Berizzo y las "38 Ligas de un partido"

  • El técnico advierte del peligro de las pérdidas ante un Espanyol que "nos hará daño si éstas se producen"

"Yo me marco el ganar todos los partidos que juego, se lo digo con total transparencia y simpleza. No me van a escuchar generar autoconvencimiento aquí, nunca digo algo en lo que no crea. No trato de vender algo que no creo. Creo que nosotros jugamos 38 Ligas de un partido. Todos los partidos para nosotros son una ocasión de demostrar lo buen equipo que somos". El entrenador del Sevilla, Eduardo Berizzo, que quiso mandar antes de nada un mensaje de solidaridad a las víctimas por el atentado de Barcelona, dejó clara desde su primera rueda de prensa previa a un partido liguero su filosofía de este juego llamado fútbol. El argentino no le hace ninguna concesión a lo artificioso y sí al pragmatismo, a ganar y ganar.

Para llegar a ese punto el entrenador de la entidad nervionense se siente con confianza: "Nos hemos preparado muy bien para una temporada ilusionante, la intención es empezar fuerte, aunque cada partido tiene su dificultad. En una competición tan continuada, esforzada y exigente como ésta, la revisión es partido a partido. Salimos de un partido exigente en Turquía y empieza la Liga, la mirada está puesta en resolver el partido siguiente. Será un partido intenso, de uso del balón y esperamos empezar ganando".

Su intención, por tanto, es pisar el acelerador a fondo desde el principio y así lo expresó ayer: "Me gusta empezar muy fuerte con mis equipos, así lo hicimos en temporadas anteriores y mañana es un partido para ello. Si uno arranca tarde, lo lamenta luego".

¿Le preocupa la presión que pueda soportar en el Sevilla? "Ésa es la consecuencia de transformarse en un equipo importante, hay que competir cada tres días con la obligación de ganar. Cada partido que enfrento lo afronto con la convicción de ganar, así nos prepararemos siempre y así será también para mañana".

Dentro de esa sensación de sinceridad que transmite en sus ruedas de prensa, Berizzo no ocultó que refrescará al equipo en esta cita entre las dos de la eliminatoria contra el Basaksehir. "Tal vez sí haya muchos cambios, confluyen muchas situaciones: el cansancio del partido de Turquía, la necesidad de refrescar y darle minutos a todos, el choque del martes. Y por eso imaginamos escoger un once confiable y sólido", admitió.

Lógicamente, dos de los futbolistas que pueden entrar son Jesús Navas y Nolito y se le preguntó sobre su estado de forma. "Están más arriba que la media y acercándose al mejor nivel, pero para eso necesitan minutos de juego. Han tenido 30 y 10, mañana seguramente tendrán más, imaginando que también sean opción para el martes. La carga tiene que ser la suficiente y no exagerada porque hay más partidos después. Casos como los de ellos, Kjaer, Corchia, gente que llegó a la preparación algo retrasada y tienen que ir poniéndose a punto", adelantó Berizzo.

Alguien le pregunta al entrenador argentino sobre la calidad del taconazo de Ben Yedder en el gol de Estambul y Berizzo prefiere centrarse en el desmarque: "El movimiento del centro atacante es la clave para marcar. Luego su talento hace que coja este recurso u otro. Fue una jugada de un goleador como Ben Yedder".

Turno para conocer su opinión sobre el primer rival liguero y el argentino reparte elogios: "No creo que el Espanyol haya cambiado mucho, conserva su entrenador, explota muy bien sus recursos, juega un sistema mixto a veces, con bandas rápidas, centro del campo sólido por el medio, unos centrales fuertes... Nos va a exigir mover el balón con paciencia porque contragolpea y te hace daño en cada pérdida".

Por último, ¿con qué se queda y qué descartaría de lo que vio en el partido contra el Basaksehir? "Me gustaría repetir el control del balón en la primera parte y la profundidad que encontramos por los costados. Prolongar ese control en el tiempo. No me gustaría lo que sucedió cuando le concedimos el balón al rival", concluye Berizzo en un análisis previo bastante convincente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios