Santiponce
  • El Ayuntamiento y la Junta crean una comisión para analizar la situación de decenas de solares que se compraron para excavar y en los que no se hallaron restos

  • El objetivo es vender para invertir en la recuperación de otros que sí tienen valor

  • La demolición del viejo cuartel de la Guardia Civil podría permitir la apertura de una calle y peatonalizar otras del entorno del teatro romano

  • Hay programadas mejoras en varias las calles y accesos al municipio y para unir carriles bici

Adecentando la piel de Itálica

La calle de San Antonio de Santiponce, junto al Teatro Romano, que se pretende hacer peatonal cuando se abra el nuevo viario entre la calle Clavel y Mesón, por el antiguo cuartel de la Guardia Civil. La calle de San Antonio de Santiponce, junto al Teatro Romano, que se pretende hacer peatonal cuando se abra el nuevo viario entre la calle Clavel y Mesón, por el antiguo cuartel de la Guardia Civil.

La calle de San Antonio de Santiponce, junto al Teatro Romano, que se pretende hacer peatonal cuando se abra el nuevo viario entre la calle Clavel y Mesón, por el antiguo cuartel de la Guardia Civil.

Juan Carlos Vázquez

Desde que en 1603 una riada destruyó el lugar cercano al río en el que se alzaba originariamente Santiponce y los monjes de San Isidoro del Campo acogieron a los supervivientes, el monasterio, las ruinas de Itálica y el pueblo han constituido uno de los paisajes más reconocibles de Sevilla. Antes de que la velocidad de las carreteras dejara poco margen para reposar la mirada, impresionaba a los viajeros por la Ruta de la Plata y se plasmó en grabados y lienzos: las casillas de aldeanos entre las trazas de fortín del monasterio y Sevilla la Vieja.

Aunque, lejos de las evocaciones, es un hecho que el pueblo de Santiponce, la piel que envolvió a dos de los Bienes de Interés Cultural (BIC) con más proyección de la provincia, aún tiene por delante el reto de dejar ser percibido a veces como algo que está de más y sí como el asentamiento al que la historia y la vida que no se detienen hicieron parte del conjunto.

Los focos están centrados ahora en el arduo trabajo para que Itálica sea Patrimonio Mundial de la Unesco. Pero los responsables municipales aseguran que también intentan dar pasos en lo que les toca y que en los próximos años van a coincidir varios proyectos que supondrán un salto para adecentar, mejorar las rutas entre los monumentos y llenar vacíos en el casco urbano. Varias propuestas deben hacerse en colaboración con la Consejería de Cultura.

Entre éstas, el alcalde, Justo Delgado, destaca que se ha creado una comisión conjunta del Consistorio y la Dirección General de Bienes Culturales para revisar la situación de entre 60 y 70 solares de casas que hace unos 70 años fueron compradas y demolidas por el Ministerio de Cultura por el convencimiento de que había restos de interés, aunque no siempre se confirmó. Ahora son de la Junta.

Las termas de la ciudad romana, anterior a la ampliación de Adriano, que se ubican en el lo que hoy es el casco urbano de Santiponde, en una zona con numerosos vacíos de solares que se adquirieron para excavar. Las termas de la ciudad romana, anterior a la ampliación de Adriano, que se ubican en el lo que hoy es el casco urbano de Santiponde, en una zona con numerosos vacíos de solares que se adquirieron para excavar.

Las termas de la ciudad romana, anterior a la ampliación de Adriano, que se ubican en el lo que hoy es el casco urbano de Santiponde, en una zona con numerosos vacíos de solares que se adquirieron para excavar. / Juan Carlos Vázquez

Se sitúan en el entorno de las calles Trajano y Adriano, junto a las termas y el teatro, en la ciudad romana previa a la ampliación de Adriano. Delgado señala que dan la sensación de pueblo poco cuidado en una zona de gran interés y ocasionan problemas porque las fachadas que siguen en pie corren riesgo y los solares necesitan mantenimiento.

El objetivo de ese grupo –del que se viene hablando desde hace tres meses, se acaba de crear y está pendiente de una primera reunión– es analizar cuáles carecen de interés y se pueden vender para que los ingresos sirvan para actuar en los solares en los que sí se documentaron restos.

Por otro lado y en esa misma zona, la Junta comenzó a demoler a principios de junio el antiguo cuartel de la Guardia Civil, en la calle Mesón, sin uso desde hace más de 30 años, y la contigua casa número 2 de la calle San Antonio, con una inversión de 100.000 euros. En breve, comenzarán las excavaciones arqueológicas.

Los trabajos de demolición del cuartel de la calle Mesón, donde deben empezar las excavaciones. El objetivo es abrir una nueva calle. Los trabajos de demolición del cuartel de la calle Mesón, donde deben empezar las excavaciones. El objetivo es abrir una nueva calle.

Los trabajos de demolición del cuartel de la calle Mesón, donde deben empezar las excavaciones. El objetivo es abrir una nueva calle. / Juan Carlos Vázquez

El derribo estaba previsto desde hace años, incluido en el PGOU para abrir un nuevo viario que conecte las calles Clavel y Mesón, permitiendo eliminar la circulación de coches por las calles San Antonio –la que desemboca en el lado sur del teatro– y Eduardo Ybarra, que la sigue y pasa junto al mismo flanco del cuadripórtico o patio trasero porticado de la construcción, sesgando por esa parte su forma rectangular porque los restos quedan debajo de la vía.

Ahora son dos estrechas calles por las que el paseante tiene que andar con cuidado por el tráfico, a pesar de que las vistas del teatro sorprenden al doblar la esquina de Clavel con San Antonio e impresionan a lo largo de Eduardo Ybarra. Dado que el teatro sólo se abre si hay espectáculos, constituyen una de las formas de contemplarlo. Las luces de los coches también son un problema durante las representaciones teatrales.

En lo que compete directamente al Consistorio, Delgado recuerda que se ha programado una intervención importante en la calle que va desde el otro flanco del Teatro Romano a la entrada de Itálica. Es la Avenida Rocío Vega y su entorno. Se van a invertir en su reurbanización unos 200.000 euros de los fondos Feder de la Estrategia de Desarrollo Urbano e Integrado (Edusi), dentro del proyecto que captó la Diputación para el área urbana de Camas, Valencina, Castilleja de Guzmán y Santiponce.

Vistas del Teatro Romano, al que sólo se puede acceder con los espectáculos, desde la calle Eduardo Ybarra. Vistas del Teatro Romano, al que sólo se puede acceder con los espectáculos, desde la calle Eduardo Ybarra.

Vistas del Teatro Romano, al que sólo se puede acceder con los espectáculos, desde la calle Eduardo Ybarra. / Juan Carlos Vázquez

En el último tramo, en el entorno ya del Ventorrillo Canario, la zona más comercial y con más establecimientos de hostelería, será peatonal con un única plataforma. A lo largo de todo su recorrido, desde el IES Itálica, el proyecto contempla que se coloquen hitos y placas con los itinerarios. Se van a cambiar las farolas de la actual mediana, eliminando el cableado aéreo. El desnivel entre una de las línea de fachada y la calzada se va intentar embellecer con mosaicos.

Como actuación complementaria, se creará una bolsa con unos 200 aparcamientos, aprovechando la inversión privada en un sector junto a la piscina municipal –en la avenida Tierno Galván, paralela a Rocío Vega–, que también se va ampliar y modernizar con el Plan Contigo de la Diputación y fondos propios, construyendo además el almacén municipal.

El PGOU de Santiponce recoge que detrás de toda esta zona urbana, que transcurre paralela a la N-630, se cree un parque, como una fachada verde a la carretera. Con 132.000 euros de los Edusi se va a iniciar la primera fase: un camino o paseo que se ejecutará en la parte más cercana a las viviendas, desde la calle Feria hasta la piscina. En otras fases, se continuará hasta el campo de fútbol.

Los Edusi van a servir además para construir cinco quioscos para los puestos de artesanía y recuerdos frente al Conjunto Arqueológico de Itálica, ya en la Avenida de Extremadura, en la que hay previstas actuaciones menores, como la restauración de los bancos. La Diputación está a punto de sacar a licitación estas actuaciones vinculadas a los Edusi, que deben estar ejecutadas para finales de 2022.

La avenida Rocío Vega, que une el Teatro Romano con la entrada de Itálica y se va a reurbanizar y peatonalizar en parte con los fondos Feder Edusi. La avenida Rocío Vega, que une el Teatro Romano con la entrada de Itálica y se va a reurbanizar y peatonalizar en parte con los fondos Feder Edusi.

La avenida Rocío Vega, que une el Teatro Romano con la entrada de Itálica y se va a reurbanizar y peatonalizar en parte con los fondos Feder Edusi. / Juan Carlos Vázquez

El Consistorio destaca también la remodelación en la travesía de la carretera de Valencina, la SE-3407 o Avenida Virgen del Rocío, aprovechando la sustitución de las redes de Aljarafesa, por las frecuentes roturas. La Diputación ha licitado las obras para construir tres glorietas, se van a crear amplios paseos peatonales a ambas márgenes, reordenando los aparcamientos.

También se la va a dotar de carril bici lo que permitirá dar continuidad al que viene de la estación de Cercanías y que se corta en la intersección con la travesía y al que viene de Camas y llega hasta el Monasterio de San Isidoro del Campo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios