Cofradias

El Consejo dejará instaladas 18.000 sillas al paso de la Resurrección

  • Serán de acceso libre y se dispondrán en todos los sectores de la carrera oficial.

La Virgen de la Aurora, en el año 2004, pasando por delante de la tribuna de la Campana sin sillas. La Virgen de la Aurora, en el año 2004, pasando por delante de la tribuna de la Campana sin sillas.

La Virgen de la Aurora, en el año 2004, pasando por delante de la tribuna de la Campana sin sillas. / D. S.

Un aspecto mucho más digno. El Consejo de Cofradías y la Hermandad de la Resurrección han llegado a un acuerdo para que este año la carrera oficial no presente una estampa desoladora al paso de la cofradía. Por primera vez, se montarán el 50% de las sillas, unas 18.000, en todos los tramos del recorrido y serán de acceso libre para todo el público. Además, el Consejo mantendrá la vigilancia privada en toda las parcelas. Esta decisión se ha alcanzado, según informó la Resurrección en un comunicado, tras varios "encuentros fraternos" entre ambas partes.

Desde este año, la Hermandad de la Resurrección contará con una infraestructura muy similar a la del resto de los días de la Semana Santa. El Consejo mantendrá 18.000 de las 35.000 sillas que componen la carrera oficial. Los fieles y devotos que acudan a ver el paso de la cofradía en la mañana del Domingo de Resurrección dispondrán de asientos en todas las parcelas. En concreto, habrá 5.000 localidades en la Plaza de la Campana, inicio de la carrera oficial, incluida la Tribuna. En la Plaza de San Francisco habrá 1.200 distribuidas en 200 palcos. El resto, unas 12.000, estarán en la Avenida de la Constitución. Además, se mantendrá el vallado habitual que delimita el perímetro de la zona de la carrera oficial reservado para el discurrir de las procesiones. En cuanto al acceso a la Catedral por la Puerta de San Miguel, la hermandad recordó que será exclusivo para los miembros del cortejo procesional, como sucede el resto de las jornadas.

La Resurrección "agradece profundamente" en su comunicado el "empeño" mostrado por el Consejo de Cofradías para "normalizar" el paso de la hermandad por la carrera oficial, y reconoce especialmente el "trabajo y el compromiso" del presidente, Joaquín Sainz de la Maza; el tesorero, Francisco Vélez; y el delegado del Sábado Santo y el Domingo de Resurrección, Enrique Durán.

En los próximos días se mantendrá un encuentro con los responsables del Cecop para ultimar los detalles y las necesidades que derivan del nuevo horario de la corporación. Este año, la salida de la iglesia de Santa Marina será a las ocho de la mañana. La venia en la Campana será 10:35 y la llegada a la Catedral se producirá a las 11:45, mientras que la entrada de la cruz de guía en su templo será a las 16:00.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios