Lúa vermella | Festival Márgenes Noche transfigurada

Una imagen de 'Lúa vermella', el hermoso filme de Lois Patiño. Una imagen de 'Lúa vermella', el hermoso filme de Lois Patiño.

Una imagen de 'Lúa vermella', el hermoso filme de Lois Patiño.

Película de belleza hipnótica y suspendida, Lúa vermella, de Lois Patiño (Costa da morte), transfigura el paisaje costero gallego, los rostros curtidos de sus gentes y los mitos y leyendas marinas en un poderoso relato fantástico guiado por el ritmo del agua, el eco sombrío de las mareas y las voces arcanas que hablan de naufragios, marineros perdidos o tragados por los monstruos, viudas convertidas en meigas y nuevas y modernas arquitecturas a las que se han transferido las almas errantes.

Patiño construye una particular mitología marina a partir de materiales literarios (de Homero a Melville pasando por Cunqueiro), pictóricos (de Millet a Hopper) y sonoros, de la observación oblicua del paisaje y su transformación en un estado sonámbulo, en el parsimonioso diseño de un travelling que acompaña una santa compaña que vaga sin rumbo cierto, buscando volver a casa, entre acantilados, casas abandonadas y bosques, en las paredes de hormigón de una presa, a lomos de una criatura marina, en los bordes redondeados de una roca a la que la erosión del agua y el tiempo ha convertido en tótem de resonancias siniestras.

Lúa vermella traza así con sus elementos primordiales y mínimos, sus rostros de palabra prestada y su transfiguración sonora del paisaje un viaje sensorial, por momentos casi abstracto, hacia el tiempo y el mito de la batalla del hombre contra el mar y la naturaleza y sus trágicas consecuencias materializadas en el duelo, un trayecto de ida y vuelta entre los vivos y los muertos, entre la memoria colectiva, la leyenda y el sueño, demostrando una vez más el enorme poder del cine para fotografiar, evocar y escuchar a los espectros.