MAIRENA DEL ALJARAFE

El deterioro del césped artificial obliga a cerrar el campo de Cavaleri

  • El Consistorio invertirá 700.000 euros en renovar las instalaciones de este tipo en el municipio

Una imagen del terreno de juego de Cavaleri, donde se aprecian agujeros. Una imagen del terreno de juego de Cavaleri, donde se aprecian agujeros.

Una imagen del terreno de juego de Cavaleri, donde se aprecian agujeros. / M. G.

El Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe ha anunciado que invertirá en los próximos meses 700.000 euros para renovar los tres campos de césped artificial que existen en el municipio y contratará un servicio de mantenimiento por un periodo de ocho años, que evite el gran "deterioro" que, por ejemplo, ha llevado ya al cierre del campo de Cavaleri. La aprobación del proyecto técnico y del inicio del expediente se analizarán hoy en el pleno municipal, donde está previsto que se aprueben. En cualquier caso, el Cavaleri estará sin uso unos cinco meses, de enero a mayo, en los que no podrá acoger tampoco partidos oficiales. Según los plazos que maneja el Consistorio, los tres campos estarán listos para el inicio de la nueva temporada 2107/2018.

El anuncio de esta inversión se produce después de que la Federación Andaluza de Fútbol concluyera tras su última inspección en el Cavaleri que las condiciones de este campo no son las adecuadas. Tras ello comunicó al club que tiene su sede en este campo que no iba autorizar en el mismo más partidos de la competición oficial hasta que no se "subsanen los desperfectos" detectados en el terreno de juego. La carta, fechada el 16 de diciembre, fue difundida el pasado fin de semana a través de redes sociales por el PP, que culpó de la situación a la inacción del gobierno local socialista. Sin embargo, éste reconoció ayer el "mal estado" de los tres campos de césped artificial pero lo atribuyó "al abandono que han sufrido en los últimos años, durante los que el mantenimiento ha sido nulo o, en el mejor de los casos, se ha reducido a parches", según destacó el delegado de Deportes, Julián Guerra, en un comunicado. Es decir, culpa del deterioro al anterior gobierno del PP, que estuvo al frente del Consistorio de 2011 a 2015. "Recortar en las instalaciones públicas resulta finalmente más caro que mantenerlas", destacó el delegado, "después de una legislatura en la que no se tocaron los campos de césped, vemos las consecuencias", apostilló.

"Mairena tiene cientos de usuarios de estas instalaciones y no podemos permitir que esto vuelva a ocurrir, por eso hemos elaborado un proyecto serio y concienzudo para solucionar el mantenimiento de estas instalaciones públicas de una vez por todas", insistió el edil socialista. Los otros dos campos de fútbol afectados son el Francisco Castilla y el Antonio Rojas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios