Un sueño que cumple dos décadas

  • El Centro Inetegral de Recursos de Autismo Sevilla celebró ayer un acto conmemorativo en el que se premió a diferentes personas y entidades que han contribuido al crecimiento de la asociación

Veinte años son nada, dice la canción, pero dos décadas lo son todo si se habla de Autismo Sevilla. La asociación, que nació promovida por padres con hijos con Trastornos del Espectro Autista para obtener respuestas ante algo que les era desconocido, celebra el XX Aniversario del Centro Integral de Recursos de Autismo Sevilla. Para conmemorar la efeméride, la asociación celebró una gala ayer en el Teatro Cajasol donde repasaron los avances de Autismo Sevilla y galardonaron a personas y entidades que han contribuido a dichos progresos.

Conducido por el periodista Valentín García, el acto fue un viaje en el tiempo a través de un diario, el diario de un niño con autismo. Imaginado por García, y bajo el nombre de Manolo, el pequeño y sus letras sirvieron para recordar a los asistentes la historia de una realidad desconocida hasta hace relativamente muy poco. Manolo, en boca del periodista, contó lo difícil de los primeros años, cuando ni médicos ni especialistas lograban poner nombre a algo que afectaba a muchos niños. El pequeño narró en su relato el primer diagnóstico, la incertidumbre de sus padres y el nacimiento del Centro Integral de Recursos de Autismo Sevilla. En sus palabras, el avance continuo, el afán de superación de las familias, el trabajo en equipo, la implicación de entidades y el no dejar nunca de trabajar por un sueño, el de tener un futuro. Manolo, el imaginario niño, fue la voz de otros como él, pero también fue el reconocimiento a toda una labor.

Intercalados con las páginas del diario de ese niño y con el testimonio de miembros de la asociación o personas vinculadas a ella, se premió la labor de personas y entidades. Por su ayuda a crecer a la asociación, Autismo Burgos recibió el Premio Entidad Inspiradora; por su contribución a la investigación, David Saldaña (profesor titular de Psicología en la Universidad de Sevilla) recibió el Premio Investigación e Innovación; el Premio Deporte Inclusivo recayó en Padel Integra, por su contribución a la integración de estos niños gracias al deporte; por su entrega, José Manuel Soto recibió el Premio de Sensibilización Social; el Premio Experiencia Educativa recayó en el Colegio Arboleda; el Premio Empresa Colaboradora fue para Grupo Insur; Wellness Telecom recibió el Premio a la Inclusión Social; la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales recibió el Premio a la Experiencia en Inclusión y el Premio Accesibilidad Cognitiva recayó en Gedes (Grupo Educación, Discapacidad, Emergencia y Seguridad). Mención especial obtuvieron dos de los responsables de que ese sueño por el que trabajan en Autismo Sevilla sea posible, Ángel Díez Cuervo y Ángel Rivière. Para ellos fue el reconocimiento de toda la asociación en forma de galardón; recogido por Díez y por la viuda de Rivière, Inés Marichalar.

Mercedes Molina, presidenta de Autismo Sevilla, y Marcos Zamora, director general de la asociación, aseguraron haber cumplido un sueño, aunque para ellos esto no ha hecho más que empezar. Ambos anunciaron que el 14 de junio será la próxima Gala Benéfica Autismo Sevilla. El acto, que concluyó con unas emotivas palabras del artista y doctor en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla Paco Pérez Valencia, contó con la presencia de Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, muy ligada a Autismo Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios