Nuevo curso político

El PSOE contesta que no queda tiempo para eliminar los aforamientos

  • Aceptar el ultimátum de Ciudadanos conlleva una reforma del Estatuto y un referéndum cuyo coste mínimo es de 20 millones de euros

Susana Díaz y Juan Cornejo, en la reunión de la Ejecutiva del PSOE de este lunes. Susana Díaz y Juan Cornejo, en la reunión de la Ejecutiva del PSOE de este lunes.

Susana Díaz y Juan Cornejo, en la reunión de la Ejecutiva del PSOE de este lunes. / Raúl Caro/EFE

Comentarios 3

El PSOE no apoyará la eliminación de los aforamientos de los parlamentarios autonómicos, a pesar de que sus aliados de Ciudadanos lo consideran imprescindible para negociar los Presupuestos de la Junta de 2019. Ni hay tiempo ni dinero, ha sido la respuesta que ha dado el secretario de Organización socialista, Juan Cornejo. Una reforma de este tipo conlleva que la apruebe el Parlamento andaluz y el Congreso, ya que se trata de cambiar una ley orgánica como es el Estatuto de autonomía de Andalucía. En ambas cámaras se necesitan tres quintos de mayoría, y una vez aprobado, hay que someterlo a un referéndum, cuyo coste, mínimo, es de 20 millones de euros.

Las elecciones andaluzas será en marzo como muy tarde, que es cuando finaliza la legislatura, así que el PSOE considera que no queda tiempo. “Estamos a tres años y medio de las pasadas elecciones, y cuando quedan meses para las siguientes”, ha subrayado Cornejo, que no ha dejado dudas sobre la petición de Ciudadanos.

Ultimátum

El partido naranja dio la semana pasada un ultimátum al PSOE, no habrá cuentas, sino no hay eliminación de aforamientos. Esta petición fue repetida por la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, en una rueda de prensa celebrada en Sevilla el sábado pasado. Ello motivó que el Gobierno andaluz, incluida la presidenta, Susana Díaz, afeasen a Arrimadas lo que ven como una injerencia en la política de la comunidad. “No habrá oído a nadie del PSOE andaluz pronunciarse sobre si habrá o no habrá presupuesto en la Generalitat”, ha indicado Cornejo este lunes.

Si Ciudadanos mantuviese su ultimátum, no habría posibilidades de aprobar antes de diciembre los Presupuestos de 2019, por lo que debería ser el próximo Gobierno salido de las elecciones el que lo aprobase. Cornejo cree que eso no es un condicionante electoral, porque el Presupuesto de 2018 garantiza el cumplimiento del programa hasta finales de año. Y siempre se podrían prorrogar las cuentas hasta el relevo legislativo. De hecho, buena parte del Gobierno andaluz había asumido que los de 2018 serían los últimos, ya que la proximidad electoral iba a complicar las peticiones de Ciudadanos.

Clave electoral

Cornejo rechazó la opción de negociar con IU y Podemos, que se han ofrecido a pactar las cuentas. La razón es que, después de tres años y medio de legislatura, el PSOE no confía en los dos grupos. “Soy realista, sé que los partidos están en clave electoral y sé que quieren fijar sus criterios, pero también deberían pensar en Andalucía”, ha añadido.

El PSOE andaluz celebra este lunes su primera ejecutiva después del verano. Todos están pendientes de qué hará a partir de ahora Susana Díaz. Para que las elecciones fuesen en marzo de 2019, debe disolver el Parlamento en enero, pero puede hacerlo antes. No será en los próximos días, pero podría esperar a final de mes para celebrar comicios a finales de noviembre. Es una opción, pero lo que está claro es que no coincidirán con las elecciones generales.

Al presidente Pedro Sánchez le hubiese gustado que ambos comicios coincidieran, pero Susana Díaz y el PSOE andaluz rechazan esta posibilidad.

Las condiciones electorales para Susana Díaz son ahora muy buenas, aunque la competencia entre Ciudadanos y el PP por el voto del centro y derecha le salpica a ella. Sus aliados naranjas están soltando lastre. Así hay que entender las declaraciones de Arrimadas, que aunque sea líder en Cataluña, tendrá una participación muy amplia en la campaña andaluza debido a su condición de jerezana. Albert Rivera también se implicará porque las andaluzas serán las primeras elecciones, y se ha propuesto adelantar al PP en el sur como prólogo a las municipales.

El PP, por su parte, está en la transición hacia el tiempo de Pablo Casado. Los socialistas creen que el candidato, Juanma Moreno, ha salido debilitado de las primarias populares. “Casado le ha puesto el listón demasiado alto a Moreno, tiene que ganar estas elecciones, así que estos serán sus últimos meses al frente del partido”, valoró Cornejo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios