Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Andalucía

Juanma Moreno califica de "discreto" el seguimiento de la huelga de educación

  • El presidente de la Junta argumenta que el sistema Séneca registra que "ocho de cada diez trabajadores fueron a sus puestos"

Juanma Moreno califica de "discreto" el seguimiento de la huelga de educación Juanma Moreno califica de "discreto" el seguimiento de la huelga de educación

Juanma Moreno califica de "discreto" el seguimiento de la huelga de educación / María José López/EP

El presidente andaluz, Juanma Moreno, no ha sido tan taxativo como su portavoz, pero ha quitado importancia a la participación que tuvo la huelga de la enseñanza pública del miércoles pasado. "Sinceramente, el seguimiento ha sido discreto, y no lo minusvaloro, pero los datos son los que son", ha contestado Moreno al portavoz del grupo parlamentario socialista, José Fiscal, en la sesión de control. "Ocho de cada diez trabajadores fueron a sus puestos", ha subrayado.

El dato que emplea el Gobierno andaluz es el del sistema informático Séneca, el que rige en Educación y en el que consta las asistencias diarias del profesorado a sus centros. Según el Séneca, en efecto, la participación en la huelga fue del 15,3%. Lo que ha mantenido el portavoz socialista es que todos los sindicatos, las asociaciones de padres y madres y el colectivo de directivos apoyó esta huelga y que el Gobierno se desentiende de la unanimidad de rechazo hacia el decreto de escolarización 2020-2021.

Juanma Moreno ha negado que este decreto suponga un ataque a la escuela pública y a favor de la enseñanza concertada. "Este Gobierno va a seguir ahondando en la libertad de las familias para elegir centro, este Gobierno ha venido a cambiar", ha argumentado el presidente. "Venimos, lógicamente, a reformar", ha añadido.

La Consejería de Educación no se plantea la retirada del decreto de escolarización, y mucho menos después de haber valorado la huelga como un fracaso de participación. El asunto más polémico del decreto establece que los padres podrán elegir un centro concertado, aunque no esté en su zona de residencia. Además, la demanda social de cada centro servirá para una posterior planificación, lo que es entendido por los sindicatos como un adelanto de que será la enseñanza pública la que cierre unidades a causa de la caída demográfica. Este es el argumento que enfrenta al Gobierno andaluz con los sindicatos.

Lo que el presidente sostiene es que no hay intención por parte de su Gobierno de disminuir la red pública frente a la concertada, y que ésta no supone ningún peligro para Andalucía, ya que sólo suma el 20% del sistema. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios