Andalucía

La Junta lanza una emisión de bonos 'patrióticos' de 400 a 600 millones

  • Pagará un 4,25% de interés a un año, se podrá suscribir entre el 5 y el 30 de septiembre y con el desembolso antes del 11 de octubre. Coordinará la operación CaixaBank, que ya lo hizo en Cataluña, Valencia y Baleares

Alta rentabilidad, poco riesgo, a pesar de que no tienen el aval del Estado, ni están cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos, y escasa liquidez hasta su vencimiento. Éste es el perfil del llamado bono patriótico, con el que Andalucía se suma a la moderna fórmula de endeudamiento de las comunidades autónomas españolas, toda vez que los mercados internacionales de deuda están literalmente cerrados. Cataluña abrió este camino tras el que han seguido Valencia, Baleares y Castilla y León, en una emisión muy particular que fue suscrita enteramente por el Deutsche Bank. Y ahora se suma Andalucía, con una emisión de 400 millones, ampliables a 600, como adelantó este diario el pasado 10 de julio.

El interés de esta emisión es del 4,25%, a un año. Cada cupón vale mil euros y el máximo que se puede invertir son dos millones. El pago de intereses se hará al vencimiento. La rentabilidad para los inversores es mucho mayor que la que ofrecen las entidades financieras para los depósitos, pero hay que advertir que estos bonos no están cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos. Tampoco tienen la garantía del Estado, pero como el Consejo de Ministros ha tenido que autorizar la emisión, eso se considera en cierta medida un aval. En todo caso, los técnicos no ven arriesgadas estas operaciones de corto o medio plazo. Tampoco el mercado. Los bonos catalanes y valencianos cotizan en este momento por encima de su precio de emisión.

A la comunidad autónoma le resuelve un problema de acceso a la financiación por la vía minorista. La dificultad para moverse en los mercados internacionales de deuda es enorme: la Junta intentó sin éxito en primavera colocar en el mercado japonés unos bonos samurais por valor de 200 millones. Tuvo que desistir. El agente coordinador de esta operación será CaixaBank. Fuentes de la Junta explicaron a este periódico que se ha elegido a esta entidad por su experiencia, porque fue la colocadora principal de emisiones precedentes de Cataluña, Valencia y Baleares.

Sin embargo, en el sindicato de bancos que agrupa a las aseguradoras de la operación sí están varias entidades financieras andaluzas, como Unicaja, Cajamar, Mare Nostrum (de la que es socia Caja Granada), BBK Bank Cajasur, Caja Rural de Granada, Caja Rural del Sur (de las que son socias entre otras las cajas rurales de Huelva, Sevilla y Córdoba). Llama la atención la ausencia de Banca Cívica, de la que forma parte Cajasol. También participan Deutsche Bank, Barclays, Banco Sabadell, CatalunyaCaixa e Ibercaja.

La suscripción de esta emisión empezará el lunes 5 de septiembre a las 9:00. Y se cerrará el 30 de septiembre a las 14:00. Si las peticiones superan a la cantidad emitida habrá un prorrateo entre los solicitantes. La Junta puede declarar el cierre anticipado de la emisión cuando la demanda bruta supere los 550 millones, pero nunca antes del 20 de septiembre.

Este tipo de emisiones son caras para las comunidades autónomas que las están practicando, porque a la rentabilidad que tienen que abonar a los inversores hay que sumar aproximadamente un 3% que cobran las entidades financieras al emisor por la gestión. En 2011, la Junta tiene presupuestado unos 700 millones de euros para pagar los intereses de su deuda acumulada, pero la liquidación es menor, porque el ritmo de endeudamiento se ha ralentizado.

Tras esta operación de deuda pública destinada a minoristas, la Junta espera cerrar en breve la venta por el método de sale & leaseback de 95 edificios para a su vez alquilarlos por 20 años. Espera sacar entre 700 y 1.000 millones. Este método, conocido como austríaco, ya es aplicado por otros gobiernos europeos, como el belga y el británico, además de por los länder alemanes. Y ha sido introducido en España por Andalucía. La Junta lo inició con un grupo de edificios que vendió por 77 millones, por cuyo alquiler paga 6 millones, lo que supone un préstamo teórico del 7,8%. La fórmula ha sido copiada por Cataluña, Murcia, Madrid y Castilla-La Mancha.

700

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios