Europeo sub 19 Aciago debut ante Noruega en Suiza (0-2)

  • La sevillista Olga Carmona y la bética Rosa Márquez no pudieron cantar victoria ante las nórdicas

Olga Carmona pelea el balón con la noruega Camila Huseby. Olga Carmona pelea el balón con la noruega Camila Huseby.

Olga Carmona pelea el balón con la noruega Camila Huseby. / UEFA

No fue sin duda el mejor debut para la selección española femenina en el Europeo sub 19 que se celebra en Suiza. En el primer partido de la fase de grupos, el combinado nacional que dirige Jorge Vilda se topó con una aguerrida Noruega y un sofocante calor, encajando dos goles en la primera mitad que a la postre resultados definitivos.

En un duelo disputado en la ciudad suiza de Wohlen, una selección plagada de jóvenes promesas saltó al verde del Estadio de Niedermatten con la ilusión de hacer algo grande.

Así lo querían también la sevillista Olga Carmona y la bética Rosa Márquez. Ambas partieron de inicio en la alineación de Vilda y disputaron los 90 minutos, mostrándose muy activas durante todo el choque.

Olga se colocó en el flanco izquierdo y dispuso de varias ocasiones para inaugurar el marcador de España. De hecho, suya fue la primera ocasión del combinado nacional, apenas unos minutos después de que comenzase el choque.

Pero en el minuto 30 todo empezó a complicarse. Andrea Norheim adelantó a Noruega con un certero disparo ante el que nada pudo hacer la guardameta Echezarreta Fernández. Sin apenas tiempo para rehacerse, Norheim marcó el segundo desde el punto de penalti. Un jarro de agua fría para España, a la que la desventaja se le hizo demasiado grande.

El guión se mantuvo tras el paso por vestuarios. Olga volvió a poner en aprietos a la meta noruega Nilsen, en esta ocasión con un chut colocado desde la frontal buscando la escuadra. Pero unos centímetros de más impidieron que se colara en la portería escandinava.

Entre tanto, Rosa buscaba adentrarse en la defensa noruega desde el flanco derecho. Pero sus rivales, bien colocadas atrás, evitaron una y otra vez las acometidas de las pupilas de Vilda.

El vaivén de disparos de las españolas cayó en saco roto. El empeño por recortar distancias nunca cesó, pero el esfuerzo resultó inútil.

Así las cosas, la jugadora sevillista y su ahora compañera bética deberán esperar para cantar victoria con la selección. Será el próximo sábado, cuando España dispondrá de una nueva oportunidad de victoria para intentar reconducir su rumbo y poder defender con éxito el entorchado continental que conquistó el año pasado.

Eso sí, no será una misión sencilla, pues se verá las caras con la anfitriona, que sí arañó un punto en su debut al empatar contra Francia (2-2).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios