baloncesto

El tiro de Kawhi, entre los 10 mejores de la historia de los playoffs de la NBA

  • El lanzamiento de Kawhi Leonard entra por derecho propio en el listado de encestes legendarios, entre los que están nombres míticos como Magic, Larry Bird, LeBron James o Kobe Bryant

El momento en el que Kawhi Leonard lanza el 'buzzer beater'. El momento en el que Kawhi Leonard lanza el 'buzzer beater'.

El momento en el que Kawhi Leonard lanza el 'buzzer beater'.

En Toronto todavía no se lo creen. Se restriegan los ojos para observar a cámara lenta el slalom de su ídolo, que buscaba su espacio hasta saltar hacia atrás y, con la manaza de Embiid acechando, soltar la bola que, en un brote de arrogancia, quiso gustarse demasiado besando el aro. Casi sobándolo hasta lograr su penetración final, jugando con los corazones de todos. Por eso el baloncesto es el deporte más bello, porque es la traslación perfecta de las emociones extremas de la vida en una cápsula del tiempo.

Kawhi es un especialista en generar un buen lanzamiento apoyado en el bote, pero también sabe recibir y tirar rápido como francotiradores como JJ Redick o Klay Thompson. Además, es el jugador con las manos más grandes de la NBA y su potencia de piernas es directamente proporcional a la fuerza de su tren superior. Es el nuevo jugador total, el Elegido para destronar al Rey LeBron.

El canastón de Leonard recuerda al de Michael J. Fox en el final de la película 'Teen Wolf'

¿Lo oyen? Es el silencio en el vestuario de Philadelphia. Joel Embiid todavía no se ha recuperado de un mazazo servido en cuatro golpes que tumbarían al mismísimo Mohamed Ali. Esa pelota de tenis que se quedaba suspendida en la red en la película Match Point, de Woody Allen, es el perfecto trasunto para explicar lo que pasó en la madrugada del domingo al lunes en España: "En un partido hay momentos en los que la pelota golpea el borde de la red y, durante una fracción de segundo, puede seguir hacia delante o caer hacia atrás. Con un poco de suerte, sigue hacia delante y ganas. O no lo hace y pierdes".

Ese comienzo majestuoso de una de las mejores películas del director neoyorquino define perfectamente lo que pasó en el séptimo partido de las semifinales de Conferencia entre Toronto y Philadelphia. Durante una fracción de segundo, cuando el balón Spalding chocó contra el aro por primera vez, parecía que llegaba la prórroga. Pero no. El balón siguió suspendido sobre el aro y acabó dentro. El éxtasis en el Scotiabank Arena para el 92-90 final.

Marc Gasol consolando a Joel Embiid. Marc Gasol consolando a Joel Embiid.

Marc Gasol consolando a Joel Embiid.

El crudo contraste entre los abrazos y gritos de euforia de Siakam, Leonard, Lowry e Ibaka y las lágrimas de Embiid, consolado por un solidario Marc Gasol, que le defendió férreamente durante toda la serie. Se adivinan en sus labios frases como: "No te preocupes, tu momento llegará. Cabeza alta, Joel, cabeza alta. Tienes que estar muy orgulloso del trabajo que habéis hecho".

Marc, campeón del mundo, de Europa y subcampeón olímpico con España, sabe lo difícil que es llegar a la cima y que, para ello, hay también que tragarse la quina de la derrota (Mundobasket 2010, Eurobasket 2013, Mundobasket 2014...). Toda una lección de la que seguro aprenderá Embiid. Lo dice su hermano Pau en su libro Bajo el aro: el talento tiene que ir de la mano de un poco de buena suerte.

A continuación, podrán disfrutar de un ránking de los 10 mejores tiros sobre la bocina (o en los últimos segundos) en la historia de los playoffs de la NBA. En este caso, la lista se hace corta, porque la historia de esta liga ha brindado al respetable muchísimos momentos mágicos. Pero son todos los que están:

1. El 'buzzer beater' más juguetón

Kawhi Leonard, campeón de la NBA con San Antonio en 2014, pasó un año en blanco debido a una grave lesión producida por un gesto sucio de Zaza Pachulia en la primera eliminatoria de playoffs de 2017 contra los Warriors. Tras una relación tensa y tormentosa con su franquicia, acabó saliendo de la peor manera posible hacia Toronto.

Desde el minuto uno de esta temporada, el hierático Leonard tenía entre ceja y ceja demostrar que sigue siendo el mejor del mundo en ese Olimpo que comparte (por ahora) con Kevin Durant y LeBron James. Su última machada ha sido este canastón descomunal que recuerda al tiro final de Michael J. Fox en Teen Wolf por dar tantos botes en el aro antes de entrar por el aro.

Tiro descomunal de Kawhi.

2. El rey LeBron, en su hábitat natural

¡Cuántas de estas ha metido James a lo largo de su dilatada trayectoria! Este buzzer beater tiene un plus de dificultad: solo tenía un segundo para atacar la canasta. Una eternidad para este tipo de jugadores de mentalidad ganadora. Tras una canasta meritoria de Turkoglu, LeBron se saca de la manga un triple estratosférico para ganar el segundo partido de la Final de la Conferencia Este de 2009.

Luego perderían la serie ante Orlando (4-2), que jugó la Final de la NBA contra los Lakers de Pau Gasol en lo que fue el primer título del de Sant Boi. Pero la década siguiente fue de LeBron, que jugó ocho finales seguidas, ganó tres anillos, dos con Miami y uno épico contra los Golden State Warriors.

LeBron, en su salsa.

3. Kobe Bryant, carne de neón

Kobe Bryant jugó toda la vida en los Lakers. Llevó a la espalda dos números (8 y 24), ganó cinco anillos y superó una crisis que casi le retira cuando salió absuelto de una acusación de violación. Pasó de imitar a Jordan hasta en los gestos a liderar al equipo angelino a través del esfuerzo y la perseverancia, siempre con ese puntito de arrogancia del que nunca pudo desprenderse. Y se apoyó en Pau Gasol para demostrar que podía ganar títulos sin la bestia parda de Shaquille O'Neal.

Este buzzer beater pertenece al segundo partido de la primera ronda de playoffs de 2006 contra aquellos Phoenix Suns del run and gun liderados por Mike D'Antoni en el banquillo y por Steve Nash y Amaré Stoudamire en la cancha. Aunque finalmente ganaron esa eliminatoria a los Lakers, luego caerían ante los Spurs, que a la postre lograron el título ante Detroit en siete partidos.

El tiro increíble de Bryant.

4. Robert Horry, el 'clutch player' por excelencia

Aunque Jordan, Bryant o LeBron se lleven siempre todos los oropeles de la fama y el éxito, hay un jugador que ni le suena al neófito de la NBA. Se llama Robert Horry y, durante su larga carrera (1992-2008), fue capaz de ganar siete anillos (uno más que la leyenda de los Bulls y solo por detrás de los míticos jugadores de los Celtics de los años 60) con tres equipos diferentes y siempre fue decisivo en algún partido de todas las Finales que disputó.

En este vídeo se pueden degustar sus 10 mejores momentos en los playoffs, entre los que sobresalen dos triples imponentes: el del cuarto partido de las Finales de Conferencia contra los Kings del año 2002 y el del quinto encuentro de las Finales de la NBA 2005 ante Detroit, una de las mejores actuaciones de su carrera, incluyendo un mate estratosférico con la mano izquierda.

Robert Horry, uno de los mejores 'clutch players' de la historia.

5. Jordan o la plasticidad hecha jugador de baloncesto

Se acaban de cumplir nada más y nada menos que 30 años del primer The Shot de Michael Jeffrey Jordan. Fue en el quinto y último partido de la serie de playoffs contra los Cavaliers de Mark Price, Larry Nance, Brad Daugherty… y Craig Ehlo. Este último fue el encargado de defender a la estrella y, en esa última jugada se ve su profunda frustración cuando se tira al suelo de impotencia. Posiblemente, no haya habido en la historia un tiro en suspensión tan largo. Y es que Jordan, que era el mejor en todo, también era el que más saltaba.

El primer 'The Shot' de Michael Jordan.

6. Magic y su 'baby hook'

Earvin Magic Johnson revolucionó el baloncesto en los años 80. Se basó en la creatividad de Pete Maravic para llevar al juego de la canasta a la modernidad más absoluta con contraataques fulgurantes, pases sin mirar y un concepto lúdico del basket sin el que, por ejemplo, los Warriors de hoy no existirían. Aquellos Lakers del Showtime encontraron su némesis perfecta en los Celtics de Larry Bird, Kevin McHale, Robert Parish, Dennis Johnson y Danny Ainge, El glamur frente al carácter. La diversión contra la rudeza obrera (que luego no era así, porque Boston hacía un baloncesto precioso también).

La canasta elegida en el número 6 es el buzzer beater de Magic del cuarto partido de la Final de 1987. En cinco segundos, llega hasta la línea de tiros libres y lanza el baby hook (tenía el mejor maestro para entrenar ese lanzamiento: Kareem Abdul Jabbar) tapado por los largos brazos de Parish y McHale. Increíble canastón. Todavía tuvo Bird la oportunidad de ganar con un último tiro sobre la bocina que salió repelido por el aro. Al final, 107-106 para los Lakers, que ganaron esa Final. Magic ganó cinco anillos (1980, 1982, 1985, 1987 y 1988) y Bird solo tres (1981, 1984 y 1986).

El 'baby hook' de Magic Johnson.

7. Bird sentando cátedra

En esta recopilación de tiros decisivos de Larry Bird, mejor jugador blanco de la historia hasta la llegada de Dirk Nowitzki a la liga (y a ver qué hace Luka Doncic en los próximos años), destaca el lanzamiento clave del final de la prórroga del cuarto partido de las Finales de 1984 ante los Lakers de Magic, Worthy, Kareem y Cooper. Ese título fue verde. La silueta de Bird elevándose por encima de sus rivales es un icono de la NBA. Larry personifica el triunfo del trabajo a destajo y la perseverancia contra todo riesgo.

Larry Bird, uno de los mejores jugadores de todos los tiempos.

8. Ray Allen salva a los Heat

El todavía mejor triplista de la historia de la NBA (hasta que Stephen Curry lo pille) protagonizó un momentum genial en las Finales de 2013 que enfrentaban a los Spurs y a los Heat. Allen ya había conseguido el anillo con los Celtics cinco años antes, pero todavía tenía ganas de más. Con 95-98 para el equipo de Popovic, LeBron falló el tiro, pero Bosh cogió el rebote y encontró en la esquina, su esquina, al bueno de Ray, que no perdonó. Miami ganó ese sexto partido en la prórroga y luego se proclamó campeón de la NBA en el séptimo. Y todo gracias a la mano (de Dios) de Allen.

Ray Allen.

9. Jerry West: el logo anota un imposible

El hombre cuya silueta sirvió para hacer el logotipo de la NBA promedió más de 30 puntos por partido en cuatro temporadas diferentes, liderando la liga en anotación en la 1969-70. Uno de los momentos más memorables de aquella campaña llegó en las Finales de la NBA ante New York Knicks. En el tercer partido, West anotó una canasta sobre la bocina desde más de 18 metros para mandar el encuentro a la prórroga (ver vídeo). A pesar de ello, los Knicks ganaron el partido y el campeonato. Ya que por entonces no existía el triple, la canasta de West contabilizó 2 puntos, por lo que hoy en día hubiera valido a los Lakers para ganar el partido.

Durante la temporada 1971-72, West lideró la NBA en asistencias, promediando 9.7 por noche. A pesar de que la NBA no comenzó a contabilizar los robos de balón hasta el final de la carrera profesional de West, se convirtió, a la edad de 35 años, en el primer jugador en conseguir 10 robos en un partido, siendo aún un récord de franquicia. West disputó nueve Finales de la NBA, perdiendo ocho de ellas (seis ante los Celtics de Bill Russell y dos ante los Knicks), y ganando el título en 1972, con 33 años, ante el equipo neoyorquino (4-1). El mítico Wilt Chamberlain fue elegido MVP de esa final.

El tiro imposible de Jerry West.

10. El segundo y definitivo 'The Shot'

Tras cinco anillos, Michael Jordan demostró con este tiro (antecedido de un robo a Karl Malone) que seguía siendo el Rey de los Siete Reinos, utilizando la jerga de Juego de tronos. En la última jugada del sexto partido, humilla primero a Malone con el robo de los robos y luego tira por el suelo (al límite de la falta) a Bryon Russell para ganar su sexto y último anillo. Años después volvería a jugar, esta vez con los Wizards. Pero ésa es otra historia.

Michael Jordan, rey de reeyes en la NBA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios