TIEMPO El pueblo más frío de Andalucía está en Sevilla

Coronavirus

Terminan las restricciones en los centros de mayores

Taller de manualidades.

Taller de manualidades. / Sonia Ramos

El paso al nivel 0 de alerta Covid de dos terceras partes de la comunidad ha permitido que los 168 centros de participación activa (CPA) de titularidad de la Junta de Andalucía puedan recuperar su plena actividad sin limitaciones de aforo u horario.

Según la circular remitida a los responsables de estos espacios por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, los talleres y actividades previstas deberán realizarse siempre con la mayor distancia interpersonal posible para prevenir nuevos contagio por coronavirus, y deberá realizarse un registro de los asistentes para facilitar la trazabilidad si fuera necesario, tal como señala la Junta en un comunicado.

"El elevado porcentaje de mayores de 60 años vacunados y el bajo nivel de riesgo de la comunidad ha permitido dar por controlada la quinta ola y retomar una realidad muy cercana a la que teníamos antes de la pandemia, con un avance significativo en la reducción de las medidas restrictivas en los centros de mayores", ha resaltado la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz.

Además, Ruiz ha querido agradecer el ejemplo de responsabilidad y civismo dado por este grupo de población. "Sois el mayor valor que tiene la sociedad andaluza", ha elogiado, para recordar la apuesta prioritaria por las políticas públicas orientadas a las personas mayores. "En Andalucía hemos emprendido una auténtica revolución social con el cambio de modelo de atención a las personas mayores y las personas con discapacidad, basado en lo que necesitan y quieren", ha señalado.

Centros de Participación Activa

Los CPA andaluces tienen como objetivo fomentar la convivencia, la integración y la participación de las más de 460.000 personas mayores que son socias en toda la comunidad, así como la solidaridad y la relación con el medio social. Unos valores que, según indica, les convierten en herramienta esencial para el bienestar físico, psíquico, emocional y social de las personas mayores, mas aún tras la grave pandemia vivida y las consiguientes restricciones y aislamientos. Así, fueron de los primeros recursos en ver limitada su actividad para controlar la epidemia en uno de lo sectores de población más vulnerables y que más ha sufrido.

Recalca que la buena marcha del proceso de vacunación, tanto entre personas usuarias como trabajadoras, y el aumento de la población protegida hasta alcanzar la inmunidad de rebaño, ha permitido ir modulando las limitaciones y acercando progresivamente la actividad de estos centros a los niveles previos a la crisis del coronavirus. Sin embargo, no ha sido hasta que los comités provinciales de Salud han dado por controlada la denominada quinta ola --y permitido el paso de la mayoría de los distritos sanitarios de la comunidad en el nivel 0 de alerta sanitaria-- cuando se ha podido recuperar la plena actividad, siempre acorde a la nueva normalidad de convivencia con la pandemia.

En una circular remitida a los responsables de los centros de titularidad regional, se les informa que por sus características los CPA se siguen rigiendo por la Orden del 7 de mayo de 2021 de la Consejería de Salud y Familias que actualiza las medidas sanitarias y preventivas, por lo que su actividad se ajustará al nivel de alerta del municipio o distrito sanitario en el que se ubiquen.

En cualquier caso, y con carácter general, el uso de mascarillas seguirá siendo obligatorio, y se mantendrán las medidas higiénico sanitarias adecuadas en caso de no poder mantener la distancia de seguridad de al menos 1,5 metros. Asimismo, se recomienda no superar en ningún caso los aforos máximos en ninguna de las actividades previstas, evitar las aglomeraciones y tener una adecuada ventilación de los espacios cerrados.

Así, en las diferentes actividades de juego y talleres grupales se seguirán las medidas generales y las de los establecimientos de hostelería, mientras que los viajes organizados seguirán las medidas propuestas para los transportes públicos y establecimientos de hostelería.

Desde la dirección general de Personas Mayores se han propuesto además una serie de medidas puntuales mientras dure la situación de pandemia, que incluye la obligación de llevar un registro de participantes en los talleres grupales, bailes y juegos de mesa para facilitar el control de posibles brotes. Y en el caso de los juegos de mesa, no podrán existir espectadores alrededor salvo que mantengan una distancia mínima de 1,5 metros entre sí y respecto a los jugadores. Además, deberán desinfectarse sillas, mesas y utensilios de juego cada vez que finalice el mismo.

Ruiz ha destacado el papel que juegan los CPA en la promoción del envejecimiento activo por la que apuesta su departamento. Y, especialmente, en la prevención de la soledad no deseada. "Para aquellas personas que quieren seguir activas, estos recursos ofrecen una gran cantidad de posibilidades y servicios, y fortalecen las redes sociales", ha subrayado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios