¿Lo sabías? Los peores nombres de coches de la historia

Alimentos

Siete claves para conservar frescas las frutas y verduras durante el verano

Existen numerosos mecanismos para disfrutar más tiempo del sabor de estos alimentos

Existen numerosos mecanismos para disfrutar más tiempo del sabor de estos alimentos

La temporada de verano es la época de numerosas frutas y verduras. Entre ellas encontramos frutas como el albaricoque, la cereza o el melón; y verduras como el calabacín, la lechuga o el pepino. Toda dieta saludable debe contener al menos cinco raciones diarias de este tipo de alimentos; además si se consumen en temporada las propiedades nutricionales de estos productos aumentan y conservan un mejor sabor.

Para un mejor mantenimiento de frutas y verduras, la Organización de Consumidores y Usuarios, OCU, ha elaborado un extenso artículo con recomendaciones para que estos productos tengan una vida más larga.

Separa las frutas de las verduras

Es fundamental para evitar que el etileno que desprenden algunas frutas dañen a los vegetales. Además, las verduras deben consumirse a los pocos días de su compra dado que el largo tiempo en refrigeración causa que pierdan sabor.

Usa bolsas de plástico perforadas

Debes optar los los cajones con mayor temperatura de tu frigorífico y usar este tipo de bolsas para conservar mejor las propiedades tanto de frutas como verduras. Si no dispones de bolsas perforadas puedes realizar tú mismo los agujeros con unas tijeras o un cuchillo, cuidando el diámetro de los mismos.

Espera a la maduración

Lo más recomendable para algunas frutas es dejar que estas maduren fuera del frigorífico. Cuando alcancen este punto, alimentos como melocotones, ciruelas y aguacates, deben conservarse posteriormente en los cajones de nuestros refrigerador.

Alimentos que se conservan a temperatura ambiente

Verduras como los tomates tienen un mejor mantenimiento fuera del frío del frigorífico. Por ello, el mejor consejo es comprarlos maduros y consumirlos inmediatamente. Las naranjas y limones son otro de los alimentos que guardan mejor sus propiedades fuera de la nevera, dado que este electrodoméstico puede ocasionar pérdida de sabor o aroma. Las patatas y cebollas también deben mantenerse a temperatura ambiente debido a que con el frío producen más acrilamida.

Saca la fruta antes de consumirla

Frutas como la sandía, el melón o la piña guardan mejor sus propiedades fuera del frigorífico. Por el contrario, si estos están empezados sí que necesitan de la refrigeración. Lo recomendable es sacar las frutas del frigorífico momentos antes de su consumo para disfrutar de todo su sabor.

Acelera la maduración

Al colocar una manzana madura, preferiblemente de otras variedades que no sean Fuji o Granny Smith, junto a determinadas frutas conseguimos acelerar su maduración. Algo que tener en cuenta para evitar o propiciar esta maduración para el consumo de frutas.

La congelación también es recomendable

Todas aquellas frutas y verduras que estén próximas a pasarse pueden ser reutilizadas para sopas o purés. Sin embargo, otras frutas y verduras pueden congelarse para realizar otro tipo de comidas. Es el caso de los tomates, los cuales se pueden congelar enteros y usarlo para gazpachos; o de los plátanos y melocotones o nectarinas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios