Andalucía

La región que creció con Europa pero no lo suficiente

Comentarios 9

"Andalucía se juega mucho como frontera sur de Europa; apostamos por unas políticas de acuerdo y cooperación de una Europa que debe de expandirse también hacia el sur". Es una de las referencias al papel que debe ocupar Andalucía en las políticas del viejo continente que hizo Susana Díaz en su primer 28-F como presidenta de la Junta. La líder del Ejecutivo andaluz sabe que el resultado de las próximas elecciones europeas tendrá un peso decisivo en las decisiones y ayudas que recaigan sobre la comunidad, un factor clave cuando se gestiona una tierra que se asoma al precipicio del millón largo de parados.

En mayo, se celebrarán los comicios a los que están llamados más de 500 millones de europeos de los 28 estados miembros. Una cita, insisten desde la Oficina de Comunicación del Parlamento Europeo que dirige la almeriense emigrada a Bélgica Juana Lahousse-Juárez, "en la que nos jugamos mucho", entre otras razones, porque como reza el lema de la campaña "Ésta vez es diferente". ¿Por qué? Porque el respaldo de la nueva Eurocámara que resulte tras las elecciones será necesario para elegir el presidente de la Comisión Europea, en otras palabras, la cabeza visible del Gobierno de la Unión Europea se elegirá si así lo aprueba el Parlamento resultante tras el 25 de mayo.

Pero, ¿cuáles han sido las propuestas votadas en la Eurocámara que han supuesto un empuje para la comunidad?, ¿cómo ha crecido Andalucía de la mano de la UE?, ¿está presente el drama del paro andaluz entre las prioridades de la Eurocámara?, ¿cuáles deben ser los trenes a los que debe subirse Andalucía de cara a la próxima legislatura?, ¿entienden en Estrasburgo que Andalucía es clave en políticas migratorias?

Tres de los cuatro europarlamentarios andaluces que actualmente desarrollan su trabajo en la Eurocámara reflexionan sobre estas cuestiones. El veterano socialista Luis Yáñez (Coria del Río, 1943), que se despide ahora de Bruselas, defiende que es "indudable" el impacto que ha tenido Europa en el desarrollo de la región andaluza. "Si uno hace un recorrido visual por Andalucía ve las autopistas, aeropuertos, comunicaciones ferroviarias y las portuarias... Y todo eso ha sido posible -indica- con financiación de la UE". Yáñez, de amplia trayectoria en distintas ejecutivas de su partido y, sobre todo, impulsor del abrazo de Andalucía a otros territorios, defiende asimismo el papel que han tenido las políticas europeas emanadas de la Eurocámara en la "modernización de la agricultura o la pesca". Por ejemplo, de entre las últimas directivas votadas ha sido clave para Andalucía "la ampliación de acuerdos con caladeros" que han posibilitado la supervivencia del sector pesquero andaluz, como los recientes acuerdos firmados con Marruecos y Mauritania, destaca el andaluz que ha tenido de compañera de partido en Bruselas a la también sevillana Carmen Romero.

También del ámbito rural, Teresa Jiménez Becerril (Sevilla, 1961) destaca la aprobación que se ha hecho en el pleno de Estrasburgo de la Política Agraria Común (PAC) que regirá la distribución de ayudas en el periodo 2014-2020, que "con su aprobación prevé 383.000 millones de euros, un 11% menos que el periodo anterior y con un sistema de distribución diferente pero en el que Andalucía seguirá siendo la principal perceptora de fondos", en opinión de la eurodiputada popular.

Otros de los programas de reciente aprobación es, destaca Jiménez Becerril, "el Acuerdo del Corredor del Mediterráneo, donde Andalucía desempeña un papel clave en la Red Transeuropea por su condición de cruce mundial de comunicaciones, a través de sus puertos entre Europa y África, Asia y América, al ser la única región ribereña del Atlántico y el Mediterráneo".

La eurodiputada popular abunda en la estratégica situación de Andalucía y en la importancia que Europa ha dado a la comunidad aunque su reflejo real sea hoy cuestionable. "Europa ha ayudado a nuestra comunidad de forma preferente, siendo de las comunidades que más fondos ha recibido". Pero, razona, "aunque ha habido avances, las ayudas recibidas deberían haber tenido un mayor impacto en la educación, las infraestructuras, medio ambiente... y, en definitiva, deberían haber traído consigo el despegue de nuestra región".

Es, quizás, el mayor reproche que se hace a los andaluces desde Bruselas que tras una inversión directa de más de 41.000 millones de euros desde el ingreso de España en el proyecto europeo en 1986 "desgraciadamente, Andalucía sigue a la cola de Europa en desempleo y en esa modernización necesaria que no ha llegado", reflexiona Jiménez Becerril.

Andalucía, su paro juvenil, la corrupción pero también su potencial, está presente en Europa. "He asistido a varios debates en los que las cifras de desempleo, sobre todo las relacionadas con el paro juvenil, han impactado mucho en el resto de Europa", defiende Luis Yáñez, pero, matiza, "a veces los criterios de desempleo son distintos en unos países que en otros". En España, por ejemplo, no se han adoptado los minijobs como sí ha hecho Alemania. "Y eso tiene sus pros y sus contras. Hay quien defiende que más vale tener un empleo a no tener ninguno, aunque el que se tenga sea precario y mal pagado. Y otros piensan que tener un minijob para tener que acudir a los comedores de Cáritas, no es empleo ni es nada. Hay muchos trabajadores pobres. La paradoja es que en Alemania ha subido mucho el empleo (en ocho años se han creado 2,5 millones de minijobs), pero en el mismo período, subió la desigualdad. El empleo no es un fin en si mismo, es un instrumento para vivir", expone sobre la discutida medida que quiso exportarse a España.

Para Willy Meyer, madrileño de 1952 aunque gaditano de adopción, ahora "es el momento de darle un vuelco" al proyecto de la UE. "Que fije como primer objetivo el empleo de calidad, la cohesión social y la territorial", expone. El eurodiputado de Izquierda Unida Europea critica, por ejemplo, el rechazo manifestado por Bruselas al decreto antidesahucios impulsado por el Gobierno andaluz de PSOE e IU. "Ni más ni menos que en una iniciativa legislativa de la vivienda tuvo que intervenir la Comisión Europea para decir que se ponía en cuestión el sistema bancario europeo. ¡Hasta qué punto llega el corsé neoliberal!", reprocha.

En tiempos de vacas flacas y con más países para repartir, Europa está aplicando un estricto control a las ayudas que concede, como prueba el reciente informe que sitúa a España a la cabeza de la corrupción o la revisión de las ayudas al sindicato UGT en Andalucía por parte del comisario de Política Regional, Johannes Hahn.

Para Jiménez Becerril, "no se puede tolerar dar esa imagen". Yáñez además cree que "lo más grave es que no está creando un elemento aleccionador. Siguen surgiendo nuevos escándalos que se han creado cuando ya estaban persiguiéndose los anteriores". Con todo, el socialista explica que este informe, a cuyo debate asistió, apunta, "desgraciadamente, demuestra que la corrupción existe en todos los países de la UE; el mal está muy generalizado y para combatirlo tenemos que reaccionar de manera enérgica no sólo de manera represiva, sino también preventiva, con más controles".

Controles que habrán de aplicarse a los 9.357 milones de fondos europeos que recibirá Andalucía entre 2014 y 2020, un 22% menos que en el marco anterior, cuando se encontraba como región objetivo 1 de convergencia. El paso a una estatus superior viene dado, expone Meyer, "a pura estadística, entran más países, más pobres y la media baja; pero el problema es que antes, con la entrada de nuevos países, subía el presupuesto de la UE, ahora, por contra se baja. Por lo que, los países ricos van a seguir siendo ricos y los pobres, más pobres".

Con la vista puesta en la próxima legislatura, "Andalucía debe estar muy atenta e incorporarse pronto a los programas I+D+i de Europa. Debe prepararse para este nuevo modelo de desarrollo", indica Yáñez. Para Jiménez Becerril, "Andalucía debe ser consciente del gran potencial que tiene; necesitamos trabajar más en innovación y que nuestras empresas presenten proyectos inteligentes que compitan con las demás regiones para que -concluye- no quede aislada del progreso de Europa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios