Andalucía

El Parlamento acoge unas jornadas sobre derechos humanos en la zona del Rif

  • El acto contó con la presencia de Ahmed Zefzafi, padre del líder del movimiento que lleva varios meses encarcelado

Ignacio Cembrero, Rafael Lara, Salua Elomar, Reda Benz Azar, Ahmed Zefzafi y Jamal Khattabi, ponentes de la primera mesa redonda del acto. Ignacio Cembrero, Rafael Lara, Salua Elomar, Reda Benz Azar, Ahmed Zefzafi y Jamal Khattabi, ponentes de la primera mesa redonda del acto.

Ignacio Cembrero, Rafael Lara, Salua Elomar, Reda Benz Azar, Ahmed Zefzafi y Jamal Khattabi, ponentes de la primera mesa redonda del acto. / juan carlos vázquez

El Parlamento de Andalucía acogió ayer unas jornadas organizadas por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) y el Comité Andaluz de Apoyo al Movimiento Popular del Rif en las que se analizó la situación en la que se encuentra esta región del norte de Marruecos desde finales del pasado mes de mayo.

En el acto intervino Ahmed Zefzafi, padre de Nasser Zefzafi, líder del Hirak, el movimiento que ha encabezado las protestas y que se encuentra en la cárcel. Junto a otros activistas y familiares de presos, Ahmed Zefzafi explicó en un emotivo discurso en castellano el golpe que ha supuesto para su familia el encarcelamiento de su hijo y la falta de oportunidades laborales para los jóvenes de la zona. "No hay fábricas, no hay trabajo y no hay oídos que nos escuchen", sostuvo Zefzafi, quien pidió a la comunidad internacional que intercedan por la situación del Rif.

Las jornadas también incluyeron una mesa redonda moderada por el periodista Juan José Téllez sobre las relaciones de Andalucía con Marruecos. En ella participaron las parlamentarias Ángeles Férriz (PSOE), Teresa Rodríguez (Podemos), Isabel Albás (Ciudadanos) e Inmaculada Nieto (Izquierda Unida), mientras que el Partido Popular declinó la invitación.

Las movilizaciones del Rif se produjeron tras la muerte de Mouhcine Fikri, un vendedor de pescado que falleció tras intentar recuperar su mercancía de un camión triturador de basura, tras serle requisada por la Policía. A las demandas por la depuración de responsabilidades por la muerte de Fikri, pronto se unieron reivindicaciones de índole económica y social, como la desmilitarización del Rif, la apertura de un hospital en enfermedades oncológicas o una universidad.

Aunque no fue promovido por ningún partido, el hecho de que Parlamento acogiera el acto de ayer tiene un alto valor simbólico. La Cámara ya ha sido escenario de eventos que han provocado tensiones con el Gobierno marroquí. Precisamente, uno de los más polémicos fue la celebración de un referéndum simbólico de autodeterminación del pueblo saharaui coincidiendo con un Pleno de la Cámara. Tuvo lugar en 2001, pocos meses antes de la crisis de Perejil, y contó con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, aunque pocos días después el entonces presidente de la Junta, Manuel Chaves, consideró que había sido un "error".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios