Andalucía

El acuerdo sobre financiación irá al Pleno con el repudio de C's

  • La Comisión de Hacienda aprueba el dictamen del grupo de trabajo con el apoyo de los grupos proponentes, PSOE, Podemos e IU, y el PP, pese a que no logra incluir sus propuestas.

Comentarios 1

El acuerdo al que llegaron PSOE, PP, Podemos e IU sobre financiación autonómica sobrevive una semana más y este viernes dio el penúltimo paso hacia su aprobación final. La Comisión de Hacienda y Administración Pública aprobó, con la única negativa de Ciudadanos, el dictamen final del grupo de trabajo creado este verano en el Parlamento y que bebe de los postulados que defienden PSOE, Podemos e IU. El PP mantuvo el voto afirmativo al que se sumó en la víspera del Día de Andalucía, pese a que sus 23 votos particulares fueron rechazados por las fuerzas de izquierda.

El trámite sobrepasado en la mañana de este viernes supone que el documento final -y los votos particulares, todos fuera del texto- irán al Pleno de la Cámara, donde se aprobará finalmente si nada cambia. De esta manera, Susana Díaz lograría una victoria política al conseguir el principal objetivo que se propuso a principios del curso político. Andalucía tendrá una voz casi unánime en la negociación sobre el futuro reparto de los fondos estatales entre las regiones. La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, contará con el apoyo del 90% del Parlamento en su defensa de un nuevo modelo de financiación autonómica que sustituya al actual, vigente desde 2009 y que debió actualizarse en 2014.

Sólo Ciudadanos, representado por el diputado Carlos Hernández White en la comisión, repudió el texto. Fue llamativo el resultado de la votación, que finalizó con la única negativa del parlamentario naranja y 16 votos a favor. El político malagueño insistió en la necesidad de incluir a las comunidades forales en el régimen común. Según los naranjas, es una manera de lograr más fondos para acabar con una infrafinanciación que sí reconocen. "El bloque del cuponazo vasco se consolida también en Andalucía", dijo este viernes el líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, durante una rueda de prensa convocada a la misma hora que en el Parlamento se votaba el dictamen final del grupo de trabajo.

Para explicar el rechazo de su partido a sumarse al acuerdo, Hernández White también aludió a la "falta de consenso" y a que la propuesta aprobada incluye una subida de impuestos encubierta en el documento aprobado. Esta posibilidad la rechazó tajantemente el socialista Mario Jiménez, que incluso agradeció al portavoz del PP, José Antonio Miranda, que mencionase en su intervención que en el documento no hay una propuesta de aumentar la presión fiscal.

De hecho, Jiménez razonó el rechazo de su partido a los votos particulares de IU porque, a su juicio, sí abogan por un aumento de los tributos. Según el portavoz del PSOE, la propuesta izquierdista de asociar la reforma del modelo de financiación a una modificación del sistema impositivo para aumentar su progresividad podría dar argumentos a los que rechazan el texto. Se refería, de forma velada, a Ciudadanos, pero también al PP, quien no podría aceptar un documento que abogase por la subida fiscal.

En su intervención, Miranda argumentó pormenorizadamente el apoyo de su partido al documento pergeñado por la izquierda. Los populares consideran que el documento aprobado este viernes debe ser matizado, pero lo ven como una enmienda al modelo de financiación de 2009, elaborado por el PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero de la mano de ERC y con el beneplácito de José Antonio Griñán, que era consejero de Hacienda durante la negociación.

Según Miranda, los socialistas, en este nuevo documento, "se retractan" del principio de ordinalidad y del mantenimiento del statu quo, propuestas que sí están en el modelo vigente. El portavoz popular celebró estos cambios, pero cree que la cifra de infrafinanciación no puede fijarse en 16.000 millones de euros, ya que propone un proceso "racional" que pasa por fijar el reparto de competencias entre la Administración central y la regional y después calcular el coste junto con la capacidad de recaudación. El dictamen está cercano a su aprobación, pero, como dijo Mario Jiménez, la negociación no ha hecho más que empezar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios