Andalucía

Salud reforzará la vigilancia de los pacientes "frágiles" en las Urgencias

  • Álvarez considera que la muerte de la mujer en Úbeda no se produjo por la falta de personal

La consejera de Salud, Marina Álvarez. La consejera de Salud, Marina Álvarez.

La consejera de Salud, Marina Álvarez. / EFE

Comentarios 2

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) reforzará la vigilancia de los pacientes en las salas de espera de sus hospitales públicos. Lo garantizó este miércoles la consejera de Salud, Marina Álvarez, en su comparecencia en comisión parlamentaria para explicar las circunstancias de la muerte de Aurelia Doina, la mujer de 64 años que falleció el pasado diciembre tras pasar más de doce horas en las Urgencias del Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda.

Álvarez aseguró que la Administración asumirá las responsabilidades, si las hay, pero rechazó de pleno que el suceso se haya debido a una falta de personal o a un error de planificación, tal y como le achacan desde la oposición. Sin embargo, la titular de Salud recordó que están en marcha hasta tres investigaciones para aclarar la situación: una judicial, otra del propio hospital y otra de la residencia de la localidad jiennense de Quesada donde vivía Aurelia Doina.

La dirigente socialista adelantó que la mujer, de 64 años, llegó al hospital de Úbeda a las 14:13 del 21 de diciembre y fue valorada a las 14:19. Entonces estaba acompañada por un auxiliar de la mencionada residencia, que la trasladó al centro hospitalario por recomendación del médico de cabecera del centro de salud de Quesada que atendió a Doina en primera instancia. Sin embargo, cuando la llamaron desde el servicio de megafonía a las 15:25 del mismo día, nadie contestó. No está claro aún qué pasó con el trabajador de la residencia, pero hoy será la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, quien explique la responsabilidad que corresponde a su departamento en este suceso.

La oposición no dejó pasar la ocasión para recordarle a Marina Álvarez el fallecimiento, la pasada semana, de un hombre de 44 años tras sufrir un ictus en la sala de Urgencias del Hospital de Antequera después de esperar cinco horas, en un caso similar al de Doina. Para la titular de Salud, se trata de "casos aislados" que no deben relacionarse con el "aumento de la demanda sanitaria" y la falta de personal. Álvarez incluso recordó que la mujer de Úbeda había acudido a Urgencias varias veces en los últimos meses, en todas las ocasiones se había quedado sin acompañante y no hubo problemas.

Mientras tanto, el departamento que dirige Álvarez ha puesto en marcha ya la revisión de los protocolos de atención de los pacientes en salas de espera, sobre todo si son "frágiles, independientemente de que estén acompañados o no". En esta remodelación, detalló la consejera de Salud, van a contar con los servicios sociales. También implantarán, aseguró, un mayor control de las altas de los pacientes para comprobar si hay pacientes que abandonan voluntariamente el centro hospitalario

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios