Junta

La Airef ve "improbable" que Andalucía cumpla con el objetivo de estabilidad

  • La autoridad fiscal condiciona la satisfacción de la meta de 2019 al ingreso de los 400 millones del IVA del mes 13

  • Juan Bravo reafirma la intención de la Junta de seguir bajando impuestos

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, en el Parlamento de Andalucía. El consejero de Hacienda, Juan Bravo, en el Parlamento de Andalucía.

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, en el Parlamento de Andalucía. / Efe

Comentarios 1

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha advertido a la Junta de Andalucía de la dificultad que se plantea para que cumpla con el objetivo de estabilidad de 2019, aunque, en cambio, concluye que será una meta "factible" en el próximo ejercicio.

Frente a las evaluaciones del organismo de autoridad fiscal –incluida una anterior que preveía la escasa posibilidad del cumplimiento del objetivo de déficit–, el consejero de Hacienda, Juan Bravo, se remitió a la falta de los 400 millones correspondientes al reintegro del IVA del mes 13 por parte del Estado y reafirmó la intención del Gobierno andaluz de continuar reduciendo impuestos en lo venidero.

"En 2020 vamos a seguir bajando impuestos", dijo Bravo en una entrevista a Europa Press, aunque no se prodigó en detalles el consejero. "No podemos anticipar todavía cuáles", añadió, antes de dejar claro que la aspiración de su departamento es conseguir próximamente "que seamos los que menos impuestos tengamos" , matizando que la meta inmediatamente anterior en política fiscal será no tener "los impuestos más altos".

Admitió el consejero en la entrevista el apunte de la Airef. En efecto, si el impacto de los 400 millones menos de los que dispondrá Andalucía por el concepto del IVA no se "neutraliza", según el término elegido por la autoridad fiscal, habrá dificultades para que la Hacienda regional satisfaga las exigencias de la estabilidad presupuestaria establecida por la ley.

Sin Gobierno ni nuevos Presupuestos en Madrid, muchos tendrían que ser los ingresos para que las cuentas se resuelvan con equilibrio.

"Dificulta que no haya un Gobierno –en La Moncloa– y unos Presupuestos Generales del Estado, porque no sabemos qué va a pasar con el mes 13 del IVA y con las liquidaciones a cuenta y definitivas del modelo de financiación", explicó el consejero, quien confió en que, desconociendo las liquidaciones desde Madrid "te lleva a hacer previsiones a la baja; ya encontraremos previsiones de gasto que poder ejecutar", apuntó.

"Nuestras previsiones eran más bajas, en PIB o en déficit, que eran prudentes", con la expectativa posterior de que "todos los datos vayan siempre a mejor", confió Bravo. La Junta ha tenido que remitir a la Airef un plan financiero extraordinario después de haber errado en 2018 con la regla de gasto y el objetivo de deuda. Así lo dicta la norma. Ahora, con el envío de tal informe el pasado 3 de julio tras una prórroga, el organismo de autoridad fiscal publicó ayer un nuevo informe que amplía el análisis a 2020.

Las principales conclusiones de la Airef, frente a las cifras mandadas desde Andalucía, es que, como se ha citado, "se considera factible el cumplimiento del objetivo de estabilidad de 2020" y también el de 2019, siempre y cuando "se neutralice el impacto del IVA, siendo improbable en caso contrario".

Además, continúa la institución fiscal del Estado, "se advierte un alto riesgo de incumplimiento de la regla de gasto en 2020, por lo que se recomienda" a la Junta de Andalucía que, para 2020, se apliquen "medidas o actuaciones que favorezcan el cumplimiento de la regla de gasto".

Ante eso, y a falta de los pormenores, Bravo se limitó a afirmar su intención de seguir bajando impuestos. El titular de Hacienda reivindicó la reducción de la carga fiscal, convencido de que "en Andalucía todavía hay ámbitos fiscales, en los somos los más caros de España", en tanto que argumentó que "la bajada progresiva del IRPF" aprobada el pasado mes de febrero, "conlleva que cada año estamos bajando el impuesto, aunque no hagamos nada en el ejercicio".

Sobre el riesgo que tales políticas acarrean desde el punto de vista presupuestario, Bravo mencionó el Gobierno de Aznar y el de Rajoy, que pese a bajar impuestos "se recaudó más" y apostó por "hacer reformas estructurales" con el razonamiento de que "si bajo impuestos, estoy renunciando a ciertos ingresos, pero si va acompañado de otras medidas, recaudas más".

Sobre esas medidas, a falta de concreción, Bravo reconoció que "es cierto que el ámbito de actuación de una comunidad autónoma es limitado", pero se refirió otras vías, ya que "no todo" consiste en "bajar impuestos" y señaló en ese sentido iniciativas como el impulso de la generación eléctrica a través de las energías renovables.

"Es verdad que bajar la factura de la luz no es una bajada de impuestos, pero si hay más renta disponible para los ciudadanos es lo mismo que buscamos con la bajada de impuestos", explicó el consejero de Hacienda, que días atrás planteó la posibilidad de aplicar tasas medioambientales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios