Andalucía

Los sindicatos critican a Imbroda por no pactar el plan de refuerzo escolar

  • UGT, ANPE y Codapa afean a Educación la ausencia de negociaciones y las “prisas” con la que se ha elaborado el programa del que podrán beneficiarse hasta 100.000 niños en julio

El consejero de Edución y Deporte, Javier Imbroda, en el Parlamento andaluz. El consejero de Edución y Deporte, Javier Imbroda, en el Parlamento andaluz.

El consejero de Edución y Deporte, Javier Imbroda, en el Parlamento andaluz. / EP

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, se ha encontrado con algunos obstáculos para el desarrollo de su medida estrella para luchar contra el abandono escolar temprano, que afecta al 21,9% de los alumnos andaluces. El sindicato educativo ANPE y la federación de Enseñanza de UGT, así como la confederación de Ampas Codapa denuncian que el Programa de Refuerzo Educativo y Deportivo se aprobó en el Consejo de Gobierno del pasado 9 de abril sin un consenso previo con estas organizaciones, que, sin embargo, detectan otros errores en esta iniciativa.

La previsión del departamento que dirige Imbroda es que más de 100.000 alumnos se puedan beneficiar del plan de refuerzo en dos turnos, uno por cada quincena de julio, en 234 centros públicos. La financiación procede, en su mayoría, de fondos europeos, que aportan 10,5 millones de euros.

El millón y medio de euros restante procede de la aportación de las familias, a razón de 15 euros por quincena, según el precio público que se aprobó en la reunión del Ejecutivo que se produjo ayer en el Palacio de San Telmo. “Las familias se ahorran 105 euros del coste total, que son 120 euros”, explicó Elías Bendodo, consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno.

La previsión es que los alumnos de Primaria refuercen sus conocimientos de inglés, matemáticas y lectura y que sean profesores voluntarios los que se encarguen de este programa. Sin embargo no están claras cuáles serán sus retribuciones ni si sólo el personal funcionario –es decir, dejando fuera a los interinos– podrá optar a impartir clases en el mes de julio.

Todos esos detalles se abordarán en una reunión extraordinaria y monográfica de la Mesa Sectorial de Educación prevista para este lunes 22 de abril y convocada por la consejería como respuesta a estas quejas. Fuentes del departamento que dirige Imbroda recordaron ayer que no es habitual que este tipo de planes se pacten con los sindicatos, mientras que UGT y ANPE critican que no se cuente con quienes serán los encargados del refuerzo estival.

“Se ha hecho con secretismo”, apuntan desde ANPE, que denuncia que “no se ha contado con los centros, no se han negociado las gratificaciones ni se han determinado los criterios pedagógicos”. Consideran en este sindicato que el plan, que califican de “populista” se ha hecho “con prisas” y que sería más adecuado retrasarlo al verano de 2020. “El mismo director general del profesorado y gestión de recursos humanos no sabía que decirnos”, aseguran en ANPE.

UGT es más tajante, pues se muestra “en contra” del plan de refuerzo estival e incluso aseguran que parte de los fondos proceden de “otros planes que se han quitado” para financiar el plan de julio, algo que desmienten desde la Consejería de Educación y Deporte. Además el sindicato considera que la idea de trasladar el refuerzo al mes de julio supone infravalorar “el trabajo de nueve meses” que los profesores hacen durante el curso.

Por su parte, la Confederación Andaluza de Asociaciones de Madres y Padres del alumnado por la Educación Pública (Codapa) mostró en un comunicado su malestar porque creen que el plan de refuerzo se ha hecho “de espaldas a la comunidad educativa” y porque “ha generado desconcierto en los colegios donde está previsto que se desarrolle el programa el próximo mes de julio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios