Andalucía

La Junta aprueba un Presupuesto contra el Covid con el mismo porcentaje de gasto sanitario de 2020

  • Las cuentas de 2021 prevén un gasto total de 40.188 millones de euros, un 3,7% mas que el vigente

  • Bravo prevé volver a la estabilidad presupuestaria cuando el PIB recupere niveles precrisis, a partir de 2022

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, en el Parlamento de Andalucía. El consejero de Hacienda, Juan Bravo, en el Parlamento de Andalucía.

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, en el Parlamento de Andalucía. / Juan Carlos Muñoz

Un Presupuesto para combatir la pandemia y que siente las bases de la recuperación. La descripción es del propio Juan Bravo, consejero de Hacienda y Financiación Europea, que este miércoles ha desgranado los principales números del proyecto de cuentas de la Junta para 2021. Será el mayor de la historia de la autonomía, con 40.188 millones de gasto y un crecimiento del 3,7% respecto al vigente. Pese a la grandilocuencia de las cifras, Bravo insiste en que no se trata de un presupuesto expansivo, sino "equilibrado".

Se trata de una suerte de actualización del Presupuesto de 2020, revitalizado gracias al aumento de los ingresos permitido por el endeudamiento del 2,2% del PIB, que el titular de Hacienda ha cifrado en 3.300 millones de euros. La mitad de esta cantidad la asume la Junta, mientras que Bravo espera que el Gobierno central, tal y como ha anunciado, envíe la otra mitad. Por este concepto, en el apartado de ingresos la Junta se apunta 1.700 millones de euros, el 13% de los 13.000 millones adelantados por María Jesús Montero, una previsión modesta, según el propio consejero, porque "sumar es más fácil de restar".

Bravo tampoco incluye en el apartado de ingresos ni un euro de los fondos europeos de recuperación, que están asociados a proyectos y que todavía estan por repartir. Lo mismo ocurre con los fondos React, 8.000 millones de euros que El Gobierno debe distribuir entre las comunidades. Sin embargo, el titular de Hacienda ha defendido que las cuentas de 2021 están orientadas hacia las prioridades marcadas por Bruselas, es decir, la transformación digital y la lucha contra el cambio climático. Esto, ha defendido Bravo, permitirá que lleguen inversiones a Andalucía y, además, sirva como "oportunidad" para cambiar el modelo económico de la comunidad en los próximos años.

Andalucía incurrirá en déficit un año después de ponerse como objetivo el equilibrio presupuestario gracias a que las normas europeas de estabilidad han quedado en suspenso por la pandemia. Pero el Gobierno andaluz no va a "malgastar" el dinero extra, según ha dicho Rogelio Velasco, consejero de Transformación Económica. Velasco ha reconocido que el PIB andaluz no se recuperará en 2021, pese a que el crecimiento será del 7% y el empleo crecerá en un 5,5% con la creación de 164.000 puestos de trabajo. Será a partir de 2022, con la recuperación del PIB precrisis, cuando la Junta comience a volver a la senda de estabilidad, según ha avanzado Bravo, aunque los niveles de empleo si volverán a los números previos a la pandemia a lo largo del año próximo, según las previsiones de la Junta. 

Mientras tanto, la comunidad contará con un presupuesto con más de la mitad del gasto dedicado a sanidad y educación. Como es habitual, la mayor partida será para Salud y sus entidades satélite, que se llevan 11.556 millones de euros. Es el 28% del presupuesto, el mismo porcentaje previsto en las cuentas vigentes, aunque las aportaciones estatales y las modificaciones presupuestarias han aumentado la dotación para elevarla hasta cerca de los 12.000 millones de euros.

Esto, según ha denunciado el portavoz de Hacienda del PSOE, Antonio Ramírez de Arellano, provoca que la previsión de gasto sanitario previsto para 2021 vaya a ser menor que en 2020. El desfase podrá paliarse con la llegada del dinero europeo y estatal que debe llegar durante el año, pero también con parte del fondo de contingencia de 450 millones de euros reservado por Juan Bravo y que podrá ir a sanidad, educación o cubrir cualquier gasto imprevisto.

El gasto no financiero del Presupuesto, es decir, el dinero no dedicado a amortizar deuda, crece hasta los 35.669,4 millones de euros, con 2.164 millones de euros más un 6,5. La mayor parte de este dinero, concretamente el 63%, se dedicará también a sanidad y educación, lo que permitirá un aumento de las plantillas hasta superar los 118.000 trabajadores del ámbito sanitario y 108.000 del educativo. Según Hacienda, este crecimiento permite también que el gasto en estos sectores alcance el 7% y el 5% del PIB. La superación de esta cota tiene mucho que ver con él batacazo económico del Covid-19, que provocará una contracción de la economía del 11,7% en 2020.

En materia de dependencia también se contempla un crecimiento del 6,2% (93,3 millones) hasta llegar a los 1.609 millones de euros, mientras que en Empleo el aumento es del 7,2% para alcanzar los 1.173 millones de euros. El titular de Hacienda ha destacado especialmente el dato de las inversiones, que tienen la mayor inversión de los últimos ocho años para llegar a los 3.991 millones de euros. La mayor parte será para la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, con 956 millones de euros. Para infraestructuras de transporte e hidráulicas irán 670,7 millones y para equipamientos educativos 627 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios