sevilla f.c.

Montella ante el día D

  • El consejo de admnistración, con opiniones distintas, se reúne hoy para decidir qué salida tomar

  • La sombra de Caparrós planea sin afectar a la continuidad del italiano, sí a la de Arias

Comentarios 3

La continuidad de Vincenzo Montella al frente del Sevilla depende de la temperatura que tome el consejo de administración que ha convocado José Castro para esta tarde, a las cinco. En el seno de los que mandan en el club hay distintas opiniones al respecto, tanto sobre el entrenador italiano como sobre Óscar Arias. La gestión de ambos está en entredicho y únicamente éste defiende con una determinación inquebrantable la gestión de aquél, por lo que sobre la mesa de la reunión se expondrán las distintas opiniones y también las posibles soluciones a adoptar ante la caída en barrena del equipo, sin reacción en los últimos partidos y sin un ápice de competitividad en la final copera.

La forma en que el Sevilla perdió en el Wanda Metropolitano ante el Barcelona, la contestación unánime del sevillismo tanto a la forma de dirigir el equipo de Montella como a la gestión de Arias y, también, la petición de dimisión de José Castro en la vorágine de la derrota pueden condicionar mucho el devenir del consejo. También la pésima trayectoria del equipo desde el celebrado triunfo en Old Trafford, ya que desde entonces, 13 de abril, el equipo de Montella acumula ocho partidos sin ganar. Es la peor racha de la temporada, si bien por medio han estado los cuartos de final de la Liga de Campeones y la visita del Barcelona a Nervión, el mejor partido de esta última fase salvando los minutos finales en que se dejó empatar.

José Castro y su comité ejecutivo, que completan Gabriel Ramos, como vicepresidente, y José María Cruz, como director general, escucharon las explicaciones de Montella, acompañado por Maresca, y de Arias en dos reuniones separadas. El presidente quería saber cómo respiran ambos y ver qué soluciones hay, desde el punto de vista técnico, para enderezar el rumbo y retomar el buen camino en los cinco partidos de Liga que quedan. Lo cierto es que, en principio, la idea que manejan los dirigentes del club es que no haya un giro de timón, después de oír de propia voz del técnico que se ve capacitado para levantar al equipo y que está en deuda además con el club tras el desastre de la final. No es que sea plato de buen gusto para el presidente y su comité ejecutivo la continuidad de Montella, pero esa cabeza fría que solicitó Castro en Santa Justa puede pasar por su continuidad, al menos hasta el día del Levante... ante la falta de opciones que garanticen en tan escaso margen la necesaria reacción deportiva.

El foco puede girar hacia Óscar Arias, cuya continuidad como máximo responsable de la dirección deportiva está prácticamente descartada, sin que esto quiera decir que no continúe en algún departamento de la misma, realizando alguna función secundaria como la que venía haciendo cuando la cabeza visible era Monchi, si lo acepta. Porque Castro también es consciente de que el sevillismo reclama soluciones drásticas. En román paladino, la afición quiere una cabeza de turco, porque el enfado de la hinchada es tremendo y no quiere medias tintas. Aunque hasta que no haya sustituto...

La situación es delicadísima y sobre el Sevilla ya planea con fuerza la sombra de Joaquín Caparrós, un hombre querido por gran parte de la afición por su capacidad para transmitir, para erigirse en un líder en momentos de zozobra, aunque en ningún caso ha recibido en las últimas horas ninguna llamada para conocer su disponibilidad ni para ofrecerle el banquillo.

Otra cosa es la idea que siempre ha tenido Castro de que Caparrós volviera al Sevilla en algún momento, y con algún cargo distinto al de entrenador, como cabeza visible del proyecto en un puesto que englobe todo el departamento de fútbol, incluida la cantera, una de las asignaturas suspendidas por Arias. Y en este contexto es donde puede haber alguna solución inesperada, que no pasaría en principio por darle el banquillo al utrerano. ¿Su regreso inmediato y la destitución o el desplazamiento de Arias? Todo dependerá de la temperatura que tome la reunión del consejo...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios