Primarias populares

La dirección del PP andaluz será neutral hasta el 5-J

  • Juanma Moreno y los presidentes provinciales acuerdan no interferir en las campañas de los candidatos a las primarias hasta que voten los afiliados

Juanma Moreno, en Almería. Juanma Moreno, en Almería.

Juanma Moreno, en Almería. / F. Fernández

Comentarios 3

Si de lo que se trata es de no seguir el peligroso camino de las primarias socialistas, el PP se está equivocando. Siete candidatos, siete, y guerra de avales a las puertas de la sede de la calle Génova. Pablo Casado, más de 5.000 firmas; María Dolores de Cospedal, 3.336; Soraya Sáenz de Santamaría, lo justo. El presidente de los populares andaluces, Juanma Moreno, reunió al resto de líderes provinciales el pasado lunes en Córdoba y acordó con ellos que, durante esta fase, la de proclamación de candidaturas y la de la campaña electoral, la dirección regional se abstendrá de pronunciarse a favor de alguno de los candidatos.

Prudencia y cautela. Moreno quiere que la dirección se mantenga al margen de los señalamientos. Y por dos razones: porque, como demuestra la historia del PSOE, las directrices las carga el diablo y porque si Mariano Rajoy, que es el ex presidente, no influirá, es mejor seguir su ejemplo, aunque sea para dar una opinión cuando las urnas hayan hablado. Rajoy ha enviado al basurero todo ese mito de los jarrones chinos en lo que se convierten los ex presidentes del Gobierno. Hoy es un señor de Santa Pola, registrador de la Propiedad, sin sueldo público y, de momento, sin vacaciones. Ni una indicación saldrá de sus labios.

Lo que les ha provocado tanto desconcierto durante las dos últimas semanas se va a convertir, a la postre, en un ejemplo para todo el partido.

El congreso nacional decide sobre dos

La confluencia de siete candidatos llevará a que sea en el congreso de los días 20 y 21 de julio donde se elija al nuevo presidente. Para que la votación de los militantes del día 5 de julio fuese la definitiva, uno de los candidatos debería de sacar, al menos, más del 50% de los votos. Con siete, es casi imposible, considerando, además, que tres de ellos son pesos pesados: Soraya Saénz de Santamaría, María Dolores de Cospedal y Pablo Casado. Los otros cuatro son candidaturas menores, incluida la de García Margallo. Con esos tres en la liza, y si no hay una mayoría del 50%, los dos que obtengan más votos pasarán al congreso nacional y serán los compromisarios quienes decidan la suerte del partido. El mismo día 5 de julio tamboén se elegirán en urnas las personas que van al congreso en representación de cada provincia.

La dirección andaluza, que mayoritariamente congenia con Sáenz de Santamaría, no abrirá hostilidades contra nadie ni favorecerá a ninguno, al menos desde un punto de vista formal. Otra cosa será lo que ocurra en el congreso, donde las direcciones regionales sí tendrán capacidad de negociación de acuerdo con su representación. En el cónclave se elegirá al presidente, pero también habrá que votar al secretario general y a la nueva dirección, con lo que se puede reproducir la pugna entre candidatos o pactar entre ellos de acuerdo con los apoyos conseguidos en las urnas.

Nadie sabe esto último, porque este es un camino inédito para los populares.

Andalucía, mayoritaria

Andalucía es la comunidad que más compromisarios llevará al congreso: 543 de los 3.118. Su poder será definitivo para resolver el partido. Para la dirección andaluza, lo más importante en estos momentos es que dentro del PP no se abran grietas de división que no se puedan cerrar en el congreso. Juanma Moreno debe enfrentarse a Susana Díaz en unas elecciones que pueden llegar en otoño y en mayo es el turno de los alcaldes. Lo que desean es cerrar este proceso cuanto antes. Y si gana el de ellos, mejor, pero no van a levantar barreras contra ninguno de los otros.

Excepto en el caso de la provincia de Córdoba y un pequeño núcleo en Sevilla, De Cospedal apenas cuenta con apoyos en Andalucía. Una cuestión distinta son los de Pablo Casado. El vicesecretario es un persona con ascendencia entre la militancia y, especialmente, en Nuevas Generaciones, aunque sobre él pesa el caso del máster de la Rey Juan Carlos. Saénz de Santamaría es la que cuenta con mejor cartel entre los votantes populares, aunque no es una pata negra de la organización del partido.

Los militantes tendrán que inscribirse para poder votar, tienen de plazo hasta el 25 de junio, pero también deben estar al corriente de los pagos. En las primarias que se celebraron con los congresos provinciales, por ejemplo el de Sevilla, hubo problemas con la actualización de los censos, lo que llevó a denuncias cruzadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios