VÍDEO Un migrante cruza por primera vez el valle de Melilla volando en parapente

Andalucía

La madre de una niña con acondroplasia denuncia que el espectáculo de bombero torero "vulnera los derechos de las personas"

  • La polémica de los "bomberos toreros" tensiona a la Junta y su relación con Vox ante la celebración en Constantina de un espectáculo este domingo

Vista de Constantina, en Sevilla

Vista de Constantina, en Sevilla

Inmaculada es la madre de una niña de siete años que sufre acondroplasia y cuya familia paterna es de Constantina. Aunque vive en Sevilla, pasa mucho tiempo en la localidad de la Sierra Norte en cuya plaza de toros está previsto que se celebre un festival de "bombero torero" este domingo. "Es una pena", lamenta Inmaculada que ha intentado hablar con el alcalde, Rubén Rivera, para que retire el apoyo a un espectáculo que "vulnera los derechos de las personas". 

"Es un espectáculo al que van niños y después ven a personas como mi hija por la calle y creen que tienen derecho a reírse de ellos", cuenta esta mujer, que recuerda que el humor en este tipo de actos está directamente relacionado con la "condición" de las personas con acondroplasia con talla baja. "Es un estigma que sólo ocurre con esta discapacidad", señala Inmaculada, que ha podido hablar con una concejal del Ayuntamiento de Constantina que se ha comprometido a trasladar al regidor su queja y su intento por parar este espectáculo. 

"Llevamos años luchando por acabar con esta lacra y somos muchas familias las que sufrimos con esto", insiste esta mujer, que se queja de que las personas con acondroplasia tienen que luchar con "los límites que les pone la sociedad" y también con "este estigma". Sobre la queja de los promotores y los trabajadores de la empresa, que aseguran que se les impide trabajar, Inmaculada asegura que el Ministerio de Derechos Sociales "se ha comprometido a que tengan todos un trabajo digno".

Marta Castillo, que también tiene acondroplasia, es la presidenta del Cermi, el comité que agrupa a las asociaciones que trabajan con discapacitados, y coincide con esta madre sevillana. Castillo admite que se trata de un espectáculo al que van niños, ya que está abierto a todos los públicos, lo induce después a que estos menores puedan burlarse de compañeros que tengan esta misma condición. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios