El bajo rendimiento, causa o consecuencia

  • Futbolistas clave como Ben Yedder, Sarabia o Franco Vázquez tienen peores números que la campaña pasada

Ben Yedder inicia una carrera mientras Berizzo da órdenes tras él. Ben Yedder inicia una carrera mientras Berizzo da órdenes tras él.

Ben Yedder inicia una carrera mientras Berizzo da órdenes tras él. / a. pizarro

Uno de los factores que más destacan, de forma negativa, en el actual bache del Sevilla es el evidente bajón de rendimiento de varios de sus futbolsitas clave. Sarabia, Franco Vázquez, Correa, Ben Yedder... Hasta Sergio Rico parece tener menos confianza desde que Eduardo Berizzo quiso alternarlo con David Soria, aunque finalmente se ha decantado por el sevillano para los partidos clave. Ante el Levante, una mano prodigiosa suya en la primera parte evitó males mayores. En el portero es evidente que la continuidad ofrece ese colchón de confianza sobre el que se tira sin miedo cualquier guardameta. Estar en el foco del análisis por la obligación de compartir el protagonismo puede restar más que sumar.

Sergio Rico llevaba el año pasado a estas alturas 21 goles encajados en 14 partidos y este año lleva 15 en 11. Pero aquel Sevilla encajaba y marcaba mucho más que éste: 32-21 por 19-19.

Pese a que Sampaoli no confiaba mucho en Ben Yedder, llevaba 5 goles, 8 después de Anoeta

En los jugadores de campo es distinto, pues ahí sí es necesario repartir los esfuerzos, hasta cierto punto. Berizzo empezó haciendo rotaciones por sistema y luego las fue seleccionando. Sea como fuere, la mayoría de jugadores titulares que ya estaban en la plantilla pasada están rindiendo por debajo del nivel ofrecido anteriormente. Y la pregunta ante esta realidad, que se puede constatar con números y no sólo con la apreciación subjetiva de cada cual, es si es una causa de la indefinición del equipo o una consecuencia de ella.

Por ejemplo, es llamativo el caso de Ben Yedder. Jorge Sampaoli no es que confiara en exceso en el delantero francés. Vietto partió como titular y fue perdiendo protagonismo primero ante el que sería el máximo goleador del equipo, el susodicho Ben Yedder, y luego con Jovetic. Aun así, el francotunecino llevaba una mejor ratio de goles que actualmente. Sus números en Liga esta campaña son los siguientes: 9 partidos, 640 minutos y tres goles, por lo que hace un gol cada 213 minutos. El curso pasado, en la jornada 16 llevaba 12 partidos, 663 minutos y 5 goles, un gol cada 152 minutos. Además, en la jornada decimoséptima, curiosamente también la visita a Anoeta, fue clave con tres goles y una asistencia a Sarabia.

El caso de Sarabia también es muy llamativo. Sumaba 14 partidos, 831 minutos, tres goles y cuatro asistencias. Y ahora lleva las mismas asistencias en los mismos partidos y 932 minutos, pero sólo un gol. El madrileño no empezó titular con Berizzo, pero éste le ha terminando dando los galones por delante de Jesús Navas. Con Sampaoli no fue así, puesto que le costó hacerse con un puesto fijo en el equipo y jugó en varias posiciones, entrando y saliendo de los onces.

Otro caso singular y llamativo es de Franco Vázquez. Fijo para Sampaoli, con Berizzo ha tardado en entrar y parece querer devolver la camiseta. El año pasado jugó 14 de los primeros 16 partidos, con 1.041 minutos y bastante más incidencia en el juego que en las estadísticas: dos goles y una asistencia. Esta temporada lleva 11 partidos, 679 minutos, un gol y dos pases de gol. Y Correa, otro futbolista señalado por la grada, aún no había arrancado con Sampaoli y con Berizzo está decepcionando. Lleva similares números: 9 partidos, ningún gol y una asistencia en ambos casos, pero con más minutos el año pasado, 474 por 329.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios