Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Tour de Francia · Decimoquinta etapa

Nielsen estrena su palmarés

  • El danés, debutante en la ronda gala, se adjudica la decimoquinta etapa

  • En la jornada previa al descanso, los favoritos firman un pacto de no agresión

  • Thomas continúa líder

Nielsen levanta el brazo al llegar a meta. Nielsen  levanta el brazo al llegar a meta.

Nielsen levanta el brazo al llegar a meta. / EFE

Magnus Cort Nielsen (Astana), debutante en el Tour de Francia, abrió su palmarés imponiéndose en un sprint entre tres, en la decimoquinta etapa de la ronda gala, disputada entre Millau y Carcassone y de 181,5 kilómetros de recorrido. Una jornada de transición en la que Geraint Thomas (Sky) mantuvo el jersey amarillo.

Nielsen, de 25 años, prolongó la fiesta del Astana que inició Omar Fraile en Mende 24 horas antes. Batió a Jon Izagirre (Barhain), otra vez segundo, y a Bauke Mollema (Trek), supervivientes de la numerosa escapada del día, con un tiempo de 4:25.52.

Fueron los elegidos para disputar la victoria entre los fugados, que entraron poco a poco en meta. Más atrás, a ritmo de paseo y a 13 minutos del vencedor, se presentó el pelotón con los favoritos, pensando en el reposo y lo que les espera en los Pirineos. Pacto de no agresión.

Etapa marcada para una escapada consentida y el descanso de los guerreros de la general. En el kilómetro 45 se marcharon del pelotón 29 corredores después de cruzar en Millau el viaducto más alto del mundo, un gigante de la ingeniería que sobrevuela el río Tarn a más de 230 metros.

Entre los expedicionarios, Soler, Bennati y Erviti del Movistar, Pozzovivo e Izagirre del Bahrain, Nielsen del Astana, el maillot verde Sagan, Alaphilippe, Herrada, Calmejane, y el ex líder Van Avermaet.

Por delante un recorrido escarpado, de sube y baja, trufado con la cota de Luzençon (3ª categoría) y el Col de Sié (2ª), donde coronaron Alaphlippe y Calmejane en disputa por el maillot de la montaña antes del gran aliciente del día, el Pic de Nore (1ª), de 13 kilómetros al 6,3%, como el pequeño Ventoux por la fuerza del viento por aquel paraje.

En esa subida atacó Majka, doble ganador de la montaña, en busca de la cuarta victoria para su palmarés. Coronó solo, pero a 15 de meta se le esfumó el sueño porque lo alcanzó el grupo que ya se iba a jugar la etapa. Allí estaban Izagirre, Pozzovivo y Nielsen, entre otros.

Con el viento de cara y con Carcasona a 7 kilómetros empezó el juego táctico. Izagirre soltó su órdago a 1.500 metros de meta. Sólo le siguieron Nielsen y Mollema, malos compañeros para el guipuzcoano, sobre todo el danés, un hombre muy rápido al sprint. En el juego de ciclismo en pista, donde se miran unos y otros antes de lanzarse, tomó la iniciativa el nórdico a 250 metros de la pancarta.

No tuvo rival. Magnus Cort Nielsen, natural de Borrholm, entró en la historia del Tour brazos en alto en su debut. Un corredor que pasó por el Orica australiano, con cuyo maillot se dio a conocer en la Vuelta de 2016 con sendos triunfos en Gandía y Madrid.

Lo hizo junto en Carcasona, patrimonio Mundial de la Unesco, adornada para la ocasión con sus muros amarillos. Un triunfo monumental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios