Dos institutos públicos coronan el ranking de la Hispalense

  • El Fernando de Herrera lidera el listado realizado este año con las 20 mejores notas de cada centro

Comentarios 2

Julio Carmona, director del IES Fernando de Herrera, no daba crédito. Este centro público de enseñanzas medias ha logrado la máxima puntuación de los colegios e institutos que han realizado la Selectividad en la Universidad de Sevilla. "No puede ser posible. Esos datos no son correctos", refirió ayer Carmona cuando se le preguntaba por dicho resultado. La aclaración llegó luego. La Hispalense ha decidido que este ranking se elabore sólo teniendo en cuenta la nota media de los 20 alumnos que han logrado las mejores calificaciones de cada centro, y no la de todos los que se han presentado, como años anteriores. Un cambio de criterio que ha provocado alteraciones de bastante  importancia en el orden de la tabla, que siempre la coronaba un centro de titularidad privada. Ahora, con dicha modificación, son dos institutos públicos, el IES Fernando de Herrera y el Martínez Montañés, los que se hacen con el podium, que comparten -en un tercer puesto- con un privado, el Portaceli.

Una semana después de que se conozca el alto porcentaje de alumnos que han superado las pruebas de acceso a la universidad (PAU) y el nombre de los estudiantes con las notas más altas, llega el ranking de la calificación media obtenida por los centros adscritos a la Hispalense y a la Pablo de Olavide. Este año, sin embargo, confeccionar la lista entre ambas universidades resulta imposible, pues han aplicado criterios distintos a la hora de calcular la nota media de cada colegio e instituto. Mientras que la UPO ha seguido el método tradicional  -obtener la media a partir de la calificación de todos los alumnos-, la Universidad de Sevilla se ha decantado por lograr esa cifra sólo con las 20 notas mejores de cada centro. 

El ranking de la Hispalense, además, carece de otros datos complementarios que sí contiene el de la Olavide, como el número de alumnos que se han presentado a las pruebas y el porcentaje de aprobados de cada centro. Sólo aporta la nota media. Con este criterio se logra que dos institutos públicos sean los de mayor puntuación entre los 129 centros adscritos a dicha universidad. ¿A qué se debe este cambio? La razón obedece a la tónica seguida por los centros de titularidad privada, que solían copar el ranking. Bien es sabido que la Universidad de Sevilla se ha mostrado siempre reacia a facilitar estos datos y que no fue hasta hace pocos años cuando los difundió. El hecho de que la nota media se calculara con la totalidad de las calificaciones de los alumnos provocaba que centros como el Buen Pastor, San Francisco de Paula o Highlands protagonizaran los titulares por máxima puntuación. Un marketing que la institución de enseñanza superior no está dispuesta a "orquestar" en detrimentro de la escuela pública, que siempre quedaba excluida de los primeros puestos. 

Para entender esta postura hay que recordar que en los centros privados suele ser habitual la filtración de alumnos que acuden a la Selectividad. Es decir, que a estas pruebas se llevan a los estudiantes que han acabado el Bachillerato con la mejor nota, por lo que se trata de un grupo reducido de excelentes con alta probabilidad de que consigan una  calificación media muy buena para el colegio en Selectividad. Una garantía para situarse entre los primeros. Por contra, los centros públicos -por norma general-  acuden a la PAU con un número más alto de alumnos, entre los que flúctua bastante la calificación general del Bachillerato. Dicha variedad dificulta que su posición alcance los tres primeros puestos. La Hispalense, por tanto, ha aplicado también una selección de excelencia para que los centros compitan en igualdad de condiciones. 

Esto ha provocado que el IES Fernando de Herrera, ubicado en la Avenida de la Palmera, se haga con el primer puesto, al obtener de nota media un 9,03, puntuación que nunca se ha alcanzado con el método tradicional. Su director, Julio Carmona, se quedó bastante sorprendido, pues la calificación media con las notas de todos sus estudiantes -notificada por la Hispalense- se sitúa por debajo del ocho. Este centro público ha presentado 90 alumnos a la Selectividad, por lo que el listado de la Hispalense no tiene en cuenta la calificación de 70 jóvenes, lo cual no resta crédito a la hora de afirmar que se trata de uno de los centros de referencia en excelencia educativa. No en vano, fue uno de los pioneros en implantar el programa bilingüe.

El segundo con mejor puntuación es el Martínez Montañés, en Nervión, cuya nota media entre los 20 alumnos con mejor calificación es de 8,86. Raro es el año en el que alguno de los estudiantes de este instituto no logre una medalla de oro en las olimpiadas académicas que se convocan. El tercer lugar se sitúa el Colegio Portaceli, el primero de titularidad privada del listado. Obtiene un 8,83. Este centro se caracteriza por ser el que más alumnos lleva a la Selectividad. En 2015 se presentaron casi 190. 

Con el nuevo criterio aplicado por la Hispalense, el Colegio Buen Pastor ha pasado de ocupar el primer puesto al número 15. Y ello pese a obtener una calificación mayor que la de 2015, cuando logró un 8,371. Ahora, al tener en cuenta sólo las 20 mejoras notas, consigue un 8,57. El Compañía de María, que el año pasado fue el segundo, se traslada ahora al puesto 20 con el nuevo criterio de calificación, que le otorga un 8,44. El San Francisco de Paula pasa del tercer puesto al décimo, con un 8,67. 

En cuanto a la provincia, el que consigue una nota media más alta es el Internacional Europa, en Espartinas, con un 8,82, lo que lo sitúa en el cuarto puesto de la tabla. Más alejado, en el número 13, se encuentra el Highlands, en Dos Hermanas, con un 8,59 de calificación. El  centro público de la provincia con mejor puntuación es el IES Albero,  en Alcalá de Guadaíra, con un 8,41 (ocupa el puesto 23).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios