Caso ERE

El tribunal amplía el número de sesiones para acabar el juicio en noviembre

  • El presidente de la sala reprendió a los peritos después de un rifirrafe entre un experto de la IGAE y otro de la defensa

El presidente del tribunal que juzga el caso ERE, Juan Antonio Calle. El presidente del tribunal que juzga el caso ERE, Juan Antonio Calle.

El presidente del tribunal que juzga el caso ERE, Juan Antonio Calle. / Raúl Caro / Efe (Sevilla)

El magistrado Juan Antonio Calle, que preside el tribunal que juzga a 22 ex altos cargos de la Junta en el caso ERE, cumplió finalmente con las advertencias y decidió ampliar el horario de las sesiones desde el 16 al 26 de octubre tras advertir a las partes del retraso. Con el objetivo de no demorar el proceso y concluir el juicio en noviembre, el juez determinó que habrá sesiones todos los días –martes y miércoles, mañana y de tarde–.

El presidente de la sala lo advirtió tras el descanso del mediodía. Después de cinco semanas de declaraciones, el magistrado avisó de que estaba "en sus manos" no tener que celebrar sesiones extraordinarias del juicio para cumplir el calendario previsto, que contempla que el juicio que comenzó en diciembre de 2017 acabe al final de noviembre, sugiriendo incluso que podrían celebrarse sesiones los sábados, algo que no terminó a hacerse efecto.

Calle señaló que la prueba pericial conjunta entre los expertos de la Intervención del Estado (IGAE) y los propuestos por las defensas de varios acusados "se está extendiendo mucho más de lo que era de prever y de lo deseable, porque se están reiterando cuestiones no una, no dos, no tres sino no sé ya cuantas veces".

El juez alertó a los abogados de los acusados que "en sus manos" estaba evitar preguntas que den lugar a respuestas ya reiteradas "hasta la saciedad", mientras que a los peritos los avisó de "no reiterar sobre lo que ya se ha debatido en aras de la brevedad".

Ante las pegas que en anteriores ocasiones han puesto los letrados para celebrar juicio los jueves o viernes, al tener esos días reservados para otros casos, Calle aclaró que, en caso de que tengan señalados otros pleitos, este juicio fue señalado "con anterioridad y tiene preferencia".

No quedaría satisfecho pese a sus numerosas advertencias, ya que el magistrado decidió al término de la sesión de ayer añadir sesiones extraordinarias desde la próxima semana.

El tribunal llamó a los abogados y fiscales a una reunión tras la que acordó que, al menos durante las dos próximas semanas, el juicio se celebrará todos los días –comenzando por el martes pues la sesión del lunes había sido suspendida por no poder asistir uno de los peritos–, con sesiones de mañana y tarde los martes y miércoles para terminar en esos 14 días con la pericial.

Todo se desarrolló en una jornada en la que, como lleva siendo tónica en las fechas precedentes, los peritos de la IGAE y los propuestos por las defensas de los ex altos cargos de la Junta acusados en los ERE estuvieron discrepando. El magistrado llegó a reprendetr a los peritos, indicando que no eran "admisibles las descalificaciones" de uno hacia las tesis de otro, tras un rifirrafe habido entre un experto de la IGAE y otro de la defensa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios