CONCIERTO Concierto de AC/DC en Sevilla, todos los detalles

Juan Ignacio Zoido | Eurodiputado del Grupo Popular

“Andalucía y España serán beneficiadas por el pacto de migración"

Juan Ignacio Zoido en el salón de plenos del Parlamento europeo.

Juan Ignacio Zoido en el salón de plenos del Parlamento europeo. / Mercedes Salas

–Ha sido ponente de un pacto sobre migración que se ha dilatado durante más de diez años y que vale por una legislatura en el Parlamento europeo.

–Tiene diez informes completos y lo más complejo ha sido poner de acuerdo a todos los países sobre ese plan en su totalidad que constituyen un paquete legislativo más que sólido.

–Ha habido protestas, si bien hasta ahora minoritarias.

–Se trata de diez textos muy extensos y complicados, por lo que creo que lo que falta en estos momentos es una información detallada sobre el pacto.

–Hablan de “histórico”. ¿No es demasiado pretencioso?

–En absoluto. Pretende asuntos muy ambiciosos como fortalecer el control de nuestras fronteras, entendidas como de toda la Unión Europea, prevenir amenazas contra nuestra seguridad y salvaguardar a los inmigrantes que son víctimas de las mafias de tráfico de personas. La extrema derecha lo considera muy amplio y la extrema izquierda dice que es insuficiente, por lo que se trata de un buen acuerdo sin ninguna duda. Para ello, nos hemos puesto de acuerdo los tres grupos mayoritarios del Parlamento europeo, populares, socialistas y liberales.

–Lo cual no es demasiado habitual.

–Ha costado mucho poner de acuerdo a tantas partes con tantos intereses diferentes.

–Se han escuchado quejas de algunas ONGs especialmente en lo que se refiere al tratamiento de los menores de edad.

–No es así. El pacto refuerza su actividad y se les dota de una mayor capacidad para poder ejercer sy trabajo. Son imprescindibles y no se concibe ninguna política migratoria en el Mediterráneo sin la presencia de la Cruz Roja. Lo único que se deja claro es que no se detiene a menores salvo en casos excepcionales, es decir, cuando se separen de sus familias, durante el proceso de tramitación de su solicitud de asilo o cuando tengan una peligrosidad extraordinaria y es que hay casos de adolescentes de 16 o 17 años que han cometido hechos muy graves.

–También se ha puesto sobre la mesa el derecho de asilo.

–Pues en este caso, es todo lo contrario, es decir, lo que se pretende es que se acelere. Hay que tener en cuenta que éste se concede cuando las personas huyan de una guerra o sean objeto de persecución, por ejemplo en el caso de los homosexuales que proceden de países donde se les encarcela. En este caso se reconocen sus derechos y se evita que haya gente esperando de manera indefinida como nos hemos encontrado en algunos aeropuertos, por ejemplo en Madrid.

El eurodiputado en una de sus intervenciones en el Parlamento europeo. El eurodiputado en una de sus intervenciones en el Parlamento europeo.

El eurodiputado en una de sus intervenciones en el Parlamento europeo.

–Vamos con otra de las críticas, en este caso desde el otro lado del espectro político: el pacto va a incrementar el efecto llamada.

–Ayer mismo hubo muertos en el Mediterráneo y se trata de una situación que tenemos que evitar a toda costa. Hay que paliar las causas para solucionar situaciones que han sido un caos, como las que hemos vivido en Canarias. Ahora es la Unión Europea la que decide quién entra y quién no en un territorio que es común. La situación que se han vivido en algunos puertos del sur son completamente inadmisibles y tenemos que ponerle remedio.

–Se trata de una situación tan compleja como para que haya tardado diez años en lograr este pacto.

–Ha costado muchísimo ponernos de acuerdo y, en mi caso conreto como ponente del pacto, he tenido que explicar, por ejemplo a los alemanes que no tienen el problema de la llegada a sus costas, cómo actúan la Policía, Guardia Civil o Salvamento Marítimo, cómo rescatan a esas personas que están en peligro en el mar y las ponen a disposición de las organizaciones para que sean atendidos de manera inmediata.

–Dicen que se van a modernizar las medidas para que esas crisis no se vuelvan a vivir.

–Así es. Se trata de tener los mecanismos necesarios para hacer frente a situaciones como las que se han visto en Canarias o en Ceuta. Por eso, países como Italia, Grecia y, especialmente España, con Andalucía a la cabeza, se van a ver beneficiados de una manera directa.

–También hay financiación.

–Hay una dotación de 600 millones como mínimo y se faculta a la Comisión a decidir un posible incremento para hacer frente a situaciones excepcionales.

–Cuando se aprobó reiteraron mucho lo de que “preserva el principio de solidaridad”.

–Eso es lo más importante que hemos conseguido.La solidaridad entre todos los países europeo es clave. En este caso concreto, ha sido clave convencer a los socialdemócratas alemanes que han hecho una gran labor para acabar con las reticencias.

–Curiosamente, PP y PSOE han llegado a un acuerdo en el Congreso de los Diputados, también sobre el tema de la inmigración. ¿Casualidad?

–Es una mera coincidencia en el tiempo. El pacto que hemos conseguido en la UE es un asunto de fondo, de pervivencia en el tiempo. Nos dotamos de un instrumento que nos va a permitir articular toda la política migratoria de la UE como conjunto. Por primera vez, las fronteras del sur de Europa, van a tener el tratamiento de fronteras comunes a todos los países. Ese ha sido el debate más complejo de superar y todo ello en medio de la dejadez del Gobierno de Pedro Sánchez. Se trata de un pacto estructural. Lo otro es una Iniciativa Legislativa Popular que, al ser aprobada por el Congreso de los Diputados, tendremos que tramitar como indican las leyes. Es un tema puntual destinado a solucionar una situación insostenible.

–Ha sido el último pleno del Parlamento Europeo de la legislatura. ¿Qué destaca de la misma?

–Hay varios hitos importantes. Lo primero a lo que nos tuvimos que enfrentar fue la pandemia, especialmente duros los primeros momentos cuando no sabíamos cómo iba a evolucionar el virus. Después tuvimos que hacer frente a una campaña de recuperación en la que la UE se implicó comprando deuda soberana de los países, para que pudieran poner en marcha sus economías. Ahora afrontamos las consecuencias de una guerra contra el totalitarismo de Putin en Ucrania.

–Dígame algo malo.

–La política agraria. El PP no apoyó la PAC, porque entendemos que está sobrecargada de burocracia y así lo han entendido los agricultores que han protestado en las carreteras de varios países. Se trata de un asunto que deberemos afrontar en la próxima legislatura. Tampoco el programa De la granja a la mesa que tiene una gran carga ideológica o la ley de biodiversidad que se ha aprobado recientemente y que tiene implicaciones que no nos gustan y objetivos que consideramos que se deben replantear.

–¿Se le ha quedado algo en el camino?

–Ahora tenemos que hacer frente al replanteamiento de las políticas de defensa ya que estamos en un escenario mucho más complejo y peligroso. También hay que afrontar un plan de reindustrialización de Europa e impulsar las políticas de agua, una idea original del presidente de la Junta, Juanma Moreno y que creo que ha puesto sobre el tapete algo fundamental, como es el hecho de que la sequía ya no sólo afecta a los países del sur.

–¿Le gustaría repetir como eurodiputado o me va a decir aquello de que está a disposición de su partido?

–Estoy a disposición de mi partido. Creo que no debemos interferir en el proceso de la toma de una decisión así que la tiene que tomar quien debe hacerlo. Lo que decida, bien decidido estará. No debemos interferir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios