Educación

Del aprobado general de ahora al 'examen' de septiembre: los alumnos andaluces pasarán un diagnóstico el próximo curso

  • Servirá de base para conocer los contenidos que no han podido recibir en el estado de alarma

  • La Junta elaborará otra circular de instrucciones propias para cada etapa de cara al nuevo curso

Los alumnos vuelven a clase tras las vacaciones de verano. Los alumnos vuelven a clase tras las vacaciones de verano.

Los alumnos vuelven a clase tras las vacaciones de verano. / D. S.

Los alumnos andaluces contarán con un diagnóstico educativo al comienzo del próximo curso escolar. Es una de las medidas que ya contempla la Consejería de Educación y Deporte para cuando se vuelva a las aulas tras las vacaciones de verano. El objetivo que se persigue es conocer qué contenidos recibieron durante el estado de alarma y cuáles no, y a partir de ahí preparar el primer trimestre. No será un examen como tal pero la realidad es que se les evaluará nada más comenzar el curso para conocer el punto de partida. Del aprobado general de ahora al diágnostico de septiembre.

El diagnóstico de los estudiantes vendrá recogido en las instrucciones específicas que habrán de elaborarse para el curso 2020/21, como indica la circular que ha enviado el departamento que dirige Javier Imbroda a los centros de enseñanza esta semana para afrontar el tercer trimestre, marcado por la crisis del coronavirus y el cierre de colegios e institutos. 

En dicho documento se especifica que en este tercer trimestre, y con carácter general, no será necesario desarrollar aquellos elementos del currículo que puedan tener continuidad en el curso 2020/21, el cual "será objeto de instrucciones específicas, en las que la evaluación inicial del alumnado, y la determinación de su nivel de competencia curricular, serán determinantes para orientar la acción docente".

Fuentes de la Consejería de Educación y Deporte han aclarado a este periódico que la evaluación inicial no contempla en ningún momento la realización de exámenes, pero sí la elaboración de diagnósticos para comprobar ese nivel de competencias. Una información que resulta clave para los docentes, que habrán de impartir contenidos del presente curso y que, por las circunstancias mencionadas, se postergarán para el siguiente. 

Un último trimestre sin penalizaciones

En este sentido, debe tenerse en cuenta que en la circular enviada a los centros educativos se establece que la evaluación del curso actual ha de basarse en los resultados de los dos primeros trimestres -cuando se desarrollaron las clases presenciales- y que el tercero servirá para repasar lo aprendido antes y avanzar sólo lo "imprescindible" en los contenidos. Este último trimestre sólo beneficiará al alumno, en ningún caso empeorará las calificaciones, ya que la enseñanza on line no garantiza la igualdad de condiciones y oportunidades de los estudiantes. 

Los equipos directivos y docentes han de tener en cuenta, además, dos principios básicos establecidos en la normativa actual que rige las evaluaciones académicas y que cobran mayor importancia en esta pandemia. Por un lado, la promoción de curso del alumnado y, por otro, que la repetición sea algo excepcional, sobre todo, en tales circunstancias.

Pasar de curso con hasta tres suspensos

En este sentido, el Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este viernes una orden del Ministerio de Educación por la que se permite pasar de curso pese a tener más de tres asignaturas suspensas (límite fijado por el decreto que regula la evaluación) como medida extraordinaria en esta situación sin precedentes. Dicha normativa la aplicarán las comunidades que han suscrito el acuerdo, no así el País Vasco, Madrid, Castilla y León, Andalucía y Murcia (las cuatro últimas gobernadas por PP y Cs), que se quedaron fuera. 

Desde el Ejecutivo andaluz se insiste en que se acatará la orden vigente hasta ahora, es decir, se podrá pasar de curso con dos y hasta tres materias sin aprobar. Para ello, como se ha dicho antes, se tendrán en cuenta los resultados del primer y segundo trimestre y el tercero sólo servirá para calificar en positivo. No obstante, los alumnos con suspensos en los trimestres presenciales, podrán superar el curso con el trabajo del tercero "si así lo deciden sus profesores".

Un desacuerdo más político que real

Teniendo en cuenta que las clases on line sólo mejorarán la nota, resulta bastante probable que la promoción de curso sea la tendencia general en los centros educativos andaluces, dentro de la autonomía que les concede la Administración y pese al distanciamiento político que algunas autonomías, como la andaluza, quieren evidenciar en esta cuestión respecto al Gobierno. Las declaraciones del propio Javier Imbroda lo evidencian: "Rechazamos el aprobado general, pero tampoco queremos que ningún estudiante se quede atrás". 

El consejero, por otro lado, ha asegurado que las actuales instrucciones intentan evitar una sobrecarga de trabajo a los maestros y profesores, una de las críticas que sindicatos, como CSIF, habían realizado las últimas semanas, una vez que se puso en marcha todo el dispositivo para la enseñanza on line. "Las instrucciones plantean, con las garantías suficientes, que la adaptación del final de curso a las circunstancias no conlleve más carga burocrática para los centros ni para la inspección educativa", incide.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios