Aljarafe

Los chivatazos a narcos revientan una macrooperación policial

  • La Policía y la Guardia Civil hallan vacíos varios domicilios en los registros de la macrorredada contra el tráfico de hachís

Comentarios 1

La Policía Nacional y la Guardia Civil están investigando los chivatazos que recibieron varios delos narcotraficantes cuya detención estaba prevista el pasado martes, en una macrorredada contra el tráfico de hachís por el río Guadalquivir que ambos cuerpos llevaban preparando un año. Cuando los policías y guardias civiles llegaron a varios de los domicilios que tenían que registrar, descubrieron que éstos estaban vacíos y no había ni resto de la droga y de las personas que pensaban encontrar en ellos. Algunos de los traficantes más importantes del Aljarafe han podido así eludir la acción policial.

Estas filtraciones han debido de partir obligatoriamente de los grupos de investigación especializados en la lucha contra el tráfico de droga, la Udyco (Unidad de Drogas y Crimen Organizado) en el caso de la Policía Nacional y el Edoa (Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga) en el de la Guardia Civil. Las unidades de asalto y de refuerzo que participaron en la operación no supieron hasta el mismo martes por la mañana dónde tenían que dirigirse para realizar los registros.

La operación se salda con 23 detenidos y casi 4,5 toneladas de hachís intervenidas

Aún así, la macrooperación policial se ha saldado con 23 de detenidos y la incautación de casi cuatro toneladas y media de hachís, armas y embarcaciones semirrígidas utilizadas para el transporte de la droga desde el norte de África hasta Sevilla remontando el río Guadalquivir. La operación está bajo secreto de sumario, por lo que no ha trascendido mucha información sobre la misma. Según fuentes de la Delegación del Gobierno, la operación conjunta sigue abierta y no no se descarta la posibilidad de nuevas detenciones. La operación se lleva a cabo con la Fiscalía Antidroga de Sevilla y el juzgado de Instrucción número 3 de Coria del Río.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, detalló que la Policía Nacional y la Guardia Civil comenzaron a trabajar en esta operación "hace más de un año" de forma "intensa" e "importante" hasta que se materializó el pasado martes. La redada se desarrolló en varias localidades del Aljarafe y de la ribera del río, como Bollullos de la Mitación, Umbrete, Benacazón, Sanlúcar la Mayor e Isla Mayor. Sanz precisó que los agentes hallaron "bolsas llenas de dinero y de hachís" en varias de las viviendas donde se efectuaron los registros. Los detenidos permanecen en las dependencias policiales a la espera de pasar a disposición judicial.

Sanz no quiso precisar si esta operación está relacionada con la desarrollada a principios de año en Isla Mayor, en la que cayó la mitad de la plantilla de la Guardia Civil de este municipio. Este pueblo es la puerta de entrada del hachís en Europa por el Guadalquivir y desde hace más de una década han sido múltiples los alijos. Las lanchas remontan el río desde Sanlúcar de Barrameda hasta Isla Mayor y suelen alijar a la espalda del polígono industrial El Príncipe, hasta donde llegan algunos de los canales. Los narcos tenían comprados a medio cuartel de la Guardia Civil, que cayó en una operación de Asuntos Internos el 2 de enero de 2017. A aquella redada, como la del pasado martes, vinieron agentes de Madrid y otras localidades españolas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios