Respuesta del alcalde de Cádiz a Monedero

Kichi alerta al ideólogo de Podemos del peligro de "equivocarnos de bando"

  • El regidor gaditano tira de ironía en una dura réplica al 'cerebro' de la formación morada a cuenta de la polémica del chalé

Carta abierta a Juan Carlos Monedero Carta abierta a Juan Carlos Monedero

Carta abierta a Juan Carlos Monedero

El alcalde de Cádiz, José María González, Kichi, llevaba varios días sin querer hablar sobre su buscada polémica con Pablo Iglesias a cuenta del chalé que el secretario general y la portavoz parlamentaria de Podemos, Irene Montero, se han comprado en la Sierra Rica de Madrid. Él fue el primero que el pasado viernes osó criticar, en alusiones muy directas, la decisión de los dos dirigentes de su partido sobre su hogar familiar, les reprochó no cumplir el código ético de Podemos, mientras afirmaba que él no quería dejar de vivir en su "piso de currante". Pero desde entonces había permanecido callado.

Ayer el alcalde estalló a su manera, después de que el día anterior Juan Carlos Monedero, dirigente podemita en barbecho, sin ningún cargo político en la formación, reprochara a la corriente Izquierda Anticapitalista, en la que milita González, sus críticas a la pareja madrileña, y les recordara que habían callado cuando "un alcalde suyo vende armas a la "dictadura de Arabia Saudí" (las corbetas que fabricará Navantia en San Fernando) y "cuando se condecora a una Virgen, que lo entendemos porque en su función de alcalde tiene que hacerlo".

González ha remitido al Grupo Joly una carta abierta dirigida a Monedero, y se puede considerar un ataque en toda regla a su destacado compañero de formación, de inusual dureza aunque con abundantes y bien distribuidas gotas de humor, retranca e ironía.

Monedero es, para Kichi, un malaje. En su misiva, el alcalde revela un inesperado cambio de estilo en sus escritos, porque por primera vez desde que accedió a la Alcaldía firma con el apodo por el que es conocido en toda España y que hasta ahora parecía molestarle: sencillamente Kichi.

Destila también la carta una cierta decepción, quizá impostada, con su compañero, al que llama "compadre" y "primo". González reivindica la figura del alcalde y la dureza de su labor, calificando como una circunstancia menor tener que soportar críticas y descalificaciones. Kichi, que se autodenomina "primo del sur" de Monedero, le advierte a éste que "la gente está dispuesta a perdonarnos que nos equivoquemos en casi todo, que nos pasemos de rojos, que nos quedemos cortos... pero difícilmente nos van a perdonar que nos equivoquemos de bando".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios