Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

cómics

Investigadores mutantes

Una imagen de la obra. Una imagen de la obra.

Una imagen de la obra.

En ese periodo de bajón y crisis creativa para Marvel que fue la década de los noventa, entre las muy honrosas excepciones destaca el trabajo del guionista Peter David. Con su humor característico y su gusto por incluir continuas referencias a la cultura popular, David nos legó la que para muchos es la mejor etapa de la historia de Hulk, así como un puñado de episodios de Factor-X, que se cuentan entre los mejores tebeos de mutantes del periodo. Por desgracia, las continuas injerencias editoriales forzaron la temprana marcha de David, pero el escritor no se olvidó de unos personajes que había hecho suyos, y así, una década más tarde, con circunstancias más favorables, regresó y llevó la serie a nuevas cotas de calidad. El retorno se fraguó primero en la miniserie Madrox (2004-05), protagonizada por el Hombre Múltiple, uno de los personajes más carismáticos del universo de Factor-X. Y enseguida llegó la nueva cabecera del supergrupo, en la que David jugó a mezclar el género detectivesco con el de superhéroes, creando un caldo de lo más sugestivo. En el apartado gráfico, la miniserie fue dibujada por un eficaz Pablo Raimondi, cuyo estilo transporta rápidamente al lector a la estética imperante en aquellos años. La serie regular, por su parte, contó de inicio con los lápices del siempre espectacular Ryan Sook, al que muy pronto se unieron otros artistas como Dennis Calero y Renato Arlem.

Con Espera lo inesperado, siguiente número de la colección Marvel Collection, se inicia la recuperación por parte de Panini de la segunda etapa de David al frente de Factor-X, un largo periodo que se ha ganado la consideración de obra de culto y que, no cabe duda, es uno de los títulos mutantes por excelencia de los últimos tiempos, un tebeo del que realmente solo cabe esperar lo inesperado. El tomo contiene los cinco números de la serie limitada Madrox, así como los primeros doce de X-Factor, más cuatro o cinco páginas con portadas alternativas, bocetos de personajes a cargo de Sook y un prólogo a cargo de David Hernández Ortega.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios