Actividad legislativa

El Parlamento tumbará la propuesta del 4-D como día histórico en Andalucía

  • El Consejo de Gobierno ya se pronunció en contra de la Proposición de Ley de Adelante Andalucía

Juanma Moreno, durante la reunión del Consejo de Gobierno celebrado en Córdoba Juanma Moreno, durante la reunión del Consejo de Gobierno celebrado en Córdoba

Juanma Moreno, durante la reunión del Consejo de Gobierno celebrado en Córdoba / Juan Ayala

El reverdecimiento de las reclamaciones de tinte identitario en España, sean nacionalistas, regionalistas o localistas, se ha traducido en Andalucía en una reclamación de Adelante Andalucía para añadir al 28 de febrero una nueva celebración de carácter histórico relacionado con hitos fundacionales de la comunidad autónoma.

El Grupo Parlamentario liderado por Teresa Rodríguez, formación que integra en su seno a dos partidos de esencia andalucista, presentó el pasado mes una Proposición de Ley que contempla la declaración del 4 de diciembre como "día histórico de reivindicación popular de su legítimo derecho al autogobierno".

La creación de esta jornada, aclara el texto legislativo registrado en la Mesa de la Cámara andaluza, no pretende sustituir la fecha del Día de Andalucía del 28 de febrero sino que propone que "todos los poderes públicos andaluces" –el Parlamento, los municipios y las diputaciones provinciales– "izarán la bandera en un acto solemne, difundirán y promocionarán la lucha del pueblo andaluz por sus derechos y libertades".

Negativa del Consejo de Gobierno

El Consejo de Gobierno, que cuenta con la potestad para pronunciarse sobre las proposiciones de ley planteadas por los grupos parlamentarios, expresó su posición contraria en la reunión del último Consejo de Gobierno, celebrada el 27 de diciembre en Córdoba.

Según señalan fuentes de la Junta, el rechazo del Gobierno andaluz se fundamentó en una "cuestión formal". A su juicio, el contenido de la declaración política que plantea Adelante Andalucía "excede el ámbito legislativo", existiendo para ello, según asegura la Junta, "otras herramientas parlamentarias".

Tal circunstancia, teniendo en cuenta la aritmética de los grupos políticos en la Cámara, obliga a concluir que la citada Proposición de Ley de Adelante Andalucía no prosperará. Con la negativa de los grupos de PP y Ciudadanos –los dos partidos del Gobierno andaluz– y los votos negativos de Vox, reacio a las consideraciones de índole regionalista, cabe adivinarse que la iniciativa legal no será aprobada.

La siguiente tramitación parlamentaria

Sin embargo, pese a la posición contraria del Consejo de Gobierno, la Proposición de Ley debe continuar su tramitación parlamentaria tan pronto como reinicie el periodo de sesiones en la Cámara. La Mesa del Parlamento, en la que están representados los cinco partidos con representación y de una amplia mayoría de los partidos de la derecha, puede inadmitir la tramitación legislativa. En ese caso, la Proposición de Ley quedará varada en ese punto.

La Mesa podrá también no coincidir con el criterio del Consejo de Gobierno y, por tanto, que la iniciativa legislativa siga el procedimiento con su inclusión en el orden del día del Pleno para su posterior toma en consideración. La suma de votos, no obstante, anticipa que la iniciativa sea antes o después tumbada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios