Andalucía

La Junta tomará medidas concretas para cada zona con alta incidencia

  • Aguirre fija el umbral de las restricciones en los 500 contagios por 100.000 habitantes en 14 días y alude a cierta "estabilización" en la presión hospitalaria

Jesús Aguirre, Juanma Moreno y Catalina García, viceconsejera de Salud, ayer en la reunión del Consejo de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto que se celebró en San Telmo. Jesús Aguirre, Juanma Moreno y Catalina García, viceconsejera de Salud, ayer en la reunión del Consejo de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto que se celebró en San Telmo.

Jesús Aguirre, Juanma Moreno y Catalina García, viceconsejera de Salud, ayer en la reunión del Consejo de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto que se celebró en San Telmo. / m. g.

La Junta analizará la situación de las localidades con más de 500 contagios por 100.000 habitantes en los últimos 14 días para decidir qué medidas pone en marcha para atajar la pandemia. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, explicó este lunes que el comité científico y técnico indagará en los datos epidemiólogos que se dan en estas zonas para establecer nuevas restricciones, que pueden llegar a los confinamientos parciales. Aunque el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, descartó ayer restricciones de la movilidad en la comunidad, el director general de Salud Pública, José María de Torres, sí aludió a la posibilidad de "confinar una población". Aguirre negó que los cierres de localidades se vayan a aplicar en el momento en el que un pueblo o una zona de salud supere el umbral de los 500 contagios por cada 100.000 habitantes en dos semanas, sino que habrá que analizar cada caso concreto.

"Una cifra no significa nada", admitió el titular de Salud que habló de "pueblos de Córdoba" donde la incidencia ha escalado hasta los "1.000 o 1.500" casos porque hay una residencia de mayores en la localidad con un alto número de infectados que dispara el dato. Para dilucidar en qué zonas ser más restrictivos, ayer se reunió en San Telmo el Consejo de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto, que preside el propio Aguirre, y que analizó los detalles de la evolución de la pandemia en estos pueblos. Este organismo, creado recientemente por la Junta en un decreto convalidado el pasado 10 de septiembre, será el que examine la evolución de la pandemia en las zonas donde se complique para decidir qué restricciones tomar.

A pesar de los matices añadidos por el consejero andaluz, la tasa de 500 contagios es la propuesta por el ministro Salvador Illa para poner en marcha confinamientos parciales como los aplicados en Madrid. Aguirre, en una misiva al responsable de Sanidad del Gobierno central, ha pedido medidas "lo más cohesionadas posibles" para todo el país, aunque él mismo reconoció, hablando sobre Andalucía, que no tienen que ser iguales en todas las zonas una vez que se supera un determinado umbral de casos de Covid-19. Entre los parámetros que se tendrán en cuenta, según detalló Aguirre, está la presencia de residencias de ancianos con brotes activos, la población del municipio o barrio en cuestión, los estudios epidemiológicos previos, la capacidad de rastreo en la zona y el número de camas hospitalarias y de UCI a las que se tiene acceso en el territorio.

Las nuevas medidas a tomar se debatieron ayer en San Telmo en la reunión técnica presidida por Juanma Moreno, pero se aprobarán hoy en la reunión del Consejo de Gobierno. Más allá de los confinamientos parciales, se contempla la posibilidad de poner en marcha cribados como los que se han realizado en Casariche y Lucena, pero el foco sigue puesto sobre las reuniones familiares y en el ámbito doméstico, a pesar de la dificultad que tiene la Administración para aplicar normas en ese contexto.

Respecto a la evolución de la pandemia, tanto Marín como Aguirre se mostraron ayer optimistas. El vicepresidente habló de una situación "bastante controlada", mientras que el titular de Salud defendió que la presión hospitalaria está ciertamente estabilizada desde hace dos semanas en torno al millar de ingresados. Ayer había 1.065 pacientes con coronavirus en los hospitales de la comunidad, de los cuales 153 están en una unidad de cuidados intensivos.

"No quiero decir que estemos en estabilización, pero no estamos en una fase de subida exponencial", abundó Aguirre, que restó gravedad a los abultados números de nuevos contagios registrados en los últimos días. El consejero recordó el importante aumento en el número de pruebas PCR, lo que se traduce en una mayor detección. Los datos del Ministerio de Sanidad siguen colocando a Andalucía con la tasa más baja de realización de test, con 111,9 por 100.000 habitantes, frente a la estatal de 198,1, aunque es reseñable que la comunidad lleva dos semanas creciendo por encima de la media

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios