Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Gimnasia | Mundial de stuttgart

Ana Pérez lidera la armada

  • La sevillana tratará de lograr el billete para los próximos Juegos de Tokio

Ana Pérez, durante los entrenamientos en Madrid. Ana Pérez, durante los entrenamientos en Madrid.

Ana Pérez, durante los entrenamientos en Madrid. / Rodrigo Jiménez / EFE

La expedición española afronta con la ilusión por las nubes los campeonatos del mundo de gimnasia que comienzan hoy en Stuttgart, donde, por encima de todo, se jugarán la clasificación para los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Después de que el equipo masculino quedase en 2016 fuera de los Juegos por primera vez desde 1996, y de que el femenino prolongase una ausencia que había comenzado en 2008, ni técnicos ni deportistas se conforman ahora, como sucedió en Río, con estar representados por algún gimnasta individual. Quieren regresar al escenario olímpico con las selecciones al completo, algo reservado sólo a 12 países por sexo.

"Estamos bastante mejor que en el ciclo anterior", aseguró el seleccionador masculino, Fernando Siscar. "El equipo era entonces mucho más joven, con gente inexperta. El que tenemos ahora es mucho más maduro, está más hecho", continuó.

La referencia del Mundial de 2018, en el que su equipo terminó undécimo, es un estímulo para el grupo: "Estuvimos en el grupo de los 12, y ahora estamos mejor que en aquel Mundial. Por eso tengo confianza".

Los gimnastas cuyos países no consigan la clasificación por equipos pueden obtener plaza olímpica individual si terminan entre los 12 mejores, los hombres, o las 20 mejores, las mujeres, sin contar a los ya clasificados por la primera vía. Así se clasificó para Río Ana Pérez, que no quiere volver a acudir sola a unos Juegos. "La cosa está difícil, es un objetivo complicado porque todo el mundo quiere lo mismo, pero nosotras estamos trabajando un montón y tenemos esa esperanza", dijo la gimnasta sevillana, quien señaló que la concentración del verano fue dura pero el objetivo les da fuerza.

Vigésima tercera en el anterior mundial, en el que el equipo español fue decimoctavo, desea mostrar en Stuttgart lo mucho que siente que ha madurado en los dos últimos años "como deportista y como persona". "Me quedo con eso, con todo lo que he ganado, mi forma de ver la gimnasia, de entenderla, se sentirla. Es lo que quiero llevarme. Quiero seguir disfrutando de cada entrenamiento y de cada competición", explicó la destacada deportista sevillana.

Junto a ella, competirán Roxana Popa, Cintia Rodríguez, Alba Petisco, Marina González y, como suplente si no hay novedad, Alba Asencio.

Por su parte, el equipo masculino estará formado por Néstor Abad, Ray Zapata –ambos estuvieron en Río 2016–, Joel Plata, Nicolau Mir, Thierno Boubacar y Adriá Vera forman el equipo español en Stuttgart. Entre ellos, Abad y un segundo gimnasta aún sin confirmar harán el concurso completo, los seis aparatos. Ray Zapata quedará como suplente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios