Andalucía

La renuncia del abogado de Juana Rivas obliga a aplazar el juicio hasta el 18 julio

Juana Rivas, ayer en el juzgado. Juana Rivas, ayer en el juzgado.

Juana Rivas, ayer en el juzgado. / ep

La renuncia del abogado Juan de Dios Ramírez a ejercer la defensa de Juana Rivas en el juicio por dos delitos de sustracción de menores que estaba previsto en el Juzgado de lo Penal 1 de Granada obligó a suspender la vista, en contra del criterio del juez, y a aplazarla hasta el 18 de julio.

"No soy ninguna delincuente, estoy defendiendo a mis niños y lo seguiré haciendo aquí, en Italia y donde haga falta", dijo a la salida del juzgado Rivas, que se enfrenta a una petición fiscal de cinco años de prisión y que esperaba la suspensión de la vista hasta que su también abogado José Estanislao López, de baja médica, pueda acudir a representarla.

Rivas agradeció a Ramírez que haya ido "a dar la cara" por ella y suplicó que, por favor, el juez atienda su petición de que sea López, con quien ha preparado el juicio, quien pueda venir "en ambulancia, como sea", a defenderla. "No es ninguna estrategia", declaró Rivas, a quien el titular del Juzgado de lo Penal 1 de Granada, Manuel Píñar, llegó a advertir de que se trata de un asunto "muy serio" y de que incluso podría ordenar su detención para asegurar su presencia en el juicio, porque, como acusada, se le piden más de dos años de prisión.

Francisca Granados, asesora del centro de la mujer de Maracena, citada como testigo y que acompañó a Rivas, argumentó que la complejidad jurídica del caso la ha llevado a tener varios letrados, que ella quiere ser defendida en esta vista por José Estanislao López y que las suspensiones de juicios ocurren "todos los días" en los juzgados españoles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios