sevilla f.c.

La exigencia aprendida

  • Maresca recuerda que el Sevilla fue goleado hace sólo 12 días en Éibar y que Montella busca "terminar con los altibajos"

  • El auxiliar rechaza la comparación por costes de plantilla

Enzo Maresca y Vincenzo Montella observan los ejercicios físicos que realizaron ayer los jugadores del Sevilla. Enzo Maresca y Vincenzo Montella observan los ejercicios físicos que realizaron ayer los jugadores del Sevilla.

Enzo Maresca y Vincenzo Montella observan los ejercicios físicos que realizaron ayer los jugadores del Sevilla. / juan carlos muñoz

Enzo Maresca conoce perfectamente la epidermis, la dermis y la hipodermis del Sevilla. Ganó cinco títulos en 15 meses, vivió la muerte de su amigo Puerta, la marcha de Juande... Cuando conversó con Vincenzo Montella para unirse a su proyecto le habló de ello. "Me acuerdo exactamente lo que le dije. 'Tú no sabes adónde vas a llegar, no te lo imaginas'. Y me dijo que ya había jugado aquí con la Fiorentina. Y le dije que esto es mucho más de lo que puedes imaginar, y en realidad así le está pareciendo", explicó ayer. El asistente técnico del entrenador realizó un amplio análisis de la actualidad. Y en ella rezumó exigencia, la que aprendió en sus cuatro intensos años entre 2005 y 2009.

La final de la Copa y el Manchester United están aparcados. Es hora de la Liga, de buscar el complicadísimo cuarto puesto: "Hasta que las matemáticas nos den lugar, hay que intentarlo, luego si hay partidos de Champions o una final... esto no es un problema. Ahora, si piensas en la final, o en el Manchester, o en terminar cuartos, y pierdes de vista el partido de Las Palmas va a ser imposible. Hay que pensar siempre en el próximo partido e intentar recortar poco a poco". Incluso se centró en Las Palmas al ser preguntado por su triunfo sobre el Barcelona en la Supercopa de Mónaco: "Lo último sería decirles al entrenador y los futbolistas cómo hacer las cosas. Quedan más de dos meses, muchísimo tiempo para la final. No se puede pensar en el Barcelona hoy en día, sino en Las Palmas".

Maresca fue muy claro al hablar de esos altibajos tremendos que está evidenciando el Sevilla. "No hay que olvidarse de que hace 12 días perdimos 5-1 en Éibar, tampoco hay que pensar que la cosa ha cambiado totalmente. Desde que llegamos nosotros este equipo ha tenido altibajos y el objetivo es que sólo tenga altos. El día del Betis y el del Eibar no pasó lo que pensamos que podía pasar, y debemos trabajar para que no vuelva a haber altibajos, tenemos que intentar que no pasen", dijo.

Claro que la percepción de la afición de futbolistas que estaban en el foco de las críticas como Muriel, Correa o Franco Vázquez ha variado sustancialmente desde la llegada de Montella. Eso sí que ha cambiado: "Ésta es una afición que si te ve darlo todo te lo agradece. Con futbolistas como Franco, Muriel y Correa, cuando tienes características técnicas importantes, lo que tienes que recuperar es la sensación de que lo das todo, y eso la gente te lo agradece".

No obstante, el mensaje en el cuerpo técnico sevillista está bien definido. El Sevilla ha perdido muchísimo terreno, haber sumado siete puntos de 18 en la era Montella es muy, muy poco. El inicio complicado tuvo mucho que ver. "Se encontró con una situación nueva, cambiando de país. Ha llegado con toda la ilusión del mundo, sabiendo que esto es un club grande. Él ya venía con una experiencia de Italia, pero tiene mucha ilusión por jugar la final de Copa, por jugar un partido de Champions con el Manchester... Pero también por recuperar en la Liga una situación que no es la que a todos nos gustaría que fuera. Está con ilusión y con la idea de que las cosas se pueden hacer siempre mejor", insistió Maresca.

De momento, esa mejoría no pasa por volver al sistema de rotaciones que había con Eduardo Berizzo y que fue tan criticado. Ahora Montella ha pasado justo al otro extremo y siempre juegan los mismos, con el riesgo de fatiga en algunas piezas, como ya ha evidenciado la lesión de Banega y el estado de forma de otros. "Lo de antes no lo voy a valorar, no sé qué dinámica había. Hoy en día te puedo decir que cuando buscas un equilibrio apuestas por los futbolistas que en este momento te dan garantía, quizá mañana serán otros, pero en este momento es así. Si pueden llegar cansados al final no lo sé, la plantilla es bastante larga y no creo que sea un problema". Sinceridad total.

Más comedido se mostró el salernitano al abordar otro tema polémico, el rendimiento de la plantilla más cara de la historia: "No se puede comparar el equipo de hace unos años y lo que se gastó hace unos años a lo que es hoy y se gastó hoy. No es directamente proporcional el gastar más con ganar más partidos. El fútbol ha cambiado mucho, cambia y va avanzando. Hoy en día un futbolista sale más caro que hace diez o quince años. No creo que sea una comparación correcta decir que ahora ha gastado más para analizar el equipo". En ese contexto, la mejora es urgente: "La idea es seguir mejorando, se puede hacer mejor y poco a poco hay que ir creciendo. De todos modos, no hay que olvidar que el Sevilla lleva en lo máximo muchos años; ante todo, esto no se puede olvidar". "Las cosas han cambiado, han cambiado en positivo, creo que el club ha crecido muchísimo", destacó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios