alcalá de guadaíra

La integración con la línea 1 del Metro podría retrasar el tranvía

  • El gobierno admite que la "reformulación del proyecto" precisa de nuevos trámites ante la Unión Europea

Una perspectiva de la obra del tranvía que ya está ejecutada, pero que sigue sin uso. Una perspectiva de la obra del tranvía que ya está ejecutada, pero que sigue sin uso.

Una perspectiva de la obra del tranvía que ya está ejecutada, pero que sigue sin uso. / José ángel garcía

La "suspensión" de las obras del tranvía de Alcalá de Guadaíra -de la que alertó el miércoles el PP, que tuvo conocimiento de ello por la empresa que las realiza- podría estar relacionada con el cambio de modelo del proyecto, que no será ya un tranvía en sí, sino una prolongación de la línea 1 del Metro de Sevilla, con los mismos vagones, tal y como se anunció.

Según informó el portavoz del gobierno local socialista en un comunicado, Antonio Gómez Menacho, ese nuevo modelo supondría un ahorro de hasta el 30% de las tareas de electrificación, pero también "es necesario que esta reformulación del proyecto cuente con todos los trámites preceptivos, fundamentalmente de la Comisión Europea, para que se considere un proyecto de gran capacidad financiado con fondos Feder", dijo.

El nuevo modelo podría suponer un 30% de ahorro en la electrificación que falta

"Por tanto, no se considera adecuado continuar los trabajos de acuerdo con el anterior modelo, lo que no sería eficiente y además sería más costoso a largo plazo, hasta tanto no esté culminado el modelo de integración con el Metro de Sevilla", señaló.

El grupo popular en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra censuró ayer que el PSOE rechazara votar a favor de la moción que se elevó al Pleno del jueves para instar a la Junta a "aclarar el retraso en la construcción y acelerar su puesta en marcha". La formación insiste en que pretendía despejar las dudas sobre "esa posible suspensión". Ello, unido a la infraestructura que hay que reponer porque ha sido robada o vandalizada, impediría que se cumpla el plazo para la puesta en marcha: 2019.

El gobierno local socialista confía, pese a todo, en "la culminación de los trabajos". Gómez Menacho destacó que ya se han culminado los trabajos "que son comunes para el modelo anterior de tranvía y para el nuevo modelo de ampliación de la línea 1 de Metro". Incidió en que "toca ahora a la mayor celeridad dar los pasos jurídicos para contar con un modelo de explotación integrado con la línea 1 que no obligue a los pasajeros a realizar transbordo en la estación Pablo de Olavide", algo en lo que se está trabajando desde que se reanudaron las obras, en mayo de 2015.

"Desde el gobierno municipal se considera prioritario terminar los trámites jurídicos de este nuevo modelo, mucho más eficiente y económico, y con el que están de acuerdo el Gobierno de la Junta y el propio Ayuntamiento", insistió el portavoz socialista, que señala que permitirá un ahorro del 30% en esas actuaciones de electrificación, comunicaciones, cocheras, señalización y energía que faltan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios