques y jardines y en otros lugares de paseo estancia, y pagados por familiares o amigos de la persona fallecida.

Miguel Vidal Sanz, ingeniero. Miguel Vidal Sanz, ingeniero.

Miguel Vidal Sanz, ingeniero. / m. g.

"Sería muy bueno que esta iniciativa que enriquece a nuestra sociedad se extendiera en la ciudad. Además, aporta mobiliario a la capital y lo hace a coste cero", señala el presidente de Asica. Pero el Ayuntamiento de Sevilla no parece de momento decidido a abrir esta opción a cualquier ciudadano que lo desee.

Asica cree que el hecho de que una asociación haya promovido la idea ha sido más fácil para tramitar que si hubiera sido un ciudadano de a pie, ya que tiene que haber un sujeto jurídico que ceda ese patrimonio al Ayuntamiento.

Después de una gran cantidad de llamadas, visitas a la Administración, mucha burocracia y muchas comisiones municipales, la comisión ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo en su sesión del 12 de julio pasado lo aprobó advirtiendo que había de cumplir la ordenanza reguladora de las obras e instalaciones que afecten a la vía pública, así como la de ruidos cuando se instale el banco, según el expediente municipal tramitado por el servicio de proyectos y obras de Urbanismo.

Por suscripción popular se está reuniendo el dinero necesario para pagar el banco y su colocación en la calle. La asociación Asica ha abierto una cuenta corriente para aportar pequeñas donaciones que cubran estos gastos. Ya ha reunido más de la mitad de su coste total.

"Dedicado al artífice de la transformación del transporte público de Sevilla", reza la placa

El banco lleva una inscripción de texto en placa de bronce que reza "Dedicado a D. Miguel Vidal Sanz, Ingeniero de Caminos, artífice de la transformación del transporte público de Sevilla. Sus amigos. Verano 2017". Ha sido diseñado por el también ingeniero de caminos Indalecio de la Lastra Valor y fundido por el maestro fundidor Francisco Ruiz Salas (Marcelo), en su taller de Valencina de la Concepción.

Está construido con asiento y respaldar de madera (tablazones de madera de Iroco en dos tablas de dimensiones diferentes y respaldar posterior a los soportes, de una sola tabla) y tres soportes verticales de bronce fundidos a la "cera perdida". Su longitud completa es de 2,80 metros, la altura del asiento es de 0,45 metros, la altura máxima de los soportes es de un metro, y la anchura máxima es de 0,85 metros. La construcción es algo más costosa que su instalación por el diseño original que se ha buscado para esta ocasión, que ha contemplado crear un mobiliario cómodo y confortable para sentarse, que no sea de fundición porque se calienta mucho con el sol y en invierno se enfría.

Inicialmente la propuesta era colocarlo en la Puerta de Jerez, pero no fue posible al ser zona monumental. Así pues irá próximo a la entrada al apeadero, dentro de un parterre vegetal con dos árboles Melia Azederach. No tiene valor patrimonial, sino simbólico. El Ayuntamiento se encargará de su conservación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios